new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
 
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Lecture Messages Mensajes > Lecture Messages
Lecture Messages
Title
   Estudio basado en Génesis(111) - Estudio basado en Génesis (111)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 7:11-12
Date
   2014-06-13



Génesis 7:11-12
[11] "El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas,
[12] y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches".


Amados hermanos y hermanas,

Este es el 111º. estudio de Génesis.

En el último estudio explique la primera parte de Génesis 7:11.

El juicio del diluvio en los días de Noé se puede considerar como un antitipo del Juicio del Trono Blanco.

El agua había sido utilizada para juzgar al mundo para el juicio del diluvio, y el fuego para otro juicio.

Con respecto a esto 2 Pedro 3:6-7 dice: "(...el agua) por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua; pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos".

Todas las personas, excepto Noé el justo y su familia, fueron destruidos por el agua mediante el juicio del diluvio.

En el Gran Juicio del Trono Blanco, aquellos que no son reconocidos como justos por no creer en el Señor, caerán al lago de fuego y azufre.

Por consiguiente, al escuchar las palabras acerca del juicio del diluvio no deberían hablar de ello como una historia de la antigüedad.

Les insto en el nombre de Señor que puedan encontrar una respuesta a cómo prepararse a sí mismos para el próximo Juicio del Gran Trono Blanco.

Ahora, en Génesis 7:11 continúa diciendo: "...aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas".

El juicio del gran diluvio finalmente había comenzado.

En ese instante, de los ojos de Dios el Padre fueron derramadas lágrimas.

Y estas gotas de lágrima escribieron una palabra en Su vestidura; era la palabra 'Expectativas'.

Contenía el significado que esperaría de nuevo con expectativas, y que Él seguramente lo llevaría a cabo.

Entonces, ¿qué estaba esperando en realidad?

Él estaba esperando ver a hijos verdaderos surgir por medio del cultivo de la humanidad; que tomaría lugar nuevamente comenzando con Noé.

Con sus lágrimas en Su manto, Dios escribió Su fuerte voluntad que seguramente llevaría a cabo.

Las Escrituras explican detalladamente cómo el diluvio sucedió y cómo vino sobre la Tierra.

Dice así: "...todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas".

En la actualidad las personas interpretan este verso como que esto sucedió en la Tierra.

Es decir, las fuentes se abrieron en las profundidades del mar, y una gran cantidad de lluvia cayó desde el cielo.

No obstante, por medio del diluvio, inclusos las montañas más altas fueron cubiertas por las aguas.

¿Era posible que las fuentes del océano hayan sido rotas y que la lluvia cayera de los cielos?

El sentido común quizás les diga: "No, esto no pudo ser posible".

Si el gran diluvio sucedió debido a que las fuentes del océano fueron rotas y que una gran lluvia cayó, ¿a dónde se fue esa gran cantidad de agua después del diluvio?

Las personas no pueden responder con su conocimiento ni sentido común.

Por consiguiente, no deben buscar la respuesta de este mundo carnal.

Deben saber el hecho de que tiene algo que ver en gran medida con el Edén, en el mundo espiritual.

Primero examinemos rápidamente el estudio anterior.

La Tierra donde vivimos pertenece al primer cielo, el Huerto del Edén; al segundo cielo y el Reino de los Cielos al tercer Cielo.

He dicho que el segundo cielo se divide en dos dominios.

Uno es el dominio de la luz el cual es llamado 'Edén', y el otro es el dominio de las tinieblas que es el reino de los espíritus malignos.

El Huerto del Edén, donde primeramente vivieron Adán y Eva, es un área especial que fue creada en el Edén, el dominio de la luz.

A pesar de que se lo llame 'Huerto', no es un jardín pequeño; es demasiado grande como para compararlo con este mundo.

Debido a que el 'Huerto' del Edén es tan grande, ¿cuán grande creen que es toda el área del Edén?

Así como el espacio que pueden ver que es infinito, el Edén en el segundo cielo es un enorme espacio sin límites.

De este inmenso Edén corría un río.

Es por esta razón que Génesis 2:10 dice: "Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos".

El agua de este río en el Edén fue utilizada en el juicio del diluvio de Noé.

Cuando las Escrituras dicen: "aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo", significa que las fuentes en el Edén fueron rotas.

De igual manera: "...y las cataratas de los cielos fueron abiertas", significa que los pasadizos entre el segundo cielo y el tercer cielo fueron abiertos.

Como resultado, las aguas en el Edén del segundo cielo descendieron a la Tierra en el primer cielo por medio de los pasadizos.

Y las Escrituras dicen: "las cataratas".

No es una catarata sino 'cataratas', en la forma plural de la palabra.

En otra versión bíblica dice "las compuertas" en lugar de "las cataratas".

Esto nos dice que no solo una compuerta entre el segundo y primer cielo fue abierta, sino las compuertas en muchas partes de la Tierra fueron todas abiertas.

Por consiguiente, una gran cantidad de agua descendió a la Tierra al mismo momento.

La Biblia registra que las cosas provenientes del segundo cielo descendieron al primer cielo en otras porciones de la misma.

Salmos 78:23-24 dice: "Sin embargo,mandó a las nubes de arriba, y abrió las puertas de los cielos, e hizo llover sobre ellos maná para que comiesen, y les dio trigo de los cielos".

El 'maná' que los israelitas comieron en el desierto después de salir de Egipto, provino también del segundo cielo.

Y el fuego que Elías el profeta hizo que descendiera del cielo para derrotar a 850 profetas de Baal y de Asera también provino del segundo cielo.

Además ustedes han sido testigos de muchos prodigios con sus propios ojos y han confirmado que el segundo cielo existe.

La mayoría de ustedes vieron las nubes arremolinadas y cómo desaparecían.

Es decir, para que las cosas que pertenecen al segundo cielo se presenten en el primer cielo, la puerta del cielo debe estar abierta.

Los Cuatro Seres Vivientes están involucrados en abrir las puertas del cielo.

Cuando algo del segundo cielo desciende al primer cielo, deberá ser trasladado entre los espacios de diferentes dimensiones,

y son los Cuatro Seres Vivientes que poseen la autoridad sobre esta transferencia.

Ustedes no deberían pensar que el primer y segundo cielos son como el piso superior e inferior de un edificio.

Si hacen un hueco entre el piso de arriba con el de abajo, ambos pisos son perforados.

Sin embargo, el segundo cielo y el primer cielo están en dimensiones diferentes.

Y la autoridad para abrir y cerrar las puertas del reino espiritual que se encuentran entre el primer y segundo cielo, pertenece a uno de los Cuatro Seres Vivientes.

Es la criatura con apariencia de águila quien posee la autoridad.

Esta criatura con apariencia de águila tomó el papel principal cuando el agua de las fuentes del abismo en el Edén bajó a la Tierra debido al juicio del diluvio.

Ahora, en Génesis 7:12 dice: "...y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches".

Para que la tierra se pueda cubrir con el agua, Dios envió la lluvia durante cuarenta días y cuarenta noches.

Dios podría haber hecho que la Tierra fuera sumergida bajo el agua en tan solo un día, pero ¿por qué hizo llover durante cuarenta días y cuarenta noches?

Es debido a que el número cuarenta contiene un significado especial.

Antes de que Dios creara la Tierra se produjo una gran revuelta por causa de Lucifer en el reino espiritual.

El arcángel Lucifer, que recibió gran amor de parte de Dios, se reveló en Su contra junto a un tercio de los ángeles.

Con respecto a esto, 2 Pedro 2:4 dice: "Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio".

Y en Judas 1:6 leemos: "Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día".

Tal como pueden ver, la revuelta de Lucifer pronto fue reprimida.

Sin embargo, Dios el Padre tuvo que sufrir en lo profundo de Su corazón debido a esto.

Y sintió una gran sensación de vacío.

En ese momento, el reino espiritual se encontraba en un estado sin forma, incluso por un momento.

Y en Génesis 1:2 esto se describe de la siguiente manera: "Y la tierra estaba desordenada y vacía".

Este momento sin forma en el reino espiritual se expresa en el formato del tiempo del mundo natural como el número '40'.

No obstante, no significa que el reino espiritual estaba sin forma y Dios fue herido en Su corazón exactamente durante cuarenta días después de la rebelión de Lucifer.

Cuando se expresó el número que corresponde al tiempo en el reino espiritual en el número de esta Tierra, fue el número '40'.

De acuerdo con el significado que se encuentra en el número 40, Dios envió la lluvia durante cuarenta días y noches debido al juicio del diluvio.

Por consiguiente, cuando llovió durante cuarenta días y noches durante el juicio del diluvio, se encontraba contenido el mismo dolor del corazón que Dios sufrió en la rebelión de Lucifer.

Él comenzó el cultivo de la humanidad para obtener hijos verdaderos, pero tuvo que juzgar a todas las personas mediante el agua; ¿puede imaginar Su corazón?

Él fue herido y su corazón estaba ardiendo, y se encuentra en el incidente en el que Dios envió la lluvia durante cuarenta días y cuarenta noches.

Nuestro Señor Jesús también comenzó Su ministerio público con cuarenta días de ayuno.

Antes de que Moisés recibiera los Mandamientos, él también ayunó durante cuarenta días.

Yo mismo ayuné durante 40 días durante las vacaciones de invierno en 1981, cuando comenzaba mis primeros años del seminario bíblico.

En aquel entonces, fue el invierno más frío de los últimos 60 años, pero aun así entré a mi cuarto en la hora fijada, y oraba de rodillas.

Dios solía ayudarme cada vez que ayunaba, pero en esa ocasión no me ayudó en absoluto.

Luego, cuando me encontraba en oración, Dios el Padre me habló de la razón por la cual yo debía ayunar por mi cuenta en gran agonía.

Él me dijo: "Durante los cuarenta días de tu ayuno, no me he apartado de ti, sino que te estoy entrenando intencionalmente.

En comparación con el ayuno que yo te ayudé, cuando hayas terminado el ayuno con tu propia fuerza y perseverancia, tu capacidad llegará a ser mayor".

Es decir; mientras terminaba el ayuno con mi propia fuerza y voluntad, mi fuerza de voluntad y resistencia podían ser más fuertes, y podía ser capaz de superar cualquier prueba o proceso de refinamiento.

Durante los últimos cuatro años, tomé un entrenamiento espiritual similar a este.

Fue fácil para mí confiar y depender en Dios y obedecer Su voluntad, y me sentía feliz cuando lo hacía.

A una persona como yo, Dios me dijo que no dependiera en Él, sino que lo hiciera por mi cuenta.

Y entonces, parecía como si Dios me hubiera ignorado por completo; era tan desolador y tan asfixiante.

Ya han trascurrido cuatro años de esta manera.

Durante estos años, he tenido que enfrentar días de mucho sufrimiento.

Pero se convirtieron en justicia, y ustedes han alcanzado un increíble crecimiento espiritual.

Incluso cuando ustedes llenaron solo el 10%, se añadió a esto el 90% de la justicia que yo llené, y muchos de los miembros llegaron a la roca de la fe y a lo espiritual.

Además, Dios puso los cimientos para llevar a cabo la providencia de los tiempos finales para esta iglesia.

Tal como pueden observar, hasta que la providencia de Dios sea alcanzada, el período de tiempo y los números no son en absoluto sin sentido.

Amados hermanos y hermanas:

Hubo otra razón importante por la cual Dios envió lluvia durante cuarenta días y noches.

Fue para preservar el máximo número de rasgos de la Tierra que existieron antes del diluvio.

¿Qué hubiera sucedido si Dios hubiera enviado la tremenda cantidad de agua a la Tierra en un solo día o pocos días?

En Corea, cuando llueve en gran cantidad en el verano, causa muchas pérdidas en diferentes lugares.

Si la lluvia fue mucho más fuerte que esta lluvia de verano, ¿cuántas cosas más habría dañado?

Los restos de las civilizaciones de la Tierra habrían sido completamente destruidas.

Así como el agua va llenando gradualmente un vaso, el agua del diluvio de Noé cubrió gradualmente la superficie de la Tierra durante cuarenta días y cuarenta noches.

Es por ello que los restos de las civilizaciones antes del diluvio pudieron preservarse.

Las pirámides de Egipto es un buen ejemplo de ello.

Además de estas, los restos de la antigua civilización todavía permanecen en muchas partes del mundo.

Por medio de esto, Dios permitió que los descendientes de Noé pudieran descubrir los indicios del Huerto del Edén en el reino espiritual.

Tal como ustedes pueden ver, el diluvio de Noé contiene realmente muchos significados.


[Conclusión]

Amados hermanos y hermanas en Cristo

En este estudio, han aprendido cómo el gran diluvio comenzó a suceder.

El corazón de Dios el Padre estaba tan herido cuando tuvo que ejecutar el juicio del diluvio.

Tal como leemos en Ezequiel 18:23 que dice: "¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos?"

Sin embargo, el pecado y la maldad en los días de Noé llegaron al límite donde no pudo evitar el juicio por las normas de la justicia.

De esta manera, Dios el Padre ejecutó el juicio derramando lágrimas, sin embargo, Él tenía otra nueva expectativa.

Es decir; esperaba obtener 'hijos verdaderos' a través del cultivo de la humanidad que empezaría de nuevo con Noé.

¿Cuánto se puede entender en el corazón de esta larga espera del Padre?

El corazón del Padre que ha esperado 'mil años como un día y un día como mil años', hasta obtener hijos verdaderos que realmente puedan compartir su corazón.

Es mi anhelo que ustedes puedan comprender el corazón de Dios el Padre y rápidamente entrar a lo espiritual y al Espíritu completo.

¡Ruego en el nombre de nuestro Señor que se conviertan en verdaderos hijos de Dios y que puedan agradarlo!

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch