new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Domingo por la norche Mensajes > Domingo por la norche
Domingo por la norche
Title
   Justicia - Servicio de los Devotos de Oración 2014    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Gálatas 6:7
Date
   2014-05-18



[Escritura]

Gálatas 6:7
"No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará".


[Introducción]

Amados hermanos y hermanas,

Demos todo el agradecimiento y la gloria a Dios Padre quien nos ha bendecido para realizar este Servicio Devocional de los Devotos de Oración.

Amados Devotos de Oración,

El Dios de amor siempre desea darnos cosas buenas.

Es más, Él considera a aquellos siervos de Dios que son fieles en el reino de Dios diciendo, "¿Qué te daré a ti?"

Yo creo que aquellos devotos de oración que han estado cumpliendo completamente con su deber entregado por Dios, ya han recibido bendiciones en espíritu y en cuerpo.

Sin embargo aquellos miembros que han estado durante 10 o 20 años, cuando no están de acuerdo con la justicia, no pueden recibir bendiciones de Dios, sin importar cuán ansiosamente Dios desee bendecirlos.

Dios ha estado llevando a cabo todos los procesos de la cultivación humana de acuerdo a la ley de justicia.

Dios nos permite cosechar todo aquello que hemos sembrado; cuando sembramos bondad cosechamos buenos frutos, mientras que cuando sembramos maldad cosechamos malos frutos.

Cuando sembramos moderadamente cosecharemos moderadamente, y cuando sembramos abundantemente también cosecharemos abundantemente.

Cuando sembramos por el Espíritu, podemos cosechar frutos espirituales que permanecen eternamente y cuando sembramos para la carne cosecharemos frutos carnales que perecen.

Por supuesto, no parece que la causa y el resultado puedan ser aparentemente vistos en todos los casos.

Una pieza de ropa está compuesta de innumerables tramas y urdimbresque están entrecruzadas elaboradamente y forman una textura.

Así como estas tramas y urdimbres, un incidente está ligado con complicadas causas y efectos.

La Ley más fundamental de justicia está escrita en la Escritura de este día, la cual se lee, "todo lo que el hombre sembrare, eso también segará".

¿Qué y cómo, entonces, han ustedes sembrado durante todos estos años?

1 Timoteo 4:5 dice, "porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado".

De hecho, ustedes han almacenado multitud de oraciones, de manera que muchos han entrado al espíritu o han llegado cerca del nivel de espíritu.

Sus almas deberían haber prosperado, y correspondientemente deberían haber prosperado en todo y deberían disfrutar de buena salud, y bendiciones, paz y gozo desbordante en su hogar.

Si sembraron semillas completas a la vista de Dios, naturalmente cosecharán frutos completos.

Si sus frutos no son bellos, esto significa que fallaron en sembrar apropiadamente de acuerdo con la justicia.

Por medio de este mensaje, deseo para ustedes, devotos de oración y todos los hermanos y hermanas que se examinen a sí mismos.

Les pido que revisen una vez más qué clase de frutos han producido, qué han alcanzados en sus largos años de fe y qué tan espirituales han sido sus oraciones.

Oro en el nombre del Señor para que sus oraciones y todas sus vidas puedan ser ofrecidas a Dios Padre como aroma dulce.


[Mensaje Principal]

Amados devotos, y todos los hermanos y hermanas en Cristo,

En primer lugar, ¿Con cuánto amor han orado en su vida de oración?

Devotos de oración hace referencia a aquellos que han sido ofrecidos a Dios.

Los animales sacrificados como ofrenda, tenían que ser matados y sacrificados completamente por las personas.

Ustedes como Devotos de Oración también son ofrendas que han sido sacrificadas y ofrecidas al reino de Dios.

No han sido obligados a caminar por este camino.

Ustedes mismos escogieron este camino como devotos de oración llevados por su amor a Dios.

Con el agradecimiento por Dios Padre y la gracia del Señor crucificado, voluntariamente han caminado por este camino con corazones apasionados.

Dios prometió que Él aceptaría este corazón de ustedes y les recompensaría con gran gloria en el Cielo.

Pero había una condición.

Esto es efectivo solamente cuando Dios reconoce que ustedes han vivido una vida digna de un devoto de oración y que han ofrecido oraciones dignas de un devoto de oración.

¿Cómo entonces pueden ser reconocidos por Dios?

Como les dije de antemano, por sobre todo, ustedes tienen que ofrecer la oración de amor.

Tienen que amar a Dios y al Señor, y con su pleno amor por Él, tienen que orar a Dios.

Por favor traigan a su memoria personas de fe.

¿Cómo creen ustedes que Ester oraba a Dios?

En este momento los judíos estaban al borde de la destrucción, y ella podía morar en el palacio real.

Cuando Ester se presentó delante del rey del Imperio Persa para pedirle que salvara a los judíos, esto pudo haber sido considerado como una violación de la ley del imperio y ella pudo haber sido sentenciada a muerte.

Sin embargo ella se aferró a Dios con fe diciendo, "Si perezco, que perezca", y oró con ayunos.

Ella oró a costa de su propia vida para salvar al pueblo de Dios.

Fue igual en el caso de Daniel. En su oración Daniel no oró por sí mismo.

Él oró para cumplir la voluntad de Dios y por el arrepentimiento de pecados que su pueblo había cometido.

Daniel alcanzó el reconocimiento de un rey gentil y pudo haber disfrutado de una vida muy cómoda.

Si él hubiera deseado una vida cómoda, no tenía entonces ningún sentido que a la edad de 80 años orara por su nación con ayunos.

Él tenía un ferviente amor por Dios que ni siquiera consideraba una vida cómoda para él.

Su oración intercesora de amor fue aceptada por Dios y Él le respondió por medio del ángel Gabriel.

De igual forma, su oración tuvo que ser ofrecida en amor.

Ustedes tienen que permitir que el deseo de Dios sea su deseo y que los deseos del pastor sean los suyos.

¿Durante todos sus años de fe, han derramado las mismas lágrimas que ha derramado el pastor?

¿Han sentido ustedes cuán intensa y penosamente ha orado el pastor para cumplir con las visiones dadas por Dios?

¿Conocen el significado de las lágrimas que el pastor derrama por las almas que cometen pecados?

Si yo tuviera que borrarlas de mi corazón, podría estar cómodo y cumplir rápidamente con las providencias del Gran Santuario y la evangelización mundial.

Pero he llegado a pensar, 'Si los abandono no habrá ninguna posibilidad para ellos', y entonces no puedo soltarlos de mi corazón y tengo que llevar una vida difícil.

Ustedes Devotos de Oración, ¿comprenden mi corazón?

Cuando oigo de cientos o miles de personas que mueren en grandes accidentes o desastres naturales, mi corazónes arrebatado por pena sobre pena.

Y llego a pensar, '¡Desearía haber alcanzado la misión mundial más temprano! ¡Si solamente hubiéramos construido antes el Gran Santuario! ¡Desearía que el evangelio de la santidad pudiera haber sido propagado a ellos con anterioridad! ¡Si solamente pudiéramos mostrarles el poder de Dios!' y entonces vienen las lágrimas.

En sus oraciones, ¿sienten ustedes este corazón del pastor?

Si comprendieran su corazón, ¡con cuánto entusiasmo orarían por la evangelización mundial y por el Gran Santuario!

Si realmente aman a Dios, al pastor y a las almas, entonces pueden orar bajo la inspiración del Espíritu Santo.

Y ofrecerán oraciones que conmuevan a Dios con las lágrimas del Padre, el corazón del Señor y del pastor.

Solamente entonces pueden ser considerados de haber cumplido con su tarea como Devotos de Oración.

Amados devotos, hermanos y hermanas en Cristo,

El segundo punto que tienen que revisar es cuán sinceramente han orado.

Ser sinceros significa ser invariables, y esforzarse con fidelidad y sinceridad.

Algunas personas, cuando están llenos de gracia, oran fervientemente y con lágrimas por el pastor y por las almas.

Pero cuando su fervor es frío, su corazón se vuelve entumecido y entonces ellos repiten con su boca las mismas cosas en oración.

Esta es una acción de variabilidad, y no puede ser considerada como una oración sincera.

Una oración sincera proviene de la veracidad del corazón.

Mientras ustedes oran por el Gran Santuario, la evangelización mundial, diversos eventos de la iglesia, por cada dependencia de la iglesia, por cada misión, e iglesia filial, ¿Qué tan sincera es su oración?


¿No están repitiendo las mismas peticiones de oración solamente de labios y de forma habitual?

Si ustedes están ofreciendo una oración sincera, tendrán un intenso anhelo por cumplir la voluntad del Padre y orarán con un corazón fiel y verdadero.

Con una oración sincera, cuando oran por un evento de la iglesia, se recordarán de peticiones de oración detallada bajo la inspiración del Espíritu Santo.

Orarán en detalle por obreros importantes que se están preparando para el evento, por un clima apropiado y por las finanzas, y por otros muchos detalles.

Por sobre todo orarán por las personas que están programadas a asistir al evento para que sean tocadas y cambiadas en ese evento y así glorificar a Dios. Orarán más intensamente y con mayor detalle que por sus eventos personales.

Cuando oran por los pastores y todos los demás ministros, como un sincero devoto de oración, orarán por los pastores como si sus hijos se hubieran convertido en esos pastores.

Un pastor, debido a que les ha sido confiado el rebaño del Señor, no tiene que perder ni una sola alma.

Cada vez que un pastor se encuentra con un alma, tiene que darle un consejo espiritual, sembrar verdadera vida en su corazón y resolver diversos problemas con poder y autoridad.

Si ustedes han recordado todas estas cosas y han orado sinceramente, ¿con cuánta ansiedad el corazón de este pastor le llevará a convertirse en un poderoso pastor que es digno de llevar a cabo obras milagrosas y de poder?

Cuando el pastor principal estaba lamentándose por muchos pastores que aún no han llegado a la roca de la fe, ustedes deberían lamentarse con el mismo corazón en oración.

Si no se lamentaron por este motivo y más bien solamente tuvieron interés en su nivel de fe y si no se han lamentado por los miembros de su familia que no han recibido la noticia de su nivel de fe, ustedes no son dignos de ser un devoto de oración.

Esto es igual a cuando ustedes oran por otras peticiones.

Tienen que orar sinceramente por el pastor, por el Gran Santuario, y por la evangelización mundial, así como por otras peticiones.

Si oran de esta forma, mientras están orando por el reino de Dios, no usarán repeticiones sin sentido y no llenarán su oración con una oración de labios solamente.

Ustedes pueden orar por innumerables peticiones de oración de acuerdo a temas específicos presentados por el predicador.

Algunos otros estaban orando por el reino de Dios al principio pero en medio de la oración, empiezan a orar por ellos mismos sin darse cuenta.

Esto se debe a que situaciones personales cruzan su mente tales como la sanidad de los miembros de su familia y por recibir bendiciones.

Existen otros que claman en oración por sus propios deseos pero cuando oran por el reino de Dios, sus oraciones no son tan fervientes.

¿Cómo pueden tales oraciones ser ofrecidas como dulce aroma de un devoto de oración?

Ellos podrán decir, "Yo he orado por el reino de Dios cada día" o "Yo he clamado por el pastor en mis oraciones". Pero cuando Dios mide el aroma de su oración, esta no puede ser considerada como una oración apropiada para un devoto de oración que está agradando a Dios.

Amados devotos, y todos los hermanos y hermanas en Cristo,

Cuando revisamos sus oraciones con la justicia, ¿con cuánta bondad han orado?

Salmos 66:18 dice, "Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado".

Cuando ustedes oran con iniquidad en su corazón, Dios no escucha su oración.

En Malaquías 1:10 podemos encontrar que Dios reprendió a Su pueblo. Este dice, "¿Quién también hay de vosotros que cierre las puertas o alumbre mi altar de balde? Yo no tengo complacencia en vosotros, dice Jehová de los ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda".

Dios les advirtió en cuanto a los sacrificios que ellos ofrecían a Dios con formalidad y sin tener temor reverente por Dios.

Esto es igual con la oración.

Si ustedes tienen temor reverente por Dios, entonces desechan la maldad.

Si no han desechado esa maldad y no han alcanzado un buen corazón a pesar de sus muchos años en la fe, Dios no puede aceptar su oración con gozo.

Cuando se encuentran con las cosas que no les proporcionan beneficios, ¿tienen malos sentimientos y frustraciones? ¿Continúan siendo celosos y envidiosos?

Cuando las cosas no están de acuerdo a sus planes, ¿están peleando, en conflicto y sacando a relucir su mal temperamento?

Si ustedes no han desechado aún esa clase de maldad, no solamente como devotos de oración sino también como creyentes, sus oraciones no pueden agradar en nada a Dios.

Por supuesto la oración de un nuevo creyente puede ser aceptada porque Dios considera su nivel de fe.

Pero piensen en esos devotos de oración que han aprendido sobre la verdad por décadas o por años y que han orado por el reino de Dios por mucho tiempo pero no han desechado esa clase de maldad. ¿Cómo pueden ser devotos de oración aceptados por Dios?

Incluso si ellos oran por la iglesia y por el pastor durante muchas horas, si sus oraciones no son aceptadas como aroma dulce, solamente están haciendo algo sin sentido.
Es por eso que para cumplir con el deber de un devoto de oración ustedes tienen que desechar la maldad y ofrecer un agradable aroma de oración.


[Conclusión]

Amados devotos, hermanos y hermanas,

Este día les he presentado tres aspectos para que puedan examinar si sus oraciones pueden ser respondidas de acuerdo a la justicia.

¿Han orado fervientemente con su corazón lleno del amor de Dios, del Señor y del pastor?

Cuando oran por el reino de Dios, ¿se han esforzado lo suficiente y han ofrecido oraciones sinceras?

¿Han honrado a Dios y le han ofrecido el aroma de la bondad?

Si ustedes no han cumplido con estos tres aspectos, no importa cuántas horas han orado, esto más bien significa que ustedes no han sembrado apropiadamente en un sentido espiritual.

Tendrán dificultades para recibir bendiciones en espíritu y encuerpo y serán considerados inapropiados para ser un devoto de oración.

Por esta razón Dios en ocasiones ha dicho sobre ustedes, Devotos de Oración, que algunos deberían revisar sus requerimientos y dejar su lugar.

En preparación de la era venidera del Santuario Canaán, los Devotos de Oración tienen que apuntar sobre sí mismos.

En este fin de los tiempos del mundo, mientras una multitud de guerreros espirituales están alcanzando los planes de Dios, es el apoyo de intercesores fervientes el que es crucialmente necesario en cada aspecto.

Así como los suministros son constantemente necesarios en el campo de batalla, el apoyo de los intercesores es realmente esencial en cada momento de la guerra espiritual.

Su fragancia de oraciones fervientes puede mover a las huestes espirituales y a los ángeles para quebrantar el poder de las potestades de los aires, y echar fuera las fuerzas de las tinieblas.

Para ofrecer esa clase de oraciones poderosas, en primer lugar todos ustedes tienen que alcanzar la santificación.

Y necesitan obtener la fortaleza de la oración que es lo suficientemente poderosa para conmover el trono celestial de Dios.

Por medio de esa oración poderosa que proviene de ustedes, una inmensidad de almas serán guiadas a la salvación alrededor del mundo y la gloria de Dios será grandemente revelada.

Yo deseo que ustedes ofrezcan la oración que es lo suficientemente apropiada para recibir respuestas de acuerdo con la justicia.

Oro en el nombre del Señor para que puedan clamar en oración día y noche, y que por medio de esa oración la providencia de Dios pueda ser hermosamente cumplida al final de los tiempos para que toda su dedicación y esfuerzo produzca frutos completos de bendición no solamente en la tierra sino también en el Cielo.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch