new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Domingo por la norche Mensajes > Domingo por la norche
Domingo por la norche
Title
   Aquellos Que Me Aman - Servicio de Consagración    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Proverbios 8:17
Date
   2015-10-04



[Pasaje]

[Proverbios 8:17]
"Amo a los que me aman, y los que me buscan con diligencia me hallarán" (LBLA)



Amados hermanos y hermanas,

Demos todo el agradecimiento y la gloria a Dios Padre quien nos ha bendecido para realizar este servicio de consagración del 2015.

Este año, tenemos un total de 55 personas siendo consagradas incluyendo 1 pastor asistente, 5 ancianos, 41 diaconisas mayores, 7 diaconisas mayores honorarias, y 1 diaconisa mayor asociada.

Felicito a todos aquellos que están siendo consagrados como valiosos obreros del reino de Dios.

También les agradezco a las familias, parientes y otros invitados que han venido para felicitarlos.

Amados consagrados y otros miembros, el título del mensaje de este día es 'Aquellos Que Me Aman'.

¿Han amado a alguien con toda su vida?

O ¿han recibido el amor que alguien les ha dado con toda su vida?

¿Podemos encontrar en este mundo esa clase de amor sacrificial que puede incluso sacrificar su propia vida; la clase de amor que soporta, cree y sufre todas las cosas y que no cambia nunca?

Dios Padre y el Señor nos han dado esa clase de amor.

Y aquellos que están siendo consagrados este día han experimentado esa clase de amor.

Ustedes son los que son en la actualidad porque también han amado al Señor y se han esforzado.

Pero este día, por medio de este mensaje, yo espero que traten de reafirmar su amor.

Todos los patriarcas en la Biblia amaron a Dios con mucha pasión.

Abraham, Moisés, David, Pablo, Pedro, Juan y muchas otras personas entregaron sus vidas por el Señor con su amor vehemente por Él.

Es más, el reino de Dios ha sido alcanzado hasta este día por medio de esas personas.

Lo que Dios Padre desea de ustedes es esta clase de perfecto amor.

Como dice el pasaje bíblico de este día en Proverbio 8:17, "Amo a los que me aman, y los que me buscan con diligencia me hallarán" (LBLA), Dios desea que ustedes le amen y le busquen diligentemente, y que cumplan con el deber de un mayordomo a cargo de Su casa.

Este es el Dios que desea que ustedes sean amados por Él al más alto grado y que lleguen a lugares gloriosos así como los patriarcas.

Cuando en breve se encuentren con el Señor, ¿Qué clase de palabras le quisieran expresar?

Oro en el nombre del Señor para que con firmeza puedan decir, "Señor, te he amado genuinamente y he cumplido muy bien el deber de un pastor, anciano o diaconisa mayor.



[Mensaje Principal]

Amados consagrados y otros miembros, en este mensaje deseo indagar en las actitudes de los obreros que aman a Dios, señalando tres diferentes aspectos.

En primer lugar, aquellos que aman a Dios son fieles.

1 Corintios 4:2 dice, "Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel".

Para alcanzar el reino de Dios, tiene que haber dedicación por parte de los obreros.

Por esta razón, Dios Padre está buscando en todo el mundo para encontrar a los que cumplirán sus deberes comprendiendo Su corazón.

Además, si cualquier obrero cumple los deseos del Padre por medio de su trabajo fiel, Él le recompensará con gloria y bendiciones.

Aquellos de ustedes que están siendo consagrados este día han sido ya reconocidos por su fidelidad en sus respectivas áreas.

Tienen que estar asistiendo a este servicio con la determinación que ustedes serán aún más fieles.

Pero Juan 6:63 en la primera parte dice, "El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha".

Así que, nuestra fidelidad no tiene que ser una fidelidad carnal sino una fidelidad espiritual.

A fin de tener fidelidad espiritual tenemos que circuncidar primero nuestro corazón luchando contra el pecado al grado de derramar sangre.

Si ustedes son líderes de la iglesia y continúan deshonrando a Dios o haciendo que otros tropiecen por causa de su temperamento, malos sentimientos, arrogancia y codicia, entonces ¿cómo pueden ser reconocidos por ser verdaderamente fieles?

Además, aquellos que son espiritualmente fieles cumplen con sus deberes para el Señor y por las almas, y no para su propia gloria o beneficio.

Aquellos que son fieles en formas carnales están pendientes de los ojos de los demás más que de los ojos del Señor.

Ellos buscan su propio honor y beneficio en lugar de aquel por la iglesia y las almas.

Estas personas podrán parecer que son muy fieles en algún momento, pero generalmente cambian de pensamiento con el paso del tiempo.

Para los que aman a Dios, aún cuando su trabajo no es reconocido, están satisfechos si es solamente el Señor quien los reconoce.

Ellos están felices si pueden simplemente retribuir la gracia del Señor aunque sea un poco.

Esto es ser fiel espiritualmente.

Cuando Dios busque por toda la tierra para encontrar Sus obreros, yo espero que Él esté feliz de verlos a ustedes.

Espero que Él este feliz diciendo, "¡Ese pastor, ese anciano, esa diaconisa mayor cumplirá su deber con Mi corazón!".

Amados consagrados y otros miembros,

En segundo lugar, aquellos que aman a Dios tratan de santificarse.

Si ustedes aman a alguien, están muy interesados en esa persona.

Desean saber qué clase de comida le gusta, qué color le gusta, qué clase de regalos le harán feliz, y procuran realmente hacerle feliz.

Esto es igual con aquellos que aman a Dios.

Ellos siempre tratan de comprender el corazón de Dios y siempre pensarán, "¿Cómo puedo agradar a Dios?" "¿Qué es lo que el Padre desea que yo haga ahora?".

¿Qué es lo que Dios desea más de nosotrosy lo que le hace más feliz? Es nuestra santidad.

La primera parte de 1 Tesalonicenses 4:3 dice, "pues la voluntad de Dios es vuestra santificación".

3 Juan 1:4 dice, "No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad".

Además de estos versículos hay muchas otras partes de la Biblia que nos llaman a ser santos y a santificarnos.

Y ustedes son obreros de la iglesia que son como pilares.

Tienen los títulos por los cuales deben establecer ejemplos.

Por lo tanto tienen que alcanzar la santidad con mayor rapidez que los demás y tiene que enseñar a los miembros a ser santos.

Cuando yo leía la Biblia siendo un recién convertido, escribía todos los mandatos que nos dicen hacer, no hacer, guardar o desechar ciertas cosas.

Oraba por esas cosas y tachaba los puntos que lograba alcanzar.

Vivía entre oraciones y ayunos para desarraigar la naturaleza pecaminosa de mi corazón.

Justo entonces recibí el llamado para convertirme en pastor y Dios me ha permitido llegar a mostrar muchas obras de Su poder y establecer una mega iglesia con 10,000 iglesias filiales, pero nunca he dejado de pensar que aún no es suficiente.

Miraba hacia atrás constantemente revisándome a mí mismo y trataba de alcanzar la perfección pensando, "¿Es esto perfecto a la vista de Dios? ¿Qué haría el Señor en esta situación?"

Y aquellos de ustedes que están siendo investidos este día han tratado de alcanzar la santidad con su amor por Dios.

Pero yo les pregunto una vez más.

Su fervor por la santidad no tiene que enfriarse hasta que el Señor vuelva.

Ustedes no deben confiarse pensando, "Yo he desechado la maldad a un grado considerable. Soy reconocido por mi trabajo. Estoy trabajando más arduamente y más horas que antes".

Aún cuando estén en la roca o en el espíritu, e incluso en el espíritu completo, tienen que tratar de guardarse sin mancha.

Espero que constantemente se auto examinen para asegurarse que realmente han desechado todas las formas de maldad; para ver si consideran aún a los más pequeños como superiores a ustedes mismos; si realmente buscan el beneficio de los demás; si sus palabras y acciones le dan la gloria a Dios y edifican a otras almas, ya sea que coman o beban o cualquier otra cosa que hagan.

Amados que están siendo consagrados y otros miembros,

En tercer lugar, aquellos que aman a Dios aman las almas.

Lo que más le importa a Dios durante el proceso de cultivación de la humanidad son las almas mismas.

En la iglesia, hay algunas almas que han aceptado al Señor en buena fe y se esfuerzan, mientras que otras almas no tienen la fortaleza para orar ni para practicar la Palabra.

Algunas están sufriendo en medio de pruebas y dificultades.

Además, en el mundo, hay muchas almas que están caminando hacia el infierno.

Aquellos que comprenden el corazón de Dios Padre no pueden simplemente apartar sus rostros de ellos.

Ellos predicarán diligentemente el evangelio, aconsejarán las almas, y ayudarán a los que están en necesidad.

Darán fortaleza y consuelo al débil y lo cuidarán para que pueda vivir por la Palabra de Dios.

Cuando ven a las almas que cometen pecados, rinden su corazón en intercesión.

Cuando ustedes hagan eso, algunas de estas almas aceptarán su amor, más sin embargo otras también los rechazarán.

El pueblo de Israel en el tiempo del Éxodo experimentó muchas cosas maravillosas incluyendo las Diez Plagas, pero se quejaban cada vez que enfrentaban una dificultad.

Trataron incluso de apedrear a Moisés.

¿Qué harían ustedes en el lugar de Moisés?

Renunciarían a ellos pensando, "He hecho lo mejor que podía pero ellos no tienen solución. ¡Yo no puedo cambiarlos con mis propias fuerzas!"

Moisés entregó su propia vida por ellos.

Éxodo 32:32 dice, "Pero ahora, si es tu voluntad, perdona su pecado, y si no, bórrame del libro que has escrito". (LBLA)

¿Qué sucedió con el apóstol Pablo?

Él sufrió de dificultades que los hombres no podrían soportar y atravesó muchas situaciones que ponían en riesgo su vida, pero Pablo no se preocupaba por sí mismo.

Simplemente se enfocó en predicar el evangelio del Señor para que al menos un alma fuera salvada.

Su corazón debe de estar lleno con esa clase de amor que estuvo en los patriarcas.

Yo espero que ustedes miren a las mismas almas que el Señor está viendo, y que sus ojos estén llenos con las mismas lágrimas que el Señor derrama por las almas.

Espero que cumplan completamente la bella tarea de vivir por las almas y sacrificarse por ellas con el corazón del Señor.



[Conclusión]

Amados que están siendo consagrados y otros miembros, ustedes tienen un nuevo comienzo este día.

Se han estado esforzando en esta jornada, pero deben consagrarse ustedes mismos aún más y volverse más fieles en sus respectivas áreas.

También deben continuar tratando de alcanzar la medida de fe.

Además, tienen que amparar numerosas almas con el amor que todo lo sufre y todo lo soporta.

Mientras se esfuerzan en cumplir con sus deberes con dedicación, por favor recuerden cuánto Dios Padre y el Señor los han amados a ustedes.

Además, espero que recuerden su determinación y confesión de amor que están ofreciendo este día para que sean más que conquistadores.

Al final de este camino, estarán al lado del Señor nuestro novio y con el Padre.

En ese momento, oro en el nombre del Señor para que sean elogiados por el Padre quien dirá, "Ustedes han cumplido Mis deseos. Ustedes son Mis amados hijos e hijas".

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch