new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Domingo por la norche Mensajes > Domingo por la norche
Domingo por la norche
Title
   Pacificador - Servicio Devocional de Pablo y María    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Mateo 5:9
Date
   2011-04-03



Pasaje

[Mateo 5:9]
Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.


[Introducción]

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
Demos toda la gloria y el agradecimiento a Dios Padre quien nos ha bendecido para realizar este servicio devocional de Pablo y María del 2011.
También doy las gracias a todos los devotos que se han preparado para este servicio con todo su corazón, mente y alma.
Amados devotos, el título de este servicio devocional es 'Pacificador'.
La lectura de este día dice que los pacificadores serán llamados hijos de Dios. 'Hijos' aquí también hace referencia a las hijas.
Aquellos que han escuchado el evangelio de la santidad por un tiempo en sus vidas religiosas, comprenden la importancia de tener paz.
Si ustedes solamente asiste a esta iglesia por un par de años, se darán cuenta que difícilmente hay alguna pelea o alguna clase de argumento en voz alta.
Sin embargo la razón por la cual estoy predicando este mensaje es porque ustedes tienen que cultivar verdadera paz interior y no solamente la paz exterior.
Permítanme darles un ejemplo.
Hay un dicho coreano que dice, "Eviten los desperdicios humanos no porque se les deba temer sino porque son sucios".
Esto quiere decir que ustedes no deben argumentar sobre lo que es correcto o incorrecto con aquellos que son de carácter áspero y testarudo.
Es decir que si ustedes llegan a tener contacto con tal clase de personas solamente serán ofendidos, por lo tanto deben evitarlas.
Pero esto realmente no es tener verdadera paz con un buen corazón con esta clase persona.
Ustedes continúan teniendo cierto malestar en su corazón, y si están confiados que pueden reprimirlo, romperán la paz en cualquier momento.
Es más, de hecho, es una actitud malvada porque están juzgando a esa persona como muy testaruda y lo ven de menos como si están viendo algo sucio.
Si ustedes se quedan tranquilos con esta clase de actitud, no podemos decir que realmente tienen paz, aun cuando no hay lucha ni argumento.
Ahora, ustedes conocen esta verdad, y ¿realmente tienen la paz que Dios desea que tengan?
No tener conflictos audibles no significa necesariamente que ustedes tienen verdadera paz.
Ustedes tienen algo contra esa persona en su corazón, pero simplemente lo suprimen porque conocen la verdad. O, simplemente hacen lo que la otra persona desea, pero continúan sufriendo en su corazón porque tienen incomodidad, así que piensan, "¿Cuánto más tengo que soportar a esta persona?".
¿Pueden realmente aceptar a la otra persona con todo el corazón, humillarse y exaltar a esa persona para ustedes tener paz?
Jesús tuvo paz con todas las personas.
Él no tenía paz solamente con aquellos que eran educados, mansos y obedientes. Él sirvió con amor y tuvo paz con aquellos que eran menos educados e incluso con los pecadores y los recolectores de impuestos.
Además, Jesús murió por todas las personas que estaban viviendo en pecado para traer paz entre Dios y los seres humanos.
Yo espero que ustedes Misión de Pablo y María tengan paz empezando con los pastores a cargo y con los directores, y con todos los obreros y miembros laicos. No deben tener paz solamente entre ustedes mismos, sino también deben ayudar a las personas alrededor de ustedes a tener paz.
Yo oro en el nombre del Señor para que, al hacer esto, su paz y su gozo se desborden en todo lugar donde se encuentren, y para que sean reconocidos como hijos de Dios.


[Mensaje principal]

Amados devotos,
Para convertirse en hijos de Dios que son pacificadores, en primer lugar, tienen que cultivar la bondad en ustedes.
Y no es solamente la bondad a la vista de ustedes sino la clase de bondad que es reconocida por Dios.
En muchas ocasiones, incluso aquellos que quebrantan la paz no creen que ellos sean malos.
Incluso dentro de la política en el mundo, cada político dice que está trabajando por el país y por la gente. Pero de hecho, ellos están buscando su propio beneficio. Por lo tanto, no pueden estar unidos y siempre tienen conflictos.
Esto es similar en el Señor.
Incluso aquellos que son fuertes de temperamento y chocan con otros frecuentemente no creen estar haciendo algo malo.
Ellos creen que están tratando de lograr algo bueno. Y dicen, "Mi intensión es buena. Esto traerá mejores resultados, y es por eso que yo insisto en mi opinión".
O, dicen que ellos han aprendido y conocen la verdad, así que están en lo correcto y los demás están equivocados.
Pero aquellos que realmente buscan la bondad nunca quebrantarán la paz.
Externamente ellos buscan la bondad, pero la realidad es que cada uno busca lo propio, es por eso que la paz se quebranta.
Incluso en una situación donde ambas opciones son correctas, ellos insisten en lo que ellos quieren.
Insisten en lo que parece correcto a sus ojos, en lo que es de mayor beneficio para ellos, en lo que es más cómodo y en lo que los hace sobresalir.
La bondad proviene de la bondad almacenada, y la maldad proviene de la maldad almacenada.
Aun cuando ellos aprendieron la verdad y la conocen, la bondad no puede salir mientras la bondad no esté cultivada en su corazón.
Ellos podrán dañar los sentimientos de otros o actuar con rudeza solamente para insistir en lo que parece correcto a su propia vista.
Por otro lado, aquellos que tienen bondad en el corazón no pueden hacer ninguna maldad.
Ellos buscan el camino que trae comodidad y más beneficios a otros. Buscan lo que es más beneficioso para el reino de Dios.
A menos que la otra persona esté haciendo algo injusto, ellos van con la opinión de los demás.
Incluso cuando ellos tienen más razón que los otros, sienten lástima de insistir en sus propias opiniones cuando los demás están insistiendo en las suyas.
Si ambas partes insisten en sus propias opiniones, ambas partes sufren.
En los grupos misioneros o en los grupos pequeños, si cada uno insiste en su propia opinión, ellos sufren juntos.
Digamos, por ejemplo, que ustedes tienen una reunión en un grupo pequeño, pero el corazón de ellos no está unido.
Aquí, la líder del grupo podrá pensar que esto no es correcto y se preguntará, "¿Por qué mis obreros y los miembros no pueden unir su corazón como uno solo? Ellos conocen la verdad hasta cierto grado, así que, ¿por qué no son fieles dentro del grupo?"
La líder cree que es bondad obedecer dentro del orden establecido y reunirse con un corazón solidario, pero los miembros no lo están haciendo.
Ella se está esforzando por dirigir el grupo, pero sufre porque los miembros no la están siguiendo de la forma que ella cree que es apropiado.
Sin embargo el punto de vista de los miembros es diferente.
Ellos dirían, "Nuestra líder hace lo que ella quiere sin pedir la opinión de los miembros. Aun cuando nosotros ofrecemos nuestras opiniones en las reuniones, ellas simplemente hace cada cosa a su manera, así que nosotros no queremos siquiera ir a las reuniones".
Ser un líder es practicar la bondad comprendiendo y siguiendo la opinión de los miembros. Pero la líder es tan arrogante que es difícil para los miembros seguirla.
En un grupo misionero, el pastor a cargo podrá pensar de la siguiente forma:
"Como pastor yo oré por ella y le aconsejé por el argumento del Espíritu Santo, pero ella simplemente no puede aceptarlo y me evita. ¡Cuán frustrante es esto! Además, esta líder no respeta la opinión del pastor, y ¿cómo puede el grupo misionero tener un avivamiento?".
Pero los miembros podrán pensar un tanto diferente.
"Me estoy esforzando, pero la pastora siempre señala mis puntos débiles y eso es difícil. Yo prefiero evitarla".
Además, los líderes podrán pensar, "El pastor me está pidiendo que haga esto y aquello, pero los líderes de grupos pequeños y los miembros lo encuentran extenuante. Estoy atrapado en el medio y no sé qué hacer".
Pero si ustedes consideran los puntos de vista de los demás, no tendrán tal clase de relaciones incómodas.
A través de oraciones continuas, los pastores y los líderes en posiciones altas deben pensar en las formas de hacer que las almas de los miembros prosperen y de hacerlos felices guiando sus vidas cristianas.
Además, los miembros deberían tratar de unificar sus corazones y de estar unidos considerando los puntos de vista de los pastores y los líderes.
En todo, ustedes no deben insistir en lo que parece ser bueno según su punto de vista y hacer que los otros lo sigan.
Yo espero que siempre busquen el beneficio de los demás y que busquen el beneficio del reino de Dios, lo cual es verdaderamente bueno.
Amados devotos,
Para convertirse en hijos de Dios que son pacificadores, en segundo lugar, ustedes deben estar confiados delante de Dios.
Para esto, no deben aplicar los estándares de la verdad a otros sino a ustedes mismos y deben cultivar su corazón con la verdad.
Algunas personas actúan como si son buenos delante de otros, pero continúan teniendo maldad en el corazón y almacenando muros de pecados delante de Dios.
Aun cuando ellos no tengan enfrentamientos con otros, están quebrantando la paz con Dios. Y por lo tanto, no pueden estar confiados delante de Él.
Esto sucede mucho con sus palabras.
Ustedes expresan palabras de quejas, resentimiento, juicio y condenación, y esto levanta muros de pecados delante de Dios. Esto también le da a Satanás una oportunidad de traer acusaciones en contra de ustedes.
Esto no es solamente el caso de los nuevos creyentes. Algunos de aquellos que tienen fe y dicen que anhelan la bondad actúan de esta forma.
No obstante, ellos no reconocen que están diciendo cosas malas, porque piensan que están diciendo solamente cosas que son correctas.
Ellos se están quejando y juzgando y condenando; pero piensan que solamente están hablando dentro de la verdad.
Por ejemplo, cuando Dios nos dice que tengamos paz, tenemos que reconocer el corazón y la voluntad de Dios quien desea que tengamos paz y que cultivemos la paz en nuestro corazón.
Solamente entonces, podremos estar confiados delante de Dios, y también podremos tener verdadera paz con los demás en todas la cosas.
Pero aquellos que quebrantan la paz empiezan a quebrantar la paz con Dios con la palabra de Dios que nos dice que tengamos paz.
Ellos expresan palabra de quejas y resentimiento tales como, "Dios nos habló sobre la paz, entonces, ¿Por qué esa persona siempre insiste en sus propias opiniones y le ocasiona dificultades a los demás? ¿Por qué el grupo misionero trabaja de esta forma en que los miembros están teniendo dificultades? ¿Por qué los líderes no trabajan con más sabiduría y hacen más agradable el ambiente para los miembros?".
Ellos dicen que es la palabra de Dios, predicada por el pastor general, pero no comprenden el corazón de Dios ni del pastor.
Ellos simplemente la interpretan a su manera. Solamente están insistiendo en su propia justicia y bondad. Quieren que lo que parece ser bueno según su opinión se lleve a cabo diciendo, "Esta es la forma de tener paz, y esa no es la forma".
Esta clase de persona no tiene paz en su corazón.
Ustedes pueden estar confiados delante de Dios solamente cuando comprendan la voluntad de Dios en todo y sigan los deseos del Espíritu Santo.
A través de las palabras de la verdad, si siempre piensan en lo que Dios desea de ustedes y en cómo pueden agradar a Dios, entonces, podrán tener felicidad y paz en todo tiempo.
Entonces para que ustedes puedan actuar con verdadera bondad en todas las cosas, les insto a que no apliquen los estándares de la verdad a otros, sino a ustedes mismos.
Si pueden estar confiados delante de Dios y agradarlo, tendrán paz espiritual en todo lugar donde vayan.
Amados devotos,
Para convertirse en hijos de Dios que son pacificadores, en tercer lugar, deben tener esperanza por el Cielo.
¿A dónde han puesto su esperanza? ¿Tienen su esperanza en este mundo?
Yo creo que ustedes tienen su esperanza en el Cielo.
Tener su esperanza en el Cielo significa, en otras palabras, que no ponen su esperanza en las cosas carnales de esta tierra.
Si ustedes dicen, "Yo tengo esperanza en el Cielo, pero también quiero disfrutar esto y aquello en esta tierra", entonces, esto no tiene sentido.
Si ustedes comprenden el valor de las cosas de arriba e invierten en ellas, también comprenderán cuán insignificantes son las cosas mundanas.
Por supuesto, esto no significa que tienen que hacer solamente el trabajo de la iglesia abandonando sus deberes en el mundo.
Si ustedes tienen esperanza en el Cielo, tienen que ser fieles en toda la casa de Dios. Deben de ser fieles en el mundo, para que puedan darle gloria a Dios recibiendo Sus bendiciones.
Pero no tendrán ninguna codicia por ninguna cosa mundana ni deseo por ninguna de ellas.
Si ustedes codician algo, eventualmente harán algo en contra de la voluntad de Dios.
Por ejemplo, aquellos que se adentran en los negocios podrán hacer algo de falsedad actuando en contra de la palabra de Dios. Y sin embargo, dicen, "Esto no es solamente por mí. Si yo gano mucho dinero entonces también daré muchas ofrendas".
Pero esto solamente prueba que él no tiene esperanza en el Cielo.
En el exterior él dice que esto es por el reino de Dios. Pero de hecho, esta esperanza proviene de la mente carnal. Solamente es por su propia satisfacción.
Pero la esperanza en la cosas mundanas no es solamente por hacer mucho dinero y por comer y emborracharse.
Si ustedes trabajan mucho para ser reconocido por los demás, y si desean ser reconocidos como obreros fieles en la iglesia, esto también es deseo y esperanza mundana.
Incluso si nadie los reconoce, ustedes tienen que pensar en los ojos de Dios y no en los ojos de las personas.
Un siervo no puede servir a dos amos.
Si ustedes tienen esperanza en el Cielo, tienen que almacenar sus cosas preciosas en el Cielo. Deben buscar las cosas valiosas en el Cielo, y tienen que invertir su vida terrenal en el Cielo.
Amados devotos,
Cuando los niños juegan a interpretar papeles, ellos prefieren interpretar al mejor personaje.
Si interpretan a la princesa y a la sirvienta, ellas prefieren interpretar a la princesa. Si hay un súper héroe y un hombre malo, ellos quieren interpretar al súper héroe.
Por lo tanto, entre los hermanos y las hermanas, podrán pelear unos con otros diciendo, "¿Por qué siempre tengo que ser la sirvienta mientras tú eres la princesa?". "¿Por qué tengo que ser el hombre malo mientras tú siempre eres el súper héroe?".
Ellos querrán tener las mejores espadas de plástico con algunas joyas incrustadas, mientras desean que otros jueguen con espadas ordinarias de madera.
Pero ya sea que fueran princesas o sirvientas, o generales del ejército o presidentes, ellos dejarán todo atrás y regresarán a casa cuando el día termine.
Si ustedes, como adultos, juegan con esos niños, no van a insistir en que quieren jugar el mejor papel ni pelearán con los niños. Y esto se debe a que ustedes no le dan ningún valor o significado a ese juego.
Esto es igual con aquellos que tienen su esperanza en el Cielo.
Ustedes no codiciarán la fama ni la autoridad de esta tierra la cual eventualmente dejarán atrás.
No tratarán de pararse sobre otros para subir la escala social y disfrutar de más cosas.
No pelearán con otros para socavar sus opiniones y así cumplir los deseos de ustedes.
Solamente considerarán las cosas carnales insignificantes, por lo tanto renunciarán incluso a las buenas cosas como a basura. Pues comprenden cuán insignificante y fútil es el placer carnal.
Ustedes pueden regocijarse con la verdad y buscar el beneficio de los demás cuando consideran a los demás como mejores que ustedes mismos en su corazón. Y esto se debe a que comprenden bien que solamente haciendo esto podrán realmente disfrutar las cosas verdaderamente valiosas del Cielo.
Se regocijarán cuando los demás sean alabados y reconocidos, como su fueran ustedes mismos.
En lugar de ver las faltas de los demás, pensarán con bondad en el punto de vista de los otros, mirándolos con los ojos de la fe.
Ustedes no practicarán la verdad sintiéndose coaccionados.
Podrán practicar la verdad con gozo porque creen que esto los hará nobles y les traerá honor.


[Conclusión]

Amados devotos,
Piensen en la lectura de este día en Mateo 5:9 una vez más.
"Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios".
Este dice, 'hijos de Dios'.
No dice hijos del Presidente ni de algún millonario, sino los hijos de DIOS.
Si el dueño de todas las cosas en los cielos y en la tierra y el Dios todopoderoso los reconoce como Sus amados hijos, ¿de qué carecerán en su vida?
Conviértanse en pacificadores.
Ustedes deben tener verdadera bondad en el corazón y tener paz con todos.
Deben actuar en verdadera bondad a los ojos de Dios para que también tengan paz con Dios.
Yo espero que pongan su esperanza solamente en el Cielo y desechen las cosas insignificantes de este mundo, para que así siempre tengan paz en ustedes.
Yo oro en el nombre del Señor para que, al hacer esto, como verdaderos hijos e hijas de Dios el Creador, ustedes le den gloria a Dios en esta tierra, y también entren en el más precioso lugar del reino celestial.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch