new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
 
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Estudio basado en Génesis Mensajes > Estudio basado en Génesis
Estudio basado en Génesis
Title
   Estudio basado en Génesis(49) - El Huerto del Edén (2)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 2:8-10
Date
   2010-10-22



Vigilia Entera del Viernes

Génesis 2:8-10
[8] Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado.
[9] Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
[10] Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos.

Amados hermanos y hermanas en Cristo:

Este es el 49º estudio de Génesis.

En el estudio anterior les expliqué acerca del Huerto del Edén.

¿Entienden ustedes la diferencia entre el Edén y el Huerto del Edén-

Para ayudarles a tener una mejor comprensión, les diré una alegoría.

La ciudad de Seúl y el Gran Parque de Seúl son obviamente diferentes, ¿no es así-

El Gran Parque de Seúl es uno de los muchos parques que tiene la palabra "Seúl" en su nombre.

Seúl y el Gran Parque de Seúl son diferentes en tamaño y en sus propósitos.

De la misma manera, el Edén y el Huerto del Edén son muy diferentes.
El Huerto del Edén es un lugar especial ubicado en Edén en el 2do Cielo.

Es el lugar que Dios preparó para que Adán y sus descendientes pudieran vivir.

Hay otros espacios especiales además del Huerto del Edén en el Edén del 2do Cielo.

Por ejemplo: El lugar en donde las almas salvas y el Señor tendrán los "Siete Años de las Bodas del Cordero" no está localizado en el Huerto del Edén, sino en el Edén.

Les mencioné en el último estudio acerca del ambiente del Huerto del Edén.

Les dije que no hay una clara distinción entre las estaciones del año, que no existe la noche y que el fluir del tiempo puede notarse por el cambio de temperatura.

También les dije que no hay casas para las personas o las familias, sino que todos descansan en carpas hermosas.

Además, aunque la mayoría de ellos permanecen desnudos, no tienen problemas ya que en ellos no hay maldad.

Entonces, ¿por qué nosotros nos pondremos vestiduras en el Reino Celestial donde no hay maldad-

Es porque el Reino Celestial es el lugar al que irá la gente que fue parte de la cultivación humana en la Tierra.

Estas personas jamás cometerían pecado aunque no usarán ropa, pero es normal para ellos usar vestimenta ya que lo hicieron en la Tierra.

Además, la vestimenta que usarán en el Reino Celestial representará su recompensa y gloria.

Hay algunas personas en el Huerto del Edén que sí usan ropa.

Estas son personas en posición de liderazgo.

Ya que el Huerto del Edén es tan grande y su población es inmensa, ellos tienen su propia organización y orden social.

Se agrupan en números y cada grupo tiene su propio líder.

Aquellos que pertenecen a un grupo, obedecen las instrucciones del líder, y viven en armonía.

Estos líderes usan ropa para distinguirse entre los demás.

En el Huerto del Edén la ropa no es más que una manera de presentar la posición de un líder.

Ahí no se usa ropa para esconderse o adornarse a sí mismo.


Amados hermanos y hermanas,

El entorno natural del Huerto del Edén es similar al de la Tierra.

Hay varias flores y árboles, y también muchos animales.

Hay muchos animales distintos, como aves, insectos y peces.

Es seguro que las plantas y animales que se crearon durante los seis días de la Creación, aún estén en el Huerto del Edén.

No obstante, aunque son de la misma especie, sus colores son muy diferentes a los colores de los animales en la Tierra.

Tanto en la Tierra como en el Huerto del Edén hay palomas blancas.

A pesar de que ambas son blancas, sus colores son totalmente diferentes uno al otro.

Las palomas blancas en el Huerto del Edén tienen un brillo deslumbrante y son de un blanco puro.

Pero las palomas en la Tierra no son así.

Para ayudarles a entender la diferencia de los colores, permítanme darles una ilustración.

Digamos que ustedes toman una fotografía de una misma flor, bajo las mismas condiciones, con dos cámaras distintas: una normal y una de alta definición.

¿Cuál de estas dos fotos se verá más hermosa-

Probablemente sea la foto tomada con cámara de alta definición.

Asimismo, los colores de las plantas y animales en el Huerto del Edén son mucho más hermosos que aquellos en la Tierra.

Esto es porque el Huerto del Edén es un reino espiritual en el que no hay maldad en lo absoluto.

Ya que nada se contamina ni se desintegra, permanece igual al momento en que Dios lo creó.

Han mantenido su entorno original limpio, puro y hermoso.

En el Huerto del Edén no hay montañas altas como en la Tierra.

Colinas con pendientes suaves están dispersas y forman una topografía que parece ser ondulada.

Ya que las altas montañas en la Tierra crean un paisaje hermoso, ¿es el paisaje del Huerto del Edén plano y sin brillo-

¡Claro que no!

En el Huerto del Edén, las nubes son las que crean esos paisajes hermosos.

Estas cambian en formas diversas y crean escenas hermosas.

¿Han visto alguna vez las nubes desde un aeroplano-

A veces estas crean un paisaje marítimo, y en otras ocasiones se ven como montañas. Estas cambian de forma constantemente.

En el Huerto del Edén, nubes más brillantes y hermosas que las de la Tierra forman paisajes hermosos.

Les explicaré más acerca de este entorno del Huerto del Edén en los siguientes estudios del libro de Génesis.

Ahora, en Génesis 2:9 leemos: "Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal".

Como les expliqué antes, existen innumerables plantas en el Huerto del Edén, al igual que en la Tierra.

También hay árboles frutales que dan su fruto.

Por tanto, en el verso nueve dice: "Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer".

Las personas del Huerto del Edén come estos frutos.

Por cierto, entre los innumerables árboles, hay dos que son más especiales y que están ubicados en el centro del Huerto del Edén.

Estos son "el árbol de la vida" y "el árbol del conocimiento del bien y del mal".

El centro del Huerto del Edén es más alto que las demás áreas, por eso estos dos árboles se pueden ver fácilmente.

La Torre Namsam en Seúl también se puede ver con facilidad.

Y si observan desde la parte interior del observatorio de la Torre de Namsam, podrán ver toda la ciudad de Seúl.

Se dice que incluso las aguas de las costas de Incheon se pueden ver desde ahí cuando el clima está bueno.

Dios colocó estos dos árboles que se ven con facilidad en el centro del Huerto del Edén.

Estos dos árboles tienen abundantes hojas y dan mucho fruto.

El fruto de los árboles del Huerto del Edén tiene mejor sabor, olor y color que los frutos de la Tierra.

Pero, entre todos los frutos, el de estos dos árboles se destaca del fruto de los demás árboles.

La diferencia es claramente visible.

El fruto de estos dos árboles es demasiado grande como para sostenerlo en una sola mano.

Entre los frutos de la Tierra, un melón de unos 25 cm. se asemeja al fruto de estos dos árboles.

El color y la forma del fruto del árbol de vida, así como del árbol del conocimiento del bien y del mal, son diferentes a los demás.

Primero, el fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal es de color rosa y tiene forma similar a la de un durazno de la Tierra.

Y el fruto del árbol de la vida es semejante a una manzana, y también es de color rojo.

No es un rojo encendido, más bien tiene poco color rojo, pero es muy hermoso.

El fruto de vida no sólo está en el Huerto del Edén, sino también en el Reino Celestial.

Apocalipsis 2:7 dice: "…le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios".

Y en Apocalipsis 22:2 dice: "En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto".

En base a estos versos podemos ver que hay muchos tipos de "árbol de vida".

Hay 12 tipos en la Nueva Jerusalén.

En el árbol de vida de la Nueva Jerusalén se dan 12 tipos de fruto de vida continuamente.

Por tanto, entre los muchos tipos de fruto del árbol de vida, aquel en el Huerto del Edén tiene forma y color similares al de las manzanas rojas de la Tierra.

Ya que Dios creó las formas y colores del fruto de vida y del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal para ser evidentemente distintos, no existe la posibilidad de que se den confusiones.

Ciertamente se puede distinguir el fruto de vida del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal.

De estos dos frutos, Dios le dijo a Adán que no comiera del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal.

No obstante, Adán finalmente comió del fruto de este árbol.

Ya que los dos frutos son distintos en forma y color, él no pudo poner excusas diciendo: "Me confundí. Al comer del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, pensé que era el fruto del árbol de la vida".

Mientras ustedes vivan en este mundo, siempre se van a enfrentar a lo bueno y lo malo, lo espiritual y lo carnal.

Con facilidad ustedes pueden discernir lo que es bueno y lo que es malo, así como lo que es espiritual y lo que es carnal.

Es casi imposible escoger lo bueno pensando que es malo, o escoger lo espiritual pensando que es carnal.

En Juan 6:63 Jesús dice: "El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida".

Cuando estén frente a una encrucijada, anhelo que ustedes siempre escojan el lado de la bondad y espíritu.

El Espíritu Santo quien mora en ustedes les ayudará a discernir lo bueno y lo malo.

Cuando escojan lo espiritual, Él se regocijará y les dará mayor gracia y fortaleza.

Amados hermanos y hermanas

Los frutos del Reino Celestial tienen fragancia y sabor fresco y rico.

Una vez que se lo prueba, parece estar derritiéndose en la boca.

Tienen un olor y sabor únicos, que no se pueden comparar con los frutos de este mundo.

Cuando Dios me dio la revelación con respecto al Reino Celestial, Él me permitió una vez sentir el sabor del fruto en el Reino Celestial.

De pies a cabeza, todo mi cuerpo estaba empapado con el sabor y aroma, y pronto me llené del aliento de vida.

Si ustedes van al Reino Celestial en el futuro, podrán saborear este fruto de vida cuanto gusten.

El fruto de vida en el Reino Celestial tiene aroma y sabor mucho más fuerte que el del fruto en el Huerto del Edén.

En el Reino Celestial, por supuesto, el fruto en la Nueva Jerusalén es mucho más sabroso que en el Paraíso.

Dije también que hay 12 tipos distintos de frutos de vida en la Nueva Jerusalén.

Anhelo que todos ustedes vayan a la Nueva Jerusalén y que personalmente disfruten del aroma y sabor de los frutos.

Ahora, permítanme explicarles Génesis 2:10.

Dice lo siguiente: "Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos".

Desde Génesis 2:11 en adelante se menciona los nombres y el área donde fluyen los cuatro ríos.

Dice que la fuente de los ríos es Edén.

No es el Huerto del Edén.

El río que fluye fuera de Edén fluye dentro del Huerto del Edén.

Entonces, ¿de dónde surge el agua de la fuente del río-

El 2º día de los 6 días de la creación, con la expansión en el medio, las aguas se dividen en dos; las aguas debajo de la expansión y las aguas sobre la expansión.

Las aguas debajo de la expansión llegaron a ser el mar de la Tierra en el Tercer Día de la Creación.

Y las aguas sobre la expansión fueron movidas al Segundo Cielo.

En ese momento, las aguas que se movieron al Segundo Cielo se convirtieron en la fuente del río del Edén.

El río que fluye fuera del Edén fluye por todo el Huerto del Edén.

Así como el Río de Vida en el reino Celestial fluye del trono de Dios y lo hace por todo el Reino Celestial, también hay un río que fluye por todo el Huerto del Edén.

El ambiente natural del Huerto del Edén es muy similar al de la Tierra que ciertamente necesita agua.

Los animales y plantas del Huerto del Edén reciben la llenura de este río, y estos mantienen su vida gracias a este río.

Adán y sus descendientes, quienes iban a vivir en el Huerto del Edén, también necesitarían agua.

Aunque son seres vivientes, sus cuerpos fueron hechos con el polvo de la tierra.
La sangre circula por sus cuerpos.

Esto significa que su cuerpo necesita agua.

El Huerto del Edén necesita agua de la misma manera, y por ende, Dios movió las aguas sobre la expansión en el segundo Cielo, e hizo de estas la fuente del río del Edén.

Por cierto, Génesis 2:10 dice: "…y de allí se repartía en cuatro brazos".

En este verso, "de allí" se refiere a la fuente del río del Edén.

Es la fuente de las aguas en el segundo Cielo.

Las aguas sobre la expansión, las cuales fueron movidas hasta el segundo Cielo, son también la fuente del río en el Huerto del Edén así como la fuente de los cuatro ríos.

Por cierto, estos cuatro ríos no están en el Huerto del Edén, sino en la Tierra.

Las aguas que se movieron al segundo Cielo cayeron en cuatro lugares de la Tierra y llegaron a ser ríos grandes.

Dije que los fenómenos atmosféricos empezaron a tomar lugar después del cuarto día de la Creación, y que empezó a llover sobre la tierra.

Antes de eso solamente había aguas del mar; no había agua sobre la tierra.

Únicamente después de la lluvia llegaron a existir las corrientes de agua.

Pero también les dije que no había ríos con abundante flujo de aguas.

En general, arroyos finos en los valles se juntan para formar un riachuelo, y muchos riachuelos se juntan para formar un río.

No obstante, los cuatro ríos grandes que afectaron la extensión de la civilización humana no se hicieron de este modo.

Dios hizo los cuatro ríos al hacer caer las aguas en el segundo Cielo en cuatro lugares de la tierra.

Cuando las lluvias torrenciales localizadas descienden, parece que las aguas cayeran desde el cielo.
Cuando Dios hizo los cuatro ríos en la tierra, Él abrió las puertas del segundo Cielo e hizo caer lluvia proveniente de las aguas que eran la fuente del río del Edén sobre los cuatro lugares.

Otro incidente similar se menciona en la Biblia.

Durante el Diluvio, las puertas de los Cielos se abrieron, y las aguas en el Edén descendieron sobre la Tierra.

Y los cielos se abrieron sobre toda la Tierra, y llovió por 40 días.

Como resultado, incluso la montaña más alta sobre la Tierra fue completamente sumergida bajo las aguas.

Les hablaré más detalladamente sobre esto cuando lleguemos al capítulo siete.

Ahora, ¿por qué hizo Dios los cuatro ríos en la Tierra-

Esto involucra el significado espiritual del número "4".

El número 4 significa principalmente el "sufrimiento".

Los israelitas vivieron como esclavos en Egipto durante 400 años, y por 40 años vivieron en el desierto tras el éxodo.

Nuestro Jesús también ayunó por 40 días antes de empezar Su ministerio público.

El número 4 es también el número que relaciona el hombre y la Tierra.

Al referirse a la superficie completa de la Tierra, se habla de las "cuatro direcciones de la Tierra".

Dios podía haber hecho tres ríos, e incluso siete ríos.

Pero ya que el número 4 es un número relacionado con la Tierra y es el número del hombre, Él hizo cuatro ríos.

Después de que Adán fue expulsado a la Tierra y empezó la cultivación humana, la gente empezó a florecer alrededor de estos cuatro ríos.

Estos cuatro ríos son idénticos a la cuna de las civilizaciones antiguas.

Para que un hombre pueda sobrevivir, el agua es imprescindible.

No sólo para beber, sino también para todas las áreas de la vida, el agua es una necesidad.

También es esencial para la agricultura.

Esta es la razón por la que la gente se reúne alrededor de los ríos, y forman una aldea que paulatinamente crece.

Como pueden ver, los ríos tienen un significado muy especial para los seres humanos.

Cuando Dios mismo hizo estos cuatro ríos, todas las condiciones para la cultivación humana se establecieron.

Por cierto, la forma de estos cuatro ríos ha cambiado en gran manera de la forma original que Dios creó.

Con el pase de innumerables años, la topografía de la tierra ha cambiado y así la ubicación de los ríos también cambió.

Ustedes no deben malentender que las ubicaciones y formas originales de los ríos fueron las mismas de hoy únicamente porque sus nombres actuales son los mismos.

Si ustedes interpretan la Biblia de manera únicamente literal sin considerar este hecho y tratar de explicar los ríos, pueden cometer errores.

Esto es porque Dios hizo estos cuatro ríos hace mucho tiempo de nuestra edad actual.

Dios creó a Adán del polvo de la tierra, lo guió al Huerto del Edén, y luego hizo los cuatro ríos de la Tierra.

Adán vivió en el Huerto del Edén por innumerables años mientras nacían sus descendientes.

Por lo tanto ustedes deben recordar que los cuatro ríos también tienen una historia muy larga.

A partir del siguiente estudio les hablaré acerca de los significados espirituales de los cuatro ríos y su ubicación actual aproximada.


Amados hermanos y hermanas en Cristo,

Esta noche les hablé acerca del ambiente natural del Huerto del Edén, los dos frutos especiales, y el río que fluyó del Edén.

El río que fluyó del Edén fluye en todo el Huerto del Edén, y trae vida y plenitud a las plantas y animales en el Huerto del Edén.

Además las aguas que eran la fuente del río del Edén también cayeron en los cuatro lugares de la Tierra para formar ríos grandes.

Los ríos proporcionan al hombre del agua que es imprescindible para la sobrevivencia.

Así, las personas se reúnen alrededor de los ríos y desarrollan la civilización.

De este modo, Dios mismo hizo ríos en los cuatro lugares de la Tierra donde la gente pudiera obtener el agua que es necesaria.

Así como el hombre no puede vivir físicamente sin agua, el hombre no puede sobrevivir sin agua en el sentido espiritual.

El hombre puede ser bendecido únicamente cuando tiene la Palabra de Dios, que es el agua espiritual.

Salmos 1:3 habla acerca de la bendición de la que pueden disfrutar aquellos que meditan en la palabra de Dios día y noche.

Dice: "Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae, y todo lo que hace, prosperará".

Este año 2010, el Año de la Cosecha, es también físicamente un tiempo de cosecha.

¿Qué tipo de frutos han producido- ¿Cuán abundantes se han tornado sus vidas-

¿Cuán próspero es usted en todo lo que hace-

Si su cuerpo y corazón han estado siempre en la Palabra de Dios, ustedes deben producir mucho fruto y todas las cosas deben prosperar.

Yo ruego en el nombre del Señor que muchos de ustedes sean bendecidos en el futuro y den gloria a Dios con frutos hermosos y perfectos.

[Amén]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch