new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Domingo por la norche Mensajes > Domingo por la norche
Domingo por la norche
Title
   La Bondad de Dios - Devocional de la Misión de Mujeres    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   1 Juan 1: 5
Date
   2011-04-17



Pasaje

[1 Juan 1: 5]
"Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él".


[Introducción]

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
Demos toda la gloria y el agradecimiento a Dios Padre quien nos ha bendecido para realizar este Servicio Devocional de Mujeres del 2011.
También agradezco a todos los devotos que se han preparado para este servicio devocional con todo su corazón, mente y alma.
Amados devotos, desde su apertura, ustedes miembros de la Misión de Mujeres, han estado jugando un papel muy importante en la iglesia.
Han estado cuidando de las almas y sirviendo voluntariamente en eventos de la iglesia. Han sido fieles entregando todo su tiempo, dinero, y sus vidas con todo su corazón, mente y alma.
Por sobre todo, ustedes han estado corriendo su carrera de la fe anhelando por el espíritu.
Pero el hecho es, que aunque muchos de ustedes dicen que anhelan el espíritu, la velocidad para llegar al espíritu es diferente para cada persona.
Algunas personas llegan al espíritu rápidamente, mientras otras crecen hasta cierto grado pero se atascan en las puertas del espíritu y permanecen en el mismo lugar. Ellos oran y se esfuerzan por cultivar la bondad, pero no son reconocidos por Dios por tener bondad.
Escuchan muchos mensajes por lo tanto conocen muy bien sobre la bondad, y erróneamente piensan que han cultivado la bondad. Aun cuando tienen sentimientos que no son buenos, los cubren rápidamente y se engañan a sí mismos pensando, "yo no tengo esa clase de corazón".
Ustedes no tienen que escuchar la palabra de Dios solamente y luego guardarla como conocimiento. Tienen que cultivarla en el corazón y practicarla.
Así como Dios no tiene tinieblas en Él, ustedes nunca tienen que aceptar ninguna clase de tinieblas en ustedes. Tienen que caminar en la luz perfecta.
En este mensaje, a través de las tres preguntas que les haré, me gustaría revisar a qué grado han cultivado la bondad en ustedes, a qué grado están caminado en la luz, y cuánto se parecen a Dios.


[Mensaje Principal]

Amados devotos,
El primer aspecto que ustedes tienen que revisar para cultivar la bondad de Dios, es que tienen que ver si están más acostumbrados a dar que a recibir.
La última parte de Hechos 20:35 dice, "y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir".
Ustedes conocen este versículo muy bien, pero en la vida real, hay muchas personas que reciben todo el tiempo, pero ellos no dan nada.
Aquí, 'dar' y 'recibir' incluyen no solamente dinero sino todas las acciones de la verdad como dar tiempo y esfuerzo.
Es acaso que ustedes no practican la verdad, pero esperan que otros les sirvan y cedan ante ustedes de acuerdo a la verdad.
Por ejemplo, cuando yo ayudo a otros, puedo ver que las actitudes de esos quienes reciben mi ayuda, son todas diferentes.
Cuando ellos reciben ayuda, algunas personas me muestran sus palabras y sus obras de agradecimiento invariablemente. Con un deseo de recompensar la gracia, ellos llevan una vida cristiana fiel, y también empiezan a ayudar a otros.
Algunos otros piensan que están agradecidos porque recibieron ayuda, pero no ayudan a otros que están en necesidad. Ellos simplemente piensan que no están en la capacidad de ayudar a otros.
Otros incluso piensan de la siguiente forma:
"Esta es una iglesia grande, así que es más bien natural que tenga que ayudar a muchas personas con necesidad". O, piensan, "el pastor General dijo que él ayudaría a los necesitados de tal forma que no hubiera nadie en necesidad, así que él tiene que mantener su promesa". Pensando de esta forma, ellos dan todo por sentado
Ellos saben que es una obra de bondad ayudar a otros, pero quieren que otros hagan las buenas obras. No quieren hacerlas por ellos mismos.
O, cuando obtienen ayuda, algunas personas sirven en la iglesia fielmente con agradecimiento, por el momento, pero pronto cambian su actitud.
Si existe algún conflicto con algunas personas en la iglesia, ellos se olvidan de su deseo de pagar la gracia. Incluso guardan rencores en contra de mí.
Muy recientemente ellos confesaron en medio de lágrimas, "Gracias por la palabra de vida. Gracias por sanarme con el poder de Dios. Por sobre todo, usted me proveyó con ayuda financiera. ¡Y yo estoy muy agradecido!".
Pero cuando algo no es beneficioso para ellos, se olvidan rápidamente de la gracia. Es más, piensan que tienen una razón legítima, y no reconocen su maldad.
No se trata solamente de asuntos financieros, sino también sobre su servicio donde tienen que invertir su tiempo y su esfuerzo.
Por ejemplo, cuando hay una reunión, cierta persona llega temprano y prepara el lugar para que la reunión vaya bien. Ella siempre busca las cosas que hay que hacer y las formas de servir a otros. Si llega un poco más tarde que otros a la iglesia y por lo tanto no puede servir a los demás, se lamenta mucho. Ella siempre conserva en su mente que una situación como esa no volverá a suceder. Y se asegura de servir a los demás la próxima vez.
Por el contrario, otra persona habitualmente llega tarde a las reuniones. Y aun cuando no llega tarde, solamente llega hasta que todo está arreglado y cuando todos están ya reunidos. Ella piensa, "De todas formas no tenía que haber estado listo para esta hora. Aun si me voy a tiempo, no todos estarán allí todavía. No tengo que irme tan temprano y luego esperar".
Esto quiere decir que es como un hábito para ella que otros lleguen primero y le sirvan, y ella lo recibe.
Si ustedes no pueden servir a otros en estas pequeñas cosas de sus vidas diarias, ¿cómo pueden decir que están anhelando por la bondad espiritual?
Hay otro caso. Una persona ayuda a otros y se agrada en obsequiar presentes. Ella hace las cosas que realmente no tiene que hacer para servir a otros. Aun cuando actúa de esta forma, ella no es reconocida por Dios por ser buena.
Y se debe a que desea algo en retribución.
Aun cuando no desea una recompensa monetaria, quiere recibir el agradecimiento de los demás por su servicio y quiere ser reconocida por otros tanto como se esfuerza por servir a los demás.
Y si ella no lo logra, se siente desagradada. Puede incluso resentirse o sentirse herida.
Puede incluso juzgar a otros pensando, "Yo les di estas buenas cosas. Consideré sus situaciones y les serví de esta forma, ¡y ellos deberían estar agradecidos! ¡Ellos ni siquiera dicen gracias! ¡Son muy arrogantes y groseros!".
Cuando llega la próxima oportunidad, ella no sirve a tales personas. Y sin embargo, cree que está sirviendo a los demás y actuando con bondad.
El corazón espiritual es dar lo que otros quieren y brindar comodidad a los demás.
A ustedes no les importa lo que los demás quieren, sino que solamente hacen lo que ustedes quieren hacer por ellos, y sin embargo, quieren recibir el reconocimiento y el tributo de ellos. Esto no es un corazón espiritual.
Además, el corazón espiritual no diría, "Yo les he servido una vez, así que hice lo que tenía que hacer".
Dios no es así. No se trata de que Él les da Su gracia y la llenura de Su Espíritu solamente una vez y nunca más se las vuelve a dar.
Él les da lo mejor una y otra vez. Justo así como este corazón de Dios Padre, yo espero que ustedes se agraden más en dar que en recibir.
Yo oro en el nombre del Señor para que puedan dar una y otra vez sin esperar nada a cambio.
Amados devotos,
Lo que tienen que revisar para cultivar la bondad de Dios, en segundo lugar, es si ustedes buscan su propio beneficio o si comprende a los demás y se ponen en sus zapatos.
Muchas personas oran por cosas que son buenas en sus oraciones.
Ellos ora así, "Padre, si alguien me golpea en mi mejilla derecha, yo quiero dar mi mejilla izquierda sin ningún resentimiento. Si me piden la túnica, quiero darles la capa con gozo. Si me obligan a ir 1 milla, yo quisiera ir por 2 millas".
Pero en realidad, ellos simplemente se aferran a su propio punto de vista y buscan sus propios beneficios.
Si las acciones de otras personas no son beneficiosas para ellos, no pueden comprender ni aceptar a esas personas.
Por ejemplo, imagínense que algunos obreros hacen algo de trabajo voluntario durante medio día en la iglesia.
Una de ellos tiene algún asunto personal, y regresa a casa dos horas antes que los demás.
En esta situación, si aquellos que estaban trabajando con ella tienen un buen corazón, no tendrán ningún resentimiento porque piensan que ella tiene que tener una razón para actuar así.
Ellos simplemente tratarán de trabajar más duramente y de finalizar el trabajo sin incidentes.
Pero aquellos que están en la carne tendrán muchos pensamientos.
Ellos pensarán así, "Ella no es la única que está ocupada. Yo también estoy ocupado. Este trabajo voluntario estaba programado de antemano, así que ¿por qué tiene ella que irse ahora?".
Ellos incluso juzgan a esa persona diciendo que es egoísta y que no tiene conciencia. Y no dejan de tener esa clase de pensamientos, e incluso hacen comentarios hirientes.
O, algunas personas hacen algunos cálculos sobre la situación.
"Yo he trabajado dos horas más a causa de su ausencia, así que cuando tengamos otro trabajo la próxima vez, le diré a ella que lo haga".
Si ustedes tienen esta clase de actitud, están haciendo un trabajo voluntario, pero será difícil que ese trabajo sea aceptado como aroma espiritual delante de Dios.
Entonces, ¿Cuál es la razón por la que ustedes no pueden desechar tales cosas del corazón aun cuando han estado orando para cultivar la bondad?
Esto se debe a que no cultivan los mensajes de bondad en su corazón, sino que solamente los guardan como conocimiento. No aplican los estándares de bondad a ustedes mismos, sino que solamente a otras personas.
Piensan así, "La verdad nos dice que nos sacrifiquemos por otros, pero siendo un líder, ella busca su propio bien. El trabajo de Dios está antes del trabajo personal, pero para ella, el trabajo personal está antes que el trabajo de Dios".
Debido a que ustedes están pensando en términos de la palabra de la verdad, erróneamente creen que están teniendo pensamientos de bondad y de justicia.
Es más, ustedes creen que son mejores que esa persona al hacer las buenas obras, porque se están sacrificando por hacer trabajo voluntario a diferencia de la otra persona, a pesar que ustedes están ocupados.
Pero entonces, ¿qué si ustedes estuvieran en la clase de situación donde tienen que irse? ¿Se sentirían mal por tener que salir temprano? Si otros se sienten incómodos a causa de ustedes, ¿se lamentarían?
No. Ustedes tendrían sus propias razones.
Podrán sentir que están heridos pensando así, "Yo ya me siento mal por tener que salir temprano, y ¿tiene ella que mostrar su molestia por mí? Me esforcé a pesar que estoy ocupada, y si ella conoce la verdad me agradecería por haber venido a hacer el trabajo. Ella conoce la verdad y ¿cómo puede actuar así? Si ella trabaja un poco más, será todo para su recompensa, así que, ¿por qué no puede simplemente estar agradecida?".
Ustedes continúan pensando que están en lo correcto.
Si solamente piensan en su propio punto de vista y en su propio beneficio, no pueden cultivar la bondad espiritual. Aquel que es bueno pensará desde el punto de vista de los demás ante cualquier situación.
Ella no escogió lo que era más fácil y mejor para ella, sino lo que era más cómodo para los demás. Eso puede darle más gloria a Dios.
Yo les insto a que busquen el beneficio de los demás ante cualquier situación y a que piensen desde el punto de vista de los demás.
Amados devotos,
Para cultivar la bondad de Dios, en tercer lugar, ustedes tienen que revisar qué tan bien están sirviendo a los demás en la jerarquía.
Esto también puede ser sobre la arrogancia.
Por ejemplo, una persona no sirve a sus superiores en jerarquía con su corazón. Ella no obedece bien dentro del orden establecido.
Pero si aquellos abajo de ella no le sirven apropiadamente, se siente desagradada pensando que no están guardando el orden.
Supongan que ustedes son asistentes del líder de un grupo misionero.
Si tienen arrogancia en ustedes, se sentirán incómodos cuando otros obreros bajo su jerarquía no les sirvan a ustedes.
Podrán pensar así, "Cuando el administrador presenta reportes al líder, ¿por qué ella no hace ningún reporte para mí? Yo he estado haciendo este trabajo en particular, pero ¿por qué se le ha asignado a otra persona este año sin pedir siquiera mi opinión? Cuando los obreros han dejado de lado al asistente del líder de esta forma, ¿por qué el líder simplemente se queda callado?".
Pensando de esta forma, ustedes sienten molestia por esta pequeña cosa.
Y sin embargo, no sirven a los que están más arriba en el orden de jerarquía.
Si ellos les dan algo de trabajo con el cual ustedes no están de acuerdo, sienten desagrado teniendo muchas clases de pensamientos.
Ustedes realmente no sirven a sus superiores, pero si sus subordinados no les sirven a ustedes, sienten desagrado diciendo que ellos están quebrantando el orden.
Por supuesto, cada organización tiene su jerarquía, y cada quien tiene que hacer su trabajo de acuerdo al orden. Además, si los subordinados quebrantan el orden, no es bondad espiritual comprenderlos y aceptarlos incondicionalmente.
En ocasiones ustedes tienen que comprender y aceptarlos mientras otras veces tienen que corregirlos con amabilidad y mantener el orden.
El estándar para discernir entre si están insistiendo en el orden con su arrogancia o si están tratando de seguir el orden con bondad espiritual, después de todo, su propio corazón.
Ustedes pueden elegir el camino con el cual Dios está agradado, solamente cuando no tienen orgullo alguno para ser servidos y ser reconocidos o el deseo de convertirse en el líder por medio de suprimir a otros.
Podrán discernir con una mente tranquila si han establecido el orden con la verdad, o si tienen que comprender y aceptar a sus subordinados aun cuando ellos tienen defectos en una situación particular.
Por otro lado, cuando ustedes sirven a sus superiores en el orden establecido, también pueden discernir sabiamente si tienen que obedecer las instrucciones del líder tal como fueron dadas o si deberían reunir las opiniones de otras personas y hacer sugerencias a su líder.


[Conclusión]

Amados devotos, y otros miembros,
En Mateo capítulo 20 está la parábola del señor de la viña y los obreros. El señor de la viña salió temprano por la mañana a contratar obreros. Él salió alrededor del medio día, y había otros que estaba desocupados en la plaza. Ellos no habían obtenido un trabajo por el día, y tenían que preocuparse por obtener para los gatos básicos. El Señor de la viña los contrató para ir a trabajar.
Él también fue a las tres y también a las 5, y permitió que aquellos que estaban desocupados trabajaran en su viña.
Pronto llegó la noche, y los obreros que llegaron a las cinco empezaron a recibir primero su salario. Ellos trabajaron solamente una hora, pero el señor le dio el pago de todo un día, un denario.
Aquellos que llegaron más temprano que estos pensaron que iban a recibir más, pero el señor les dio a todos un denario.
Si ustedes estuvieran en esa situación, ¿qué habrían dicho?
Los obreros en Mateo 20:12 dijeron, 'Estos postreros han trabajado una sola hora, y los has hecho iguales a nosotros, que hemos soportado la carga y el calor del día'.
¿Es correcto lo que ellos dijeron?
Si ustedes comprenden la bondad solamente como conocimiento, podrán pensar que ellos están en lo correcto.
Ustedes querrán discernir entre lo correcto y lo incorrecto diciendo, "No es correcto que el señor de la viña haga eso. Aquellos que trabajaron más tienen que recibir más ganancias. Es una pérdida para aquellos que trabajaron más".
Pero si ustedes han cultivado la bondad de Dios en el corazón, habrían dicho lo siguiente:
"Señor, gracias por darme trabajo este día y por el pago acordado. Especialmente, aquellas personas que llegaron tarde, no habrían ganado para el gasto del día sin usted, y sin embargo les dio el salario del día completo a pesar que trabajaron poco. Usted es bueno y generoso. Yo estoy muy impresionado y muy agradecido por eso. ¡Que Dios le bendiga considerando su bondad!".
Ustedes irían de regreso a casa con un maravilloso sentimiento por haber dado gracias al señor de la viña.
Si comprenden el corazón de Dios y si han cultivado la bondad de Dios en ustedes, podrían hacer esa clase de confesiones.
Yo les insto a que conserven en su mente el mensaje de este día una y otra vez, y a que lo cultiven totalmente en su corazón. Yo deseo que puedan dar más que recibir y que busquen el beneficio de los demás pensando desde el punto de vista de ellos.
Sirvan dentro del orden y humíllense.
Si ustedes entran a un jardín lleno de flores en pleno florecimiento, estarán intoxicados con la fragancia.
Yo espero que ustedes llenen esta iglesia con el aroma de la bondad y el aroma del Padre que es mucho más fuerte que el de las flores.
Entonces, este lugar será el Cielo mismo.
Dondequiera que estén, ese lugar será el Cielo. La gente alrededor suyo también dará gloria a Dios por ustedes.
¡Solamente piensen en lo agradado que Dios estaría!
Oro en el nombre del Señor para que, empezando este día, su aroma de bondad llene todo el mundo y también la ciudad de la Nueva Jerusalén más adelante.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch