new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Domingo por la norche Mensajes > Domingo por la norche
Domingo por la norche
Title
   Medida de Fe - Devocional de Líderes de Distrito, Sub-Distrito y de Células    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Romanos 12:3
Date
   2016-05-22



Pasaje

[Romanos 12:3]
"Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno."



[Introducción]

Demos todo el agradecimiento y la gloria a Dios Padre quien nos ha bendecido para realizar este Servicio Devocional de Líderes de Distrito, Sub-Distrito y de Células.

Doy las gracias a ustedes devotos que se han preparado para este servicio con todo su corazón y toda su mente.

Amados devotos y otros miembros,

Hay muchas organizaciones en la iglesia, pero la organización más básica es el grupo celular.

Cada uno de las células tiene que permanecer firme para que toda la iglesia pueda permanecer firme.

Por esta razón el deber de ustedes devotos en la actualidad es muy importante.

Un líder de célula es la cabeza de cada familia espiritual.

Así como la cabeza de la familia tienen que proveer para toda la familia, un líder de célula tiene que cuidar con delicadez a cada uno de los miembros de la célula, desde los niños más pequeños hasta los ancianos, hablando tanto espiritualmente como humanamente.

De hecho, ustedes devotos están haciendo grandes sacrificios mientras trabajan en el reino de Dios.

Ustedes no están recibiendo salario como los pastores o los Levitas, y están haciendo uso de su propio tiempo y dinero para visitar a los miembros y predicar el evangelio.

De acuerdo al grado de su esfuerzo en el cuidado las almas, ¿qué clase de bendiciones quisiera Dios darles?

Por sobre todo, Él desea darles la bendición de incrementar su fe, lo cual implica, que su alma sea prosperada.

Si su alma prospera, la gloria celestial, es decir la Nueva Jerusalén y todas las bendiciones terrenales les seguirán.

Es por eso que les he estado mostrando con claridad el camino por medio de muchos sermones para que su alma sea prosperada.

Además, me he esforzado para que el poder y la gracia para recorrer el camino puedan venir sobre ustedes.

Les he mostrado la evidencia con la cual pueden creer manifestando el inmenso poder de Dios. Les he enseñado el camino para santificarse.

Con todo lo que poseía, les he llevado el amor del Padre y del Señor y les he dado la fortaleza para que lleguen al espíritu y al espíritu perfecto.
Pero lo que realmente importa son sus obras.

Sin importar cuántas obras de Dios ustedes vean y escuchen, y cuánto conocimiento de la verdad tengan, esto en sí mismo solamente puede darles fe como conocimiento.

Su alma prosperará y ustedes podrán aferrarse al reino celestial con violencia cuando se apropien de la palabra de Dios y cambien su corazón a espíritu.

El problema es con aquellos de ustedes que creen conocer la verdad y que son fieles, pero aún no pueden revisarse a sí mismos apropiadamente, y solamente continúan haciendo lo mismo que han estado haciendo.

Erróneamente creen que están haciendo bien las cosas, o piensan que algún día llegarán al espíritu si simplemente continúan haciendo lo que han estado haciendo. De esta forma, no pueden enfocarse realmente en la circuncisión de su corazón.

Sin embargo finalmente, Dios empezó a mostrarnos la medida de fe para que pudiéramos distinguirlos.

El pasaje de este día en Romanos 12:3 dice, "Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno"

La fe es invisible, es algo espiritual, pero Dios puede medirla como a Él le plazca, y puede incluso mostrarlo en figuras numéricas.

La Medida de Fe es la expresión del amor de Dios quien desea que ustedes se dirijan por el camino al cielo con un gozo mayor.

En su viaje hacia la Nueva Jerusalén, pueden examinarse a ustedes mismos para ver si lo están haciendo bien o no, y para ver qué pueden hacer mejor, o cuánto han avanzado y cuánto más les falta.

En este mensaje, vamos a indagar en tres aspectos lo referente a las cosas que constituyen la medida de fe. Ustedes tienen que examinarse como líderes de célula, de sub-distrito y distrito.

Yo espero que se tomen un momento para examinarse una vez más por medio de este mensaje.



[Mensaje Principal]

Amados devotos y otros miembros,

Para que su medida de fe incremente, en primer lugar, deben revisar cuán profundo es su corazón.

La profundidad del corazón aquí hace referencia a cuánto amor espiritual, virtud, y amabilidad han alcanzado.

¿Cómo pueden revisar esta profundidad?

Tienen que examinarse confrontándose con los niveles de bondad que ya conocen.

El primer nivel es ser paciente y no corresponder con maldad cuando otros actúan con maldad.

Ustedes tienen resentimiento e incomodidad, pero los reprimen.

En el mundo, podrán decir que esta clase de personas son buenas, pero a la vista de Dios no lo son.

La verdadera bondad no se trata de reprimir los malos sentimientos sino más bien, en primer lugar ustedes no deben tener malos sentimientos. Este es el segundo nivel de bondad.

El tercer nivel de bondad es ser capaz de conmover a otros pagando la maldad con bondad.

Cuando Saúl trató de matar a David, David permitió que Saúl viviera y se dirigió a él con palabras muy humildes.

Por consiguiente, aún la maldad de Saúl fue conmovida e incluso derramó lágrimas.

El cuarto nivel de bondad es ser capaz de dar la vida incluso por aquellos que están actuando con maldad en contra de ustedes.

Este era el corazón Jesús. Él fue crucificado sin tener pecado, y sin embargo intercedió por los pecadores que lo estaban crucificando.

Además, este fue el corazón de Moisés y del apóstol Pablo quienes estuvieron dispuestos a entregar sus vidas intercediendo por sus hermanos.

Esta clase de corazón es también algo que ustedes necesitan cultivar.

Mientras que la profundidad de ese corazón incrementa, ustedes podrán sentir y reconocer el amor de Dios con mayor intensidad.

Comprenderán desde lo profundo de su corazón por qué Dios está cultivando a los seres humanos, cuánto Él nos ama, y el propósito de nuestras vidas.

¿Qué clase de nivel de bondad tienen ustedes?

¿No se quejan inmediatamente ni tratan de razonar cuando hay cosas que no están de acuerdo con ustedes? ¿No se impacientan y tratan de arreglar las cosas si algo representa una pérdida para ustedes?

Si se esfuerzan pero no son reconocidos, y si sienten que se están quedando atrás, ¿no se desaniman y abandonan su lugar?

Si estas cosas son verdaderas en ustedes, ¡no están siquiera en el primer nivel de bondad! No pueden ser considerados realmente como poseedores de fe.

Si son líderes por lo menos de grupos de células, entonces deberían tener al menos el 2do nivel de bondad.

De esta forma podrán proteger del enemigo el diablo y Satanás las almas que les han sido confiadas, e incrementar también su fe.

Amados devotos y otros hermanos,

Para que su medida de fe incremente, en segundo lugar, deben revisar cuán amplio es su corazón, es decir, cuántas almas pueden aceptar, abrazar y servir.

Aún cuando este sea profundo, si una vasija es demasiado estrecha, no puede contener mucho.

Algunas personas aman a Dios y anhelan la santidad, pero su corazón es tan estrecho que su fe no puede crecer.

Por ejemplo, ellos son fieles en los servicios de adoración, en la oración y otras tareas personales en la iglesia, pero no están interesados en cuidar de las almas ni en lo que no sea pertinente a ellos directamente.

En tales casos, aún cuando ellos hayan sido creyentes por mucho tiempo, les es difícil darse cuenta o cambiar.

Hay otros que sirven a otras almas incluso en formas conmovedoras cuando están tratando con personas que son compatibles con ellos mismos.

Pero si piensan que alguien no es realmente compatible, se vuelven indiferentes.

Si tienen un corazón amplio aceptarán no solamente a los que son compatibles con ellos, sino también podrán aceptar a cualquier clase de persona.

Supongan que hay un distrito, y la mayoría de los líderes de sub-distrito son obedientes y compatibles con la líder del distrito, mientras que una entre ellos es negativa en todo.

Ella no quiere realizar ninguna clase de trabajo pesado, y solamente desea hacer cosas que puedan atraer la atención hacia ella.

Incluso llega a propagar rumores sobre la líder de distrito diciendo que otros líderes de distrito sirven muy bien a los miembros y dan buen consejo espiritual, pero su líder de distrito carece de servicio y su consejo no es confiable.

En este caso, si el líder de distrito no tiene un corazón amplio, sufrirá con sólo pensar en este líder de sub-distrito.

Ella deseará implícitamente que esta líder de sub-distrito no aparezca en las reuniones.

Incluso llegará a pensar, 'para que todo el distrito esté unido y feliz, esta líder de sub-distrito debería ser reemplazada el próximo año'.

Por el contrario, si esta líder de distrito tiene un corazón amplio, solamente amará a cualquier clase de obrero.

Aun cuando ellos no sean obedientes, solamente recordará sus puntos buenos y tratará de integrarlos a todos.

Aún cuando escuche rumores sobre ella misma, solamente tratará de encontrar una forma de volverse más compatible y servir a los que murmuran de ella.

Si un líder de distrito tiene esta clase de corazón amplio, Dios con certeza le dará avivamiento en ese distrito.

Dios no sufre ninguna pérdida.

Si ustedes pueden aceptar 100 almas, Dios los hará líderes de 100. Si pueden aceptar 1,000, Él les permitirá tener 1,000 almas.

Desde la apertura de la iglesia, yo nunca he estado en malos términos ni he tenido ninguna molestia con nadie.

Aún cuando hubieron obreros desobedientes o aquellos que se quejaban, mis sentimientos nunca fueron lastimados a causa de ellos. Nunca pensé que el ministerio fuera difícil por esa clase de personas.

Sino más bien, ellos solamente parecían adorables a mis ojos, como si fueran niñitos haciendo pucheros.

Nunca dije "no puedo hacerlo", incluso con las personas que son como la caña cascada o el pábilo que humea. Solamente pensé en ellos con paciencia y los guié con amor hacia la Nueva Jerusalén.

Y ustedes son testigos del hecho que las almas cambiaron y que la iglesia ha estado creciendo día a día.

La razón por la cual estoy haciendo mención de esto no es para hacerles saber que hice esas cosas, sino para decirles que ustedes deben ampliar su corazón.

Entonces podrán ser capaces de aceptar más almas y su medida de fe también crecerá extraordinariamente.

Amados devotos y otros miembros,

Para que su medida de fe incremente, en tercer lugar, tiene que haber un recipiente que pueda contener la medida.

El recipiente hace referencia a sus acciones.

Se refiere a que, después que han cultivado un corazón profundo y amplio, cuánto de esto pueden mostrar en acción.

Dependiendo de qué clase de deberes ustedes cumplan y cuánto ponen de la verdad en acción, el valor de su fe será diferente.

Supongan que dos personas tienen mil dólares cada una. Una de ellas lo esconde en su caja fuerte y el otro saca ganancia de este y también ayuda a otros.

Entonces, el valor de estos 1,000 dólares es bastante diferente. Lo mismo sucede con la fe.

Juan 15:2 dice" Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto".

Además Juan 13:32 dice, "Si Dios es glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo, y en seguida le glorificará".

Ya sea el fruto de santidad o de fidelidad, entre más diligentemente ustedes trabajen y produzcan fruto y entre más glorifiquen a Dios, mayor será la gracia que el Padre podrá darles.

Supongan que hay dos líderes de células.

Una de ellas pensó, "Yo aún no he llegado al espíritu, pero deseo convertirme en fortaleza para el reino de Dios lo mejor que pueda", y realmente cumplió con su deber lo mejor que pudo.

Como resultado de diligentemente hacer visitas y evangelismo, hubo avivamiento y ella se convirtió en líder de sub-distrito.

La otra, por el contrario, pensó, "yo carezco de capacidades, por lo tanto tomaré esta tarea nuevamente cuando llegue al espíritu".

Entonces, aún cuando la profundidad y amplitud de sus corazones es igual ahora, la medida de su fe será diferente más adelante.

La gloria que Dios recibió por medio de sus fidelidades es diferente, y a ese mismo grado, la gracia y la fortaleza que provienen de lo alto serán diferentes.

Ustedes devotos probablemente anhelarán una fe mayor mientras continúan cumpliendo con sus deberes.

Tendrán una mayor fe pensando, "Yo deseo ayudar a los miembros para que reciban respuestas y bendiciones, y para hacerlo necesito tener más poder".

Felipe y Esteban eran simplemente diáconos, pero su poder era casi tan grande como el del apóstol Pablo.

Cuando ustedes oran con los pañuelos, si sus miembros son sanados y el poder de las tinieblas se va, ¡con cuánto gozo estarían realizando sus deberes!

Mientras los aconsejan de acuerdo a la voz del Espíritu Santo, los problemas son resueltos y las almas son cambiadas.

Algunos de ustedes están ya haciendo estas cosas, pero con seguridad, más líderes de célula, de sub-distrito y de distrito tienen que convertirse en recipientes apropiados para albergar esa medida de fe y poder mostrar autoridad y poder.

Amados hermanos y hermanas,

Al escuchar este mensaje, ¿hay alguno entre ustedes que se sientas decepcionado pensando, "yo ni siquiera soy un líder de célula, ni otra cosa que tenga que ver con eso, así que, tengo pocas posibilidades de incrementar mi fe?"

Ustedes simplemente tienen que ver a su alrededor un poco más y esforzarse para convertirse en fortaleza para el reino de Dios.

Como miembro de una célula o de un grupo pequeño, pueden conservar su posición y tratar de reunirse, y pueden dar testimonios, hacer visitas y predicar el evangelio, o realizar otros servicios voluntarios. O, así como Ana, pueden orar y ayunar por el reino de Dios con todo su corazón.

Si ustedes se convierten en la luz y sal para las personas a su alrededor, y hacen que sus vasijas se vuelvan más profundas y amplias, Dios les dará fe de acuerdo a la vasija que haya sido preparada.



[Conclusión]

Amados devotos y otros miembros,

Efesios 3:18-19 dice, "seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios".

La razón por la cual ustedes fueron creados en esta tierra no es solamente para ser salvos e ir al Cielo.

Dios los creó para obtener verdaderos hijos que comprendieran Su corazón.

Yo les insto a que alcancen la plenitud de Cristo ampliando y profundizando su corazón y cumpliendo con sus deberes para producir frutos.

Al hacerlo, oro en el nombre del Señor para que ustedes alcancen finalmente la fe perfecta de modo que sus vidas sean llenadas con toda la plenitud de Dios.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch