new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Domingo por la norche Mensajes > Domingo por la norche
Domingo por la norche
Title
   Resurrección    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Juan 6:53-55
Date
   2016-03-27



Pasaje

Juan 6:53-55
"Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida."




[Introducción]

Amados hermanos y hermanas,

Hace 2,000 años, había una mujer que se dirigía hacia una tumba en el amanecer.

En la tumba yacía la persona más amada de esa mujer.

Ella ya no tenía ninguna esperanza porque esa persona que era la más preciada para ella, quien era todo su mundo y su esperanza de vida, ya no estaba en este mundo.

Ella ya no tenía una razón para vivir y lo único que podía hacer era ir a su tumba.

Pero justo en ese momento, cuandollegó a la tumba con su corazón quebrantado, presenció algo inimaginable.

La persona que estaba muerto había vuelto a la vida y apareció delante de sus ojos.

Tal como ustedes habrán imaginado, esta mujer es María Magdalena.

El gozo de María, quien se encontró con el Señor resucitado, no era solamente por haberse encontrado con Él.

Ella no solamente recibió al Señor de regreso, sino también obtuvo la esperanza por el cielo y la esperanza que ella también podría resucitar en el futuro y estar con Él para siempre.

Y este gozo de la resurrección, como escucharon en el servicio de la mañana, también nos ha sido dado a nosotros para que lo disfrutemos este día.

Ahora, permítanme hablarles sobre el significado de la resurrección en tres aspectos.

Oro en el nombre del Señor para que ustedes disfruten el gozo de la resurrección con mayor abundancia por medio de este mensaje.



[Mensaje Principal]

Amados hermanos y hermanas,

En primer lugar, en cuanto a nosotros, la resurrección es el amor del Padre.

Desde el inicio de la cultivación de la humanidad, Dios Padre ha estado sufriendo diversidad de dolores.

La razón por la cual Él está llevando a cabo esta cultivación es para obtener verdaderos hijos y compartir Su amor con ellos por la eternidad.

Pero las personas no comprenden este amor del Padre. Por el contrario, se descarrían. Se dirigen por el camino de las tinieblas y delpecado, el cual es camino de muerte.

Dios se lamenta en Malaquías 1:2 en donde leemos, "Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová. Y amé a Jacob".
Para esa clase de personas, Dios planificó algo extraordinario para mostrarles Su amor justo frente a sus ojos.

Esto fue la crucifixión de Jesús.

Romanos 5:8 dice, "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros".

¿Qué podrá sentir un padre si tiene que ver a su hijo morir?

El Padre tuvo que soportar el momento cuando Su Hijo unigénito estaba cubierto de sangre y muriendo en la cruz.

Sin embargo, al final de ese dolor vino la resurrección de Jesús.

Hermanos y hermanas, el hecho de que Jesús resucitara comprueba que Jesús realmente no tenía pecado.

El enemigo el diablo y Satanás mató a Jesús valiéndose de las manos de personas injustas.

Ellos habían tratado de confinar a Jesús bajo la autoridad de la muerte.

Pero de acuerdo a las reglas del reino espiritual, la muerte solamente recae sobre los pecadores.

Pero debido a que Jesús no tenía pecado, la muerte no pudo ejercer su poder sobre Él.

Por consiguiente, Jesús venció a la muerte y resucitó.

De esta forma, la resurrección del Señor claramente comprueba quemurió a causa de nuestros pecados mientras que Él era completamente libre de pecado.

Él murió para perdonarlos a ustedes y a mí que éramos pecadores y para redimirnos del castigo de la muerte.

Yo les insto a que recuerden con mayor intensidad el amor del Señor quien murió por nosotros y el amor del Padre quien entregó a Su Hijo unigénito a favor nuestro.

Amados hermanos y hermanas,

En segundo lugar, el significado de la resurrección es la esperanza que nos ha sido dada.

Cuando María se encontró con el Señor resucitado, Él parecía muy diferente a cuando vivía en esta tierra.

Estaba cubierto con el destello de la gloria, y al principio ella no pudo siquiera reconocerlo.

Y nosotros también cambiaremos de esa forma en la resurrección.

Tendremos el cuerpo espiritual resucitado y vestiremos de lino resplandeciente.

Iremos al mejor lugar de morada que el Señor ha preparado para nosotros, y disfrutaremos del gozo eterno en el Cielo donde no hay dolor ni tristeza.

Esta es la promesa que el Padre nos ha dado a todos nosotros que creemos en la resurrección del Señor.

En esta tierra, tenemos que renunciar a ciertas cosas que con anhelo deseamos o tenemos que sacrificarnos por nuestra familia o por diversas circunstancias.
En ocasiones, no somos aún capaces de tener un sueño debido a la pobreza, a la falta de educación, o de nuestro cuerpo débil.

Pero para los que viven por el Señor en esta tierra anhelando el día de la resurrección, el Señor cumplirá sus sueños.

Como se los he presentado en la serie de sermones sobre el Cielo, cuando una persona que le agrada hacer ejercicios ha dejado de hacerlos para trabajar para el Señor, o cuando ha ofrendado todo su tiempo para el Señor, tiempo que pudo haber usado para compartir con sus seres amados, Dios recuerda cada uno de sus actos y le recompensa en Cielo.

¿Qué clase de casa desean ustedes? ¿Qué clase de vida desearían tener en el Cielo?

En Cielo, ustedes pueden tener y disfrutar lo mejor de lo mejor que puedan imaginar, y pueden tener tanto como deseen.

1 Juan 3:2-3 dice, "Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro".

Al grado en que nosotros nos purifiquemos, podremos disfrutar en el Cielo la clase de felicidad que anhelamos, y disfrutar tanto como queramos.

Amados hermanos y hermanas,

El significado de la resurrección, en tercer lugar, es el poder de llevar una vida gozosa en la fe.

Los hijos de Dios pueden estar sanos y ser prosperados en todas las cosas así como prospera su alma.

Además, si nosotros vivimos en la verdad, seremos bendecidos en nuestro entrar y en nuestro salir. No seremos cola sino cabeza. Esta es la promesa de Dios.

Sin embargo, hasta que lleguemos a la perfección, podremos atravesar diversas pruebas para que podamos cambiar. En ocasiones, quizá tendremos que afrontar sufrimientos irrazonables en el nombre del Señor.

Así como Dios le dijo a Adán que él comería solamente por medio de su esfuerzo y con el sudor de su frente, que enfrentaría dificultades y sufrimientos en esta vida durante la cultivación de la humanidad.

Además, desde el punto de vista de la gente carnal, nosotros parecemos vivir una vida difícil.

Mientras otros descansan e invierten su tiempo libre en su superación personal, ustedes vienen a la iglesia y realizan servicios voluntarios.

Ustedes oran con todo sus fuerzas por una par de horas cada día.

Llevan una vida difícil, y en lugar de gastar su dinero en ustedes mismos, disfrutan entregándoselo a Dios.

Podrán incluso pasar una dificultad porque no se comprometen con el mundo sino que solamente se aferran a la verdad.

1 Corintios 15:19dice, "Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres".

Pero aquellos que tienen la esperanza de la resurrección no dicen que la vida en esta tierra es dura o difícil.

Como en Romanos 8:18, ellos saben que "las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse".

Yo espero con ansias esa gloria en cada momento del día.

Espero por el día que el Señor vuelva para llevarnos con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios.

Entonces, todos los esfuerzos y sacrificios que nosotros hicimos por el Señor en esta tierra serán remunerados como consuelo y recompensa, y nosotros viviremos con el Señor por siempre en la gloria que resplandece como el sol.

Esta esperanza está bien expresada en la letra de la alabanza 'Esperando'.

Mi corazón tiene esperanza,
es de ver otra vez al Señor.
Yo grabo el día en mi corazón,
viviendo así diariamente.

Mi corazón está esperando,
cuando el Señor vendrá a llevarme
en mi corazón veo el día
viviendo hoy y mañana.

Nadie podrá quitarme el gozo,
de esperar el verdadero amor
pienso en el Señor dentro de mí
viviendo hoy día también.

Esperaré no por mucho tiempo más
mi esperanza nunca jamás cambiará
el anhelo del Señor que me dio,
es la razón de mi vivir.

Esta es la confesión de ustedes y la mía.

Y, debido a que nuestro Señor resucitó, nosotros podemos llevar una vida cristiana gozosa mientras esperamos.




[Conclusión]

Amados hermanos y hermanas,

La resurrección para nosotros en primer lugar es, el amor del Padre, en segundo lugar, la esperanza que nos ha sido dado, y en tercer lugar, la fortaleza para llevar una vida gozosa en la fe.

Ya que tenemos esta esperanza de resurrección, nosotros tenemos algo que hacer.

Y esto es comer la carne y beber la sangre del Hijo del Hombre.

La lectura bíblica de este día en Juan 6:53 dice, "Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros".

El versículo 54 dice, "El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero".

Comer la carne del Hijo del Hombre significa hacer el pan espiritual de los 66 libros de la Biblia.

Beber Su sangre significa practicar las palabras y hacerlas propias.

Cuando ingerimos comida sólida, tenemos que consumir líquidos a la vez para que los nutrientes sean absorbidos y los desechos del cuerpo puedan salir.

De la misma forma, cuando aprendemos la Palabra de Dios y practicamos lo aprendido, la falsedad saldrá y la verdad nos llenará.

El mal temperamento saldrá y será reemplazado por la amabilidad. El odio saldrá y será reemplazado por el amor.

La arrogancia saldrá y será reemplazada por la humildad y el servicio.

Solamente cuando aprendemos la Palabra y la practicamos, podemos decir que hemos nacido del Espíritu Santo y que tenemos vida en nosotros.

Además, solamente esa clase de personas pueden participar en la resurrección al final de los tiempos.

Y para que recordemos este hecho, fue establecida la Santa Cena por el Señor.

Mientras ustedes comen el pan y beben el vino este día, yo espero que recuerden el mensaje que escucharon en la vigilia del viernes a cerca de los sufrimientos del Señor.

Les insto a que cambien su pensamiento una vez más desde lo más profundo de su corazón, para que retribuyan la gracia del Señor recuperando la imagen de verdaderos hijos de Dios.

Al hacerlo, puedan todos ustedes participar en la resurrección, teniendo la gloriaresplandeciente como ladel sol, oro en el nombre del Señor.

[Amén]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch