new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
 
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Estudio basado en Génesis Mensajes > Estudio basado en Génesis
Estudio basado en Génesis
Title
   Estudio basado en Génesis(56) - Estudio basado en Génesis (56)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 2:15
Date
   2011-02-25



Pasaje

Génesis 2:15
[15] Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.


Amados hermanos y hermanas en Cristo:

Este es el estudio 56º de Génesis.
En el estudio anterior les expliqué cómo los dinosaurios cambiaron al ser sacados del Huerto del Edén a la Tierra.
Primeramente, antes de arrepentirse, ellos sintieron que fueron injustamente maltratados.
No estaban de acuerdo con el castigo porque no habían comido del árbol de la ciencia del bien y del mal.
Además, los dinosaurios consideraban a los animales de la Tierra como feos e insignificantes.
Fueron arrogantes y llegaron a pensar que eran seres superiores.
Pronto se convirtieron en presas de Satanás; fueron manchados con la maldad y se volvieron agresivos.
Es más, su constitución (y predisposición) física se volvieron carnales luego de venir a la Tierra, de esa manera sintieron un hambre intensa.
Comenzaron a comer cada planta y fruta que sus manos podían alcanzar.
Algunos de los dinosaurios mataron animales por error y cuando olieron su sangre, comenzaron a comer su carne.
Ya que la mayoría de dinosaurios eran grandes en tamaño, debían comer una gran cantidad de alimento para mantener sus cuerpos.
Debido a esto, el medio ambiente natural de la Tierra rápidamente se comenzó a arruinar.

Amados hermanos y hermanas:
Hubo otro factor que aceleró la contaminación del medio ambiente de la tierra.
Este constituye los excrementos de los dinosaurios.
Cuando vivían en el Huerto del Edén, no necesitaban defecar ya que el alimento se descomponía en su totalidad dentro del organismo mientras lo digerían.
Sin embargo, después de llegar a la Tierra, debían excretar luego de comer.
Debido a que un sinnúmero de dinosaurios debía excretar, la cantidad de excremento fue enorme.
Por este hecho, la Tierra rápidamente se contaminó.
La vaca, uno de los animales que representa a los herbívoros, emite cerca de 280 litros de metano al día por su eructo.
Generalmente se cree que los animales herbívoros son más grandes en tamaño que los animales carnívoros.
El mayor dinosaurio herbívoro entre los fósiles midió 40 metros de longitud y entre 150 a 200 toneladas de peso.
¿Cuán grande era la cantidad de metano que podían emitir los dinosaurios?
El gas metano se produce y se expulsa en excretar también.
Algunos científicos sostienen la teoría de que el gas metano que emitían los dinosaurios contaminó la atmósfera de la Tierra.
Es natural que lleguen a esta conclusión si conocen la vida del animal y el tamaño de los dinosaurios.
El gas metano que emitían los dinosaurios era suficiente para convertirse en una amenaza para el aumento de la temperatura de la atmósfera de la Tierra y la destrucción de la capa de ozono.

Amados hermanos y hermanas en Cristo:
Dios no pasó por alto el hecho de que los dinosaurios contaminaban el medio ambiente natural de la Tierra y estaban destruyendo la ley de la naturaleza.
De lo contrario, toda la tierra habría caído en un caos.
Por lo tanto, Dios destruyó a todos los dinosaurios a la vez.
¿Cómo pudo Dios destruir a todos los dinosaurios a la vez?
Lo hizo con fuego proveniente del segundo cielo.
En Génesis 19:24-25 se encuentra la escena de cuando Dios juzgó por medio de fuego del cielo.
Esto ocurrió cuando Dios destruyó Sodoma y Gomorra.
Dice así: "Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra".
En aquel entonces, Dios juzgó a las ciudades por medio del fuego del segundo cielo.
El fuego del Espíritu Santo puede ser visto sólo con ojos espirituales, pero ustedes pueden ver el fuego del segundo cielo sin necesidad de que sus ojos espirituales sean abiertos.
1 Reyes 18:38 dice: "Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja".
El fuego en este verso también provino del segundo cielo.
Cuando Dios exterminó a los dinosaurios, hizo llover fuego del segundo cielo.
Hubo ciertas razones por las cuales Dios hizo caer fuego del segundo cielo.
Él hubiera podido eliminar a los dinosaurios con el fuego del primer cielo.
No obstante, para hacer un fuego lo suficientemente grande como para matar a todos los dinosaurios a la vez, tendrían que haberse dado erupciones volcánicas o incendios por todo el mundo.
Al ser así, no sólo los dinosaurios sino también otros animales se hubieran extinguido.
Además, es probable que los dinosaurios no se hubieran extinguido todos a la vez.
¿Recuerdan que les dije que los dinosaurio no fueron formados con el polvo de la tierra sino con el polvo del Huerto del Edén?
Ellos fueron formados con el polvo del Huerto del Edén, y su método de creación cumplió con la ley del segundo cielo.
Hablando de manera figurada, tanto el grafito como el diamante están compuestos de carbono.
Dependiendo del método de composición, se convertirá en grafito o diamante.
De la misma manera, aunque los elementos de composición sean los mismos que existen tanto en el primero como en el segundo cielo, su método de composición es diferente.
La composición de la estructura de los dinosaurios era completamente diferente a la de los animales en la Tierra.
Aunque la constitución física de los dinosaurios cambió para convertirse en un cuerpo de carne y hueso, su método de estructura original no cambió.
Por lo tanto, incluso luego de que los dinosaurios murieron en la tierra por diversas razones, sus cuerpos, en especial sus huesos fuertes, no se descompusieron fácilmente.
Todas las criaturas vivientes que fueron creadas del polvo de la tierra se convierten en polvo luego de su muerte.
Sin embargo, incluso después de que los dinosaurios creados con el polvo del segundo cielo murieron en la Tierra, sus cuerpos no se descompusieron por completo.
Esto se debe a la diferencia entre el espacio del primer cielo y el espacio del segundo cielo.
No obstante, con el fuego del segundo cielo se hizo posible la completa extinción de los dinosaurios.
Por lo tanto, Dios hizo llover fuego del segundo cielo y destruyó los dinosaurios, y dejó fósiles de algunos de ellos.
Lo hizo para darle alguna pista a las personas en el futuro para que pudieran darse cuenta la razón por la cual los dinosaurios fueron extinguidos.
De esta manera, los fósiles de los dinosaurios contienen la evidencia que los dinosaurios fueron extinguidos a la vez por el fuego del segundo cielo.
La primera evidencia consiste en que el número de fósiles de los dinosaurios es mucho mayor al de los fósiles de otros animales.
En términos generales, para que un organismo vivo pueda convertirse en un fósil, su cadáver debe ser enterrado rápidamente en los sedimentos, y algunas partes de su cuerpo deben ser duras como huesos, dientes, o una concha.
Si se descompone rápidamente, ni siquiera el rastro de su cuerpo se puede ver en los sedimentos.
Si el cadáver es enterrado en un material que puede funcionar como preservante, se podrá mantener como fósil.
Por ejemplo: el hielo, el aire seco, la resina o la asfaltita pueden funcionar como preservantes.
La resina es una sustancia pegajosa producida por algunos árboles, y cuando se fosiliza, se convierte en una joya llamada ámbar.
En ciertas ocasiones el cadáver de un insecto puede ser encontrado dentro del ámbar.
Las seres vivos pueden convertirse en fósiles en otras situaciones, esto sucede cuando están bajo alta presión extrema y altas temperaturas.
Por ejemplo: cuando una criatura viviente es cubierta repentinamente por cenizas volcánicas ardientes, puede convertirse en un fósil.
Si usted echa un vistazo a los restos de Pompeya que fueron cubiertos por cenizas volcánicas en el año 79 D.C., se puede ver la rapidez con la que la catástrofe afectó a la ciudad.
Solo en unas pocas horas luego de que el volcán Vesubio erupcionara, la ciudad fue cubierta bajo 2 metros de una pesada ceniza volcánica que en solo tres días alcanzó 10 metros de espesor.
Los moldes de yeso de los cadáveres muestran claramente hasta la expresión facial de los que no pudieron escapar del desastre.
Debido a que la ceniza volcánica cubrió repentinamente la ciudad, sus patrones de vida de aquellos tiempos están bien conservados.
Si un animal muere en una circunstancia normal, a diferencia de esas situaciones específicas que acabo de mencionar, la fosilización se hace muy difícil.
Es por esto que es raro hallar fósiles de otros animales aparte de los dinosaurios.
Por otra parte, el número de fósiles de los dinosaurios es abundante.
Esto prueba que los dinosaurios fueron extinguidos a la vez por medio del juicio del fuego.
La segunda evidencia de la extinción de los dinosaurios por medio del fuego del segundo cielo es la de sus huevos y sus huellas.
En Corea del Sur se ha descubierto una gran cantidad de fósiles conocidos mundialmente por sus huevos y huellas de dinosaurio.
Cerca de 130 huevos de dinosaurio fosilizados fueron hallados cerca del lago de Si-Haw, y otros 100 cerca de la costa de Sun-So en la provincia de Chun-Nam.
Además, la huella fosilizada más grande del mundo de un pterodáctilo y una hermosa variedad de fósiles fueron encontrados en Woo-Hang-Ri en la provincia de Chun-Nam.
En cinco islas cerca de la ciudad de Yo-Soo, fueron halladas un total de 3.546 huellas fosilizadas.
Si no hubiera sido por el repentino juicio de fuego de Dios, la forma de un huevo de dinosaurio no se hubiera podido mantener.
Los huevos se rompen con facilidad.
El hecho de que muchos huevos de dinosaurios fueran fosilizados sin desformarse, prueba que el desastre que ocurrió fue repentino.
Otra evidencia que prueba el juicio de fuego es el hecho de la fosilización de las huellas de los dinosaurios.
Para que una huella pueda mantener su forma intacta, el suelo no debe ser duro sino blando como el lodo.
Aun así, la huella en el lodo blando también puede desaparecer fácilmente.
Pero si de repente desciende fuego, este puede cocinar el suelo y entonces la huella se puede preservar de manera completa.
Tal como muestran estos ejemplos, los fósiles de los dinosaurios nos dicen con claridad cómo fueron extinguidos.

Amados hermanos y hermanas:
¿Cómo explican los científicos del mundo la extinción de los dinosaurios?
Ellos también reconocen que todos los dinosaurios fueron extinguidos a la vez en cierto momento, por eso tienen mucha curiosidad por saber que sucedió.
En sentido general, cuando un animal se extingue, el proceso sucede lentamente en cierto período de tiempo.
Su población comienza a disminuir poco a poco y eventualmente se extingue.
Sin embargo, había gran variedad de dinosaurios y su población era enorme, aun así desaparecieron en un instante.
Para su información, hay más de mil tipos diferentes de fósiles que se han descubierto hasta ahora en todo el mundo.
Ya que una gran cantidad de dinosaurios fueron extinguidos a la vez, los científicos tienen diferentes teorías de su causa.
Algunos dicen que sucedió por el cambio brusco en el clima, otros dicen que fue por un virus.
Incluso hay aquellos que dicen que fue por causa de la radiación que produjo el estadillo de una estrella en el espacio.
No obstante, no pueden evidenciar lo que dicen sus teorías, por lo tanto no hay persuasión.
La teoría relativamente reciente entre ellos es aquella de la extinción por el impacto de un meteorito.
Un enorme meteorito colisionó con la Tierra y eso trajo el tremendo cambio a la Tierra; los dinosaurio se extinguieron por esta causa.
Si un meteorito con un diámetro de 10 kilómetros colisionara con la Tierra, su impacto sería 5 mil millones más fuerte que la bomba nuclear que cayó en la ciudad de Hiroshima.
Esto es 10.000 veces más fuerte que la explosión de todas las 25.000 bombas nucleares en poder de los EE. UU y la antigua Unión Soviética.
Aunque en realidad nunca ha sido probado, ¡este fue el resultado de su cálculo!
Los científicos dicen que hubo un impacto tan fuerte por un meteorito y, que debido a esto, muchos incendios y erupciones volcánicas surgieron en muchos lugares de la Tierra.
Como resultado de esto el clima cambió repentinamente.
Los dinosaurios que vivían en un clima templado, no pudieron adaptarse bien al repentino clima frío.
También escaseó la comida y se extinguieron.
Esta es la teoría de la extinción por el impacto de un meteorito.
Presentaron un sedimento especial entre los estratos de las épocas mesozoica y cenozoica.
Este estrato o sedimento indica que se produjo un gran cambio al final de la época mesozoica, en la cual se asume que los dinosaurios fueron extinguidos.
Este sedimento contienen una gran cantidad de un elemento llamado Iridio.
El Iridio es un elemento que se encuentra frecuentemente en los meteoritos o las cenizas volcánicas.
Este iridio se encuentra en un estrato de arcilla rojo de 2 centímetros de espesor, que está ampliamente distribuido en toda la tierra.
Los científicos dicen que esta es la evidencia que muestra un gran cambio provocado por un meteorito o por erupción volcánica en ese período de tiempo.
Por lo tanto, los científicos afirman la extinción de los dinosaurios a través de la teoría del impacto de un meteorito, basándose en esta evidencia.
Sin embargo, esta teoría de la extinción ha variado a través del tiempo.
Al principio, ellos propusieron que solo un meteorito colisionó con la Tierra.
No obstante, en 1990 afirmaron que no fue solo uno sino muchos meteoritos los que colisionaron con la Tierra.
Esto fue lo que el Dr. David Carlisle, un geoquímico reconocido a nivel mundial, escribió en su libro.
Estos científicos que no pueden imaginarse el hecho de que cayera fuego del segundo cielo, piensan que el fuego provino de muchos meteoritos.
Con el desarrollo de la ciencia, sus estudios muestran el resultado que se acerca a la verdad más que nunca.
Sin embargo, quizás surjan incógnitas con respecto a la extinción de los dinosaurios por la teoría del impacto de los meteoritos.
Si todos los dinosaurios se extinguieron a la vez por el impacto de un meteorito, ¿cómo sobrevivieron las demás criaturas vivientes?
Aunque hubo un gran cambio que causó que los dinosaurios se extinguieran, la mayoría de plantas permanecieron.
Además, pájaros, reptiles, mamíferos y la mayoría de los animales también sobrevivieron.
Si un gran meteorito hubiera colisionado con la Tierra, todos los animales, incluyendo los dinosaurios, hubieran sido víctimas del desastre ocasionado por el cambio ambiental.
Pero solo los dinosaurios se extinguieron, y los demás animales y plantas sobrevivieron.
Por lo tanto, la teoría de la extinción por medio del impacto de un meteorito tampoco es la respuesta correcta.
Otras teorías de la extinción levantan otras incógnitas.
Si los dinosaurios fueron extinguidos debido a un virus o radiación por la explosión de una estrella, los demás animales y plantas tampoco hubieran sobrevivido.
En cambio, si ustedes creen que Dios hizo llover fuego del segundo cielo para destruir a los dinosaurios, podrán comprender todo lo que ocurrió en realidad.
Cuando Dios hizo llover fuego del segundo cielo, Su único propósito fue el de destruir a los dinosaurios.
Por lo tanto, hizo llover fuego del segundo cielo, pero pudo manejarlo para que solo los dinosaurios murieran y no los demás animales.
Pudo salvar a los demás animales y plantas aun destruyendo a los dinosaurios en toda la Tierra a la vez.
Ejemplos similares pueden ser hallados en la Biblia.
Por ejemplo: cuando Dios envió las diez plagas a Egipto, ninguna de estas plagas estuvo sobre la tierra de Gosén, donde vivían los israelitas.
Además, Dios presentó dos señales a Gedeón cuando oró a Dios para confirmar Su voluntad, como describe el capítulo 6 de Jueces.
Gedeón colocó un vellón de lana en la era y lo dejó allí toda la noche.
A la mañana siguiente el rocío había mojado solo el vellón de lana y no la tierra.
Y sucedió lo contrario al siguiente día.
De la misma manera, cuando Dios hizo llover fuego del segundo cielo, Él de manera selectiva destruyó solamente a los dinosaurios y apartó a otras plantas y animales para salvarlos.
Únicamente cambiaron los componentes del estrato donde cayó el fuego del segundo cielo.
El sedimento que contiene una gran cantidad de iridio llegó a existir a través de este proceso.
Cuando se halló toda esa cantidad de iridio en el sedimento, del cual se cree surgió cuando los dinosaurios se extinguieron, los científicos lo vincularon con la teoría de la extinción de los dinosaurios por el impacto de un meteorito con la Tierra.
No obstante, debemos comprender que ese iridio que se encontró en grandes cantidades en los sedimentos entre las edades de la Era Mesozoica y la Era Cenozoica, no es la evidencia del impacto de un meteorito, sino la evidencia de que llovió fuego del segundo cielo.
Incluso las partes que no se pueden entender por la teoría del impacto del meteorito pueden ser claramente explicadas con la Palabra de Dios.
¡Y cuán lógica y razonable es la explicación de Dios!
Incluso un evento que no puede ser explicado por los científicos o no puede ser imaginado, puede ser bien comprendido cuando Dios lo explica.
En el próximo estudio les diré durante cuánto tiempo vivieron los dinosaurios sobre la Tierra.

Amados hermanos y hermanas en Cristo:
En este estudio les expliqué cómo juzgó Dios a los dinosaurios.
Dios hizo llover fuego del segundo cielo y destruyó a todos los dinosaurios a la vez.
Y hizo que algunos de los fósiles de los dinosaurios permanecieran sobre la tierra para que en el futuro las personas supieran de la existencia de los mismos.
La causa de la extinción de los dinosaurios no puede ser comprendida, sin importar qué tipo de conocimiento usen las personas, pero puede ser bien explicada por medio de la Palabra de Dios.
Para las personas que creen en el poder divino de Dios, este estudio debe ser como un oasis en el desierto.
Sin embargo, aquellas personas que no quieren poner a Dios en sus corazones, prefieren las falsas teorías por encima de la verdad de Dios.
Hay quienes también temen que si reconocen la verdad de Dios deberán negar sus logros de la investigación que han acumulado hasta ahora.
Sin embargo, en estos tiempos finales, Dios da la oportunidad de salvación a todas las personas de diferentes estratos sociales, incluso las personas intelectuales.
Al manifestar obras explosivas de poder, Dios presenta evidencias con las cuales tales personas no podrán hacer nada más que reconocer al Dios viviente, el Dios de la Creación.
Las 'obras explosivas de poder' no son una serie particular de señales y prodigios.
Las obras de poder que se han manifestado en esta iglesia desde su comienzo ocurrirán todas a una vez como si una bomba explotara.
Digamos que una epidemia se extiende por el hemisferio norte.
Quizás piense en la gripe porcina o en la fiebre aftosa.
En el futuro, tales epidemias como estas seguirán surgiendo, las personas harán protestas en cada rincón del mundo y tendrán mucho miedo.
En esta ocasión, cuando un hombre de influencia reconozca el poder de Dios y pida oración, las enfermedades desaparecerán no solo del hemisferio norte sino de todo el mundo.
Para poder lograr que estas enfermedades a nivel mundial desaparezcan de una sola vez, tendrán que suceder obras completas de gran magnitud.
Las puertas del espacio espiritual se abrirán y habrá desplazamientos entre los espacios, así como las obras que quemarán tales enfermedades por el fuego del Espíritu Santo.
Para producir todas estas obras en una sola vez, he estado bajo un entrenamiento de espíritu.
Las obras explosivas de poder se esparcirán no solo a los miembros laicos, sino también a todos los líderes en cada campo en el mundo.
Para hacer esto posible, Dios el Padre lo ha estado preparando con anticipación.
Yo mismo he sido inspirado en mi corazón y he obedecido; le he prestado mucha atención al área del ministerio de radiodifusión.
Hasta ahora, ustedes también han cultivado sus corazones, experimentando pruebas en sus corazones.
Ahora les insto a tomar toda la armadura de Dios con pasión y amor por Él.
Efesios 6:13 dice: "Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes".
¡Ruego en el nombre de Jesucristo, que cada uno de ustedes puedan ponerse la armadura de la Palabra de Dios y orar para poder cumplir la providencia de los últimos tiempos junto con el pastor!

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch