new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
 
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Estudio basado en Génesis Mensajes > Estudio basado en Génesis
Estudio basado en Génesis
Title
   Estudio basado en Génesis(64) - Estudio basado en Génesis (64)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 2:18-19
Date
   2011-04-29



Escritura

Génesis 2:18-19
"Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre".


Amados hermanos y hermanas en Cristo:
Este es el estudio No. 64 de Génesis.
En el estudio anterior les expliqué que Dios tenía un plan desde el principio para proporcionar una 'ayuda idónea' para Adán.
Dios diseñó que un hombre y una mujer tuvieran una relación hermosa de entendimiento y que se ayudaran el uno al otro como pareja en matrimonio.
Mientras se acerca el final de los tiempos, el pecado se desenfrena en el mundo y la relación entre esposos también ha cambiado y se ha tornado una relación carnal.
El tiempo final no es momento para ser fructífero y multiplicarse, sino para adornarse como una novia espiritual mientras se espera la venida del Señor.
Es por eso que en muchas partes del Nuevo Testamento está escrito que 'es mejor no casarse'.
Permítanme seguir explicando por qué dice la Biblia que es mejor no casarse.
La primera razón se basa en lo escrito en 1 Corintios 7:28 que dice que el matrimonio causará 'aflicción de la carne'.
En 1 Corintios 7:28 leemos: "Mas también si te casas, no pecas; y si la doncella se casa, no peca; pero los tales tendrán aflicción de la carne, y yo os la quisiera evitar".
Cuando las hijas se casan, los padres no pueden sentirse cómodos.
Extrañan a sus hijas y se preocupan por si serán o no amadas por sus esposos o familia política, o si pasarán por algún tipo de dificultad.
El Apóstol Pablo se interesaba por los creyentes de la misma manera que estos padres que dan sus hijas en matrimonio.
A él le preocupaban los problemas del matrimonio y por eso sugirió que sería mejor no casarse.
La segunda razón por la que es mejor no casarse consiste en la división del corazón que se da al contraer matrimonio.
Lo que Dios más anhela de parte de Sus hijos es que sus corazones lo amen a Él primero y sobre todas las cosas.
Mateo 22:37 nos dice: "Jesús le dijo: AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZÓN, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE".
Aquellos que aman a Dios con todo su corazón, mente, alma, fuerzas, sabiduría y con su vida entera son los hijos verdaderos que Dios anhela tener.
Si ustedes permanecen solteros porque ama al Señor, entonces probablemente intentarán llenar su corazón con la esperanza por el Cielo, pensando solo en Dios.
Por el contrario, una vez que se casen, sus corazones serán dividido.
En 1 Corintios 7:32-34 leemos: "Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer. Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido".
En la vida real, algunas personas que solían vivir una vida cristiana diligente antes de casarse, cambian una vez que se casan.
Son manchados por un estilo de vida carnal y dejan de orar.
Luego empiezan a aceptar las cosas del mundo una por una y provocan tribulaciones sobre sí mismos.
Aunque su fe no cambie mucho, ciertamente será todo distinto antes y después del matrimonio.
Antes del matrimonio pueden enfocarse siempre en las obras del Señor.
Pueden trabajar libremente para el Señor, ya sea temprano en la mañana o tarde en la noche.
No obstante, después del matrimonio están ligados a la familia.
Si buscan el bienestar de su cónyuge y permiten que trabaje libremente para el Señor, se tratará de un caso relativamente mejor.
Sin embargo, sin importar cuán considerada sea la esposa, el marido tiene básicamente la responsabilidad de sustentar a su familia.
Y la esposa tiene el encargo de servir a su esposo y a su familia.
No pueden descansar en cualquier momento que deseen y tampoco pueden trabajar para Dios en la medida que anhelan ya que deben considerar la situación de la familia.
Antes del matrimonio podían tomar un descanso cuando querían o podían trabajar libremente para Dios durante los feriados o vacaciones.
Pero después del matrimonio deben cuidar a la familia.
En calidad de esposa, esposo, nuera o yerno, deben también cuidar de la familia política.
Asimismo, una vez que la gente se casa, su corazón se divide.
¡Cuánto más sus finanzas y su tiempo!
No estoy diciendo que es erróneo cuidar a la familia.
Ciertamente deben asumir la responsabilidad el uno del otro y obviamente deben cuidar a la familia.
Esta es la manera de ser 'fieles en toda la casa de Dios'.
El enfoque está en que, si ustedes pueden escoger el camino para ofrecer aquel tiempo, dinero y esfuerzo a Dios, ¡el beneficio en sentido espiritual sería mucho mayor!
Dije que un caso mejor es aquel en el que ambos, el marido y la mujer, tienen buena fe para compartir el amor espiritual juntos.
Se apoyarán el uno al otro para orar más y almacenar recompensas a fin de entrar a la Nueva Jerusalén.
Ambos llegarán a ser buenos amigos con fe y competirán entre ellos al correr la carrera de la fe.
Sin embargo, este no es un caso común en la vida real.
Además, si ambos llegaran a tener este tipo de fe, primero se sentirían satisfechos únicamente con el Señor y no sentirían la necesidad de casarse.
No estoy diciendo que no se casen o que no deberían hacerlo.
Estoy explicando el enfoque bíblico del matrimonio que ustedes deben entender en estos tiempos finales.
Simplemente estoy manifestando lo que es de mayor beneficio para aquellos que tienen fe y esperanza por el Cielo.
Aquellos que ya están casados pueden apoyarse uno al otro para entrar en una mejor morada celestial y pueden cultivar el amor espiritual.
Les hablaré acerca del esposo y esposa ideales que Dios anhela al llegar a Génesis 2:21 donde se empieza a describir cómo creó Dios a la mujer.

Amados hermanos y hermanas en Cristo:
En Génesis 2:19 dice: "Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos..."
Les dije que, cuando Dios creó al primer hombre, Adán, lo 'formó con el polvo de la tierra'.
El verso anterior indica que el Señor Dios formó toda bestia del campo y toda ave de los cielos también de la tierra.
¿Significa esto que Él formó los innumerables animales y plantas, una por una, estando solo?
Al leer el primer capítulo de Génesis notarán que cuando Dios creó los animales y plantas, Él ordenó con Su palabra y todo fue hecho.
En Génesis 1:20 leemos que Dios dijo: "Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos". ¡Todo sucedió exactamente así!
En Génesis 1:24 Dios ordenó con Su palabra: "Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así".
Ahora, ¿fueron los animales creados por Su palabra?
O, ¿fueron creados de la tierra?
La respuesta es que, mientras Dios ordenaba con Su palabra, estos eran creados con la tierra.
Permítanme explicarles lo que esto significa...
Como les dije en el estudio anterior, antes de que Dios empiece la obra de la creación, Él ya tenía planes para todo.
Tenía planos y materiales para todas las criaturas, además de la idea sobre cómo crearlos.
Por ejemplo: el diseño del ser humano tenía todo tipo de información sobre el cuerpo humano.
El material para crear al hombre era el barro o arcilla, que contiene una proporción adecuada de agua y tierra.
El proceso de creación del hombre consistía en 'formar al hombre con la arcilla de acuerdo a Su imagen y luego soplar aliento de vida en su nariz'.
Asimismo, Dios tenía en Su corazón todos los diseños de la creación de cada una de las criaturas.
Se dice que hay alrededor de 350.000 plantas y más de un millón de especies de animales en la Tierra.
Los diseños de todas estas plantas y animales estaban inmersos en el corazón de Dios.
Los materiales que Dios usó para crearlos también fueron la tierra y el agua, los mismos que usó para la creación del hombre.
No obstante, el proceso de creación fue distinto al usado para crear al hombre.
Cuando Dios dio 'Su palabra' en 'Su voz', la tierra y el agua obedecieron.
En ese momento la 'Palabra en Su voz' contenía los diseños de cada una de las criaturas.
Imaginemos la escena en Génesis 1:11, en la que Dios creó plantas.
Dice: "Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así".
Dios clasificó las plantas en tres categorías principales y ordenó a la tierra que 'las hiciera brotar'.
La palabra en Su voz fue un tanto sencilla, pero contuvo los diseños de todas las plantas.
Por ende, la tierra hizo brotar todas las plantas de acuerdo a los diseños.
Pensemos en una máquina expendedora de café.
Actualmente se puede obtener varios tipos de café incluso en una máquina expendedora.
Dentro de la máquina se encuentran los diferentes materiales usados para hacer los distintos tipos de café.
Al insertar dinero y presionar un botón, se puede obtener el café preferido.
Esto se debe a que la máquina está hecha para mezclar una taza de café de acuerdo a la señal que recibe.
Por lo tanto, si se presiona un botón que diga 'Cafelatte', se obtiene un café con crema, y si se presiona el botón que dice 'Original americano', se obtiene un café negro sencillo.
¿Recuerdan que Dios rodeó la Tierra entera con la 'luz original' y la puso en el agua de vida?
Al igual que un feto en el líquido amniótico, la tierra estaba siendo preparada para alojar criaturas vivas.
Cuando Dios rodeó la Tierra con la luz original se estableció la ley de la naturaleza.
Y cuando la Tierra fue sumergida bajo el agua de vida, la fuerza de la vida se dirigió al polvo de la tierra.
Ya que el agua de la Tierra era originalmente el agua de vida, contenía la fuerza de la vida desde el principio.
Al comparar esto con una máquina expendedora de café, notamos que todos los materiales y el sistema automático para hacer una taza de café están colocados en su sitio.
Luego, de la misma manera que al presionar el botón en la máquina, cuando Dios dio la palabra en 'Su voz', la obra de creación tomó lugar tal como Él habló.
Sucedió lo mismo en el quinto día, cuando se crearon los peces y las aves, y también en el sexto día.
Los materiales para todas las criaturas fueron la tierra y el agua que tenían la luz original y la fuerza de vida.
Lo único distinto para cada criatura fue el tipo de tierra; la composición de proporción de tierra y agua.
Los diseños de más de un millón de animales se encontraban en el corazón de Dios.
Ya que Dios tenía el diseño en Su corazón, al emitir la palabra en Su voz se creaba un animal.
Es por eso que les dije que la creación tomó lugar con el polvo de la tierra cuando Dios ordenaba con Su palabra.
Por lo tanto, al decir que 'Dios creó todo tipo de animales y aves de la tierra', no significa que Él formó a cada uno de ellos con Sus propias manos.
Únicamente Adán, el primer hombre, fue formado con las manos de Dios.
De hecho, fue creado a Su propia imagen.
Desde las puntas de los dedos de Dios salía continuamente la Luz Original mientras formaba a Adán.
Mientras Dios formaba la cabeza, no era un simple bulto de tierra, sino que se convertía en la cabeza completa de un hombre.
Desde la cabeza hasta el cuello, el torso, los brazos y manos y finalmente piernas y pies, el hombre llegó a tener un cuerpo formado perfectamente gracias a la luz original que salía de las manos de Dios.
La piel no era de color marrón como la tierra, sino de color lechoso brillante.
Luego, cuando Dios sopló aliento de vida en su nariz, Adán llegó a tener vida y comenzó a moverse.
Pueden ver cuán grande amor y cuidado tenía Dios y la manera muy delicada en la que creó al hombre, a diferencia de todas las demás criaturas.
Él podría haber creado al hombre con Su palabra, al igual que todas las demás plantas y animales.
Sin embargo, formó al hombre con Sus propias manos y así mostró Su amor genuino y ferviente.

Amados hermanos y hermanas:
Al final del cultivo de la humanidad, el Señor vendrá en el aire; aquellos que duermen y que han recibido salvación, serán resucitados.
Sus espíritus y almas descenderán de los Cielos junto con el Señor y sus cuerpos serán resucitados en la Tierra.
El cuerpo resucitado junto con el espíritu y alma se unirán para llegar a ser un 'cuerpo resucitado' completo.
¿Cómo puede resucitar un cuerpo sin forma que murió hace mucho tiempo y está descompuesto?
Es posible gracias al poder de Dios y Su divinidad.
Los componentes originales del cuerpo de un hombre se descompusieron y regresaron al polvo.
Es justamente lo que está escrito en Génesis 3:19, que dice: "Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás".
No obstante, los componentes no desaparecen de este mundo.
Simplemente regresan al polvo.
Y cuando llegue el momento de la resurrección, los componentes se unirán y formarán un cuerpo resucitado gracias al poder de Dios.
Este mismo método se utilizó cuando los huesos secos se convirtieron en soldados, según lo descrito en el capítulo 37 de Ezequiel.
Dice: "Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová. Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu" (Ezequiel 37:5-8).
El Profeta Ezequiel escribió esto al verlo en visión. No obstante, el momento de la resurrección los cuerpos de aquellos que duermen también resucitarán de esa manera.
Aunque los huesos se descompongan por completo y regresen al polvo, se unirán de nuevo y se convertirán en huesos.
Luego se formarán en ellos los tendones y serán cubiertos con piel para llegar a ser un cuerpo santo.
Cuando Dios creó las plantas y los animales con Su palabra, el polvo y el agua se mezclaron de manera muy semejante y cada criatura fue creada.

Amados hermanos y hermanas en Cristo:
Las plantas y los animales en el Huerto del Edén también fueron creados durante el período de seis días de la Creación.
En el Huerto del Edén también hay polvo y agua.
El polvo y el agua llegaron a ser los materiales para la creación de plantas y animales del Huerto del Edén siguiendo el mismo método usado en la Tierra.
Todos los tipos de plantas y animales que existen en la Tierra también se encuentran en el Huerto del Edén.
Aunque claro, estos son mucho más hermosos que los de la Tierra.
La excepción son los dinosaurios, que existieron primero solo en el Huerto del Edén y no en la Tierra.
Por eso estos tenían características únicas del Huerto del Edén.
Por cierto, algunos animales en el Huerto del Edén fueron creados con polvo de la tierra.
Cuando Dios creó a Adán en la tierra y lo llevó al Huerto del Edén, llevó también algunos animales al Huerto junto con Adán.
A pesar de haber sido creados con polvo de la tierra, se adaptaron bien en el Huerto del Edén.
Vivieron bien junto a los animales que fueron creados en el Huerto del Edén.
Aunque Adán fue creado con polvo de la tierra, él vivió bien en el Huerto del Edén. Lo mismo sucedió con algunos animales.
Por lo tanto, en el Huerto del Edén hay animales que fueron creados con polvo de la Tierra y otros que fueron creados con polvo del Huerto del Edén.
No es posible distinguir la diferencia entre estos por sus apariencias externas.
Los animales en el Huerto del Edén han mantenido la misma apariencia que tenían al ser creados en el principio.
Según su especie, tienen apariencia única y hermosa, así como naturaleza muy dócil.
Por otro lado, algunos animales de la Tierra fueron tomados pero cambiaron mucho después de la caída de Adán.
Ya que la maldad se introdujo en la Tierra, la apariencia de algunos animales cambió y se tornó fea, y su naturaleza llegó a ser feroz y violenta.
Por cierto, no solo hay animales en la Tierra y en el Huerto del Edén sino también en el tercer Cielo.
Al igual que los ángeles y querubines; Dios los creó con Su palabra.
Ya que el Cielo es un reino espiritual perfecto, los animales no necesitaron ser creados con el polvo.
Simplemente fueron creados para vestirse de una forma espiritual única.
La belleza de los animales en el Cielo es muy superior a la de los animales del Huerto del Edén; ni siquiera es posible compararlos.
La razón de esto es obvia; la Tierra, el Huerto del Edén y el Cielo son niveles diferentes de espacio.
Cada cielo tiene sus propias características únicas de acuerdo al espacio al que pertenece.
La luz es diferente, al igual que la densidad de las características espirituales.
Por lo tanto, no solo plantas y animales, sino todo lo que existe en cada espacio es diferente.
Las gemas y flores en el primero, segundo y tercer cielo son todas de distintos colores y tienen impresiones diferentes.

Amados hermanos y hermanas en Cristo:
En este estudio les he hablado sobre 'el enfoque bíblico para el matrimonio' y sobre cómo creó Dios los animales y plantas en la Tierra y en el Huerto del Edén.
La primera prioridad de la vida de aquellos que viven durantes estos últimos tiempos debe ser la de alcanzar un corazón espiritual y santo que refleje el corazón de Dios el Padre, quien es Espíritu mismo.
Concluiré este mensaje indicándoles en qué momento del período de cultivación humana nos encontramos.
Como expliqué en el primer capítulo de Génesis, la Tierra fue creada primero, y tras un largo tiempo transcurrido se dieron los seis días de la obra de la Creación.
Adán fue creado en el sexto día y pasó innumerables eras en el Huerto del Edén.
Cuando Adán fue expulsado a la Tierra luego de cometer pecado, inició el cultivo de la humanidad.
Dios estableció 6.000 años como período de tiempo para el desarrollo del cultivo de la humanidad.
Los científicos dicen que la Tierra tiene 4,5 mil millones de años.
Si asumimos que la Tierra tiene 4,5 mil millones de años y si calculamos estos años como un solo año, calcularíamos que estos 6.000 años de cultivo de la humanidad serían aproximadamente 4 horas, 17 minutos y 30 segundos.
Por lo tanto, si la Tierra hubiera sido creada el primer día de enero, entonces el cultivo de la humanidad tendría que haber empezado a las 19:42:30 del 31 de diciembre.
Al acercarnos al final del cultivo de la humanidad notamos que hemos ya pasado las 23:59:59 del 31 de diciembre.
No queda ni un segundo de espera para la venida del Señor en el aire.
¡Y es ahí donde estamos justo ahora!
En Efesios 5:15-16 leemos: "Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos".
Ruego en el nombre del Señor Jesucristo que consideren el resto del tiempo como una oportunidad que jamás volverán a tener en la vida y que se enfoquen en sumergirse en el espíritu y espíritu completo.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch