new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   La voz y guía del Espíritu Santo(10) - La voz y guía del Espíritu Santo (10)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Romanos 8:12-16
Date
   2010-09-19



Pasaje

[Romanos 8:12-16]
[12] Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;
[13] porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
[14] Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
[15] Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!
[16] El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios".

[Introducción]

Amados hermanos y hermanas en Cristo,

Si ustedes pudieran simplemente entrar en el tercer nivel de fe, se sentirían cómodos al llevar su vida cristiana.

Esto es debido a que sus conflictos en contra del pecado serían menores.

Una vez que ustedes alcancen el tercer nivel de fe, ya no tendrán que luchar con el pecado cuando practiquen la Palabra de Dios.

Al menos ustedes no cometerán pecados en la práctica, es decir que no cometerán pecados de la carne, de esta manera será algo muy extraño que tengan que enfrentar calamidades.

Una vez que entren al tercer nivel de fe, sus pensamientos carnales serán demolidos y llegarán a ser casi imperceptibles al segundo nivel de fe.

Esta es otra razón del porqué nos sentimos más cómodos en el tercer nivel de fe que en el segundo.

Si ustedes permanecen en la roca de la fe en el tercer nivel de fe, no simplemente se sentirán cómodos, sino que también sentirán el gozo de una vida cristiana.

Pero sorprendentemente hay muchas personas que sufren mientras están en el segundo nivel de fe.

Incluso hay personas que se sienten a gusto en el tercer nivel de fe, y no cruzan la línea para entrar al espíritu. ¡Estos es muy triste!

Este es el décimo estudio de la serie "La voz y guía del Espíritu Santo".

Anhelo que ustedes se den cuenta y quebranten sus pensamientos carnales por medio de este mensaje.

Ruego en el nombre del Señor para que ustedes lleguen al espíritu, y a tener un espíritu completo, de una manera rápida con la ayuda del Espíritu Santo.

[Mensaje principal ]

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
En el tercer nivel de fe habrán derribado la mayoría de los pensamientos carnales que les impiden obedecer la Palabra de Dios.

Mantendrán al mínimo los hechos de obediencia de la palabra de Dios los cuales nos dicen qué hacer, qué no hacer, qué guardar y qué desechar.

Ustedes guardan el Día del Señor como día santo y dan sus diezmos.

Oran y asisten a todos los servicios de adoración y a las demás reuniones.

No cometen obras de la carne tales como la mentira, las disputas, el enojo o la fornicación.

Pero aún tienen algunos pensamientos carnales, y algunas veces asuntos de la carne.

El significado espiritual de la "carne" es la "naturaleza pecaminosa que está combinada con el cuerpo".

Y "los asuntos de la carne" son cada uno de los aspectos de la "carne".
Hechos tales como el odio, la envidia, los celos, la falsedad, la astucia, la arrogancia, la ira, el juzgar y condenar, los pensamiento de adulterio y la avaricia son todos "asuntos de la carne".
En el comienzo del tercer nivel, es posible que tengan odio o que juzguen por un momento cuando otros hacen algo que ustedes no pueden entender.

Su mente avara y adúltera puede ser estimulada.

No obstante, ustedes desechan tales pensamientos carnales para que estos no se produzcan como "obras de la carne".

Ya no aceptan los pensamientos carnales que los guían a cometer pecados.

Si es que ustedes alcanzan el 60% del tercer nivel de fe, conocido como "la roca de la fe", también habrán desechado la mayoría de estos asuntos de la carne.

Una gran parte de los pensamientos carnales son demolidos.

No tendrá ningún deseo de desobedecer al activamente usar sus pensamientos de la carne.

Mientras ustedes se acercan al cuarto nivel de fe al alcanzar el 70, 80 y 90% del tercer nivel, sus pensamientos carnales en consecuencia comenzarán a desvanecerse.

La voz de Satanás que obra por medio de sus pensamientos carnales comenzará a desvanecerse.

Pero en el tercer nivel de fe, todavía tienen pensamientos carnales que brotan de su orgullo y patrones de pensamiento.

Quieren obedecer la Palabra de Dios, pero en ciertas ocasiones no lo pueden hacer debido a los pensamientos carnales.

No es fácil cambiar la manera de pensar o el comportamiento que ustedes han formado durante un largo período de tiempo.

Especialmente, si es que ustedes han desarrollado un patrón de pensamiento equívoco o impropio con la palabra de verdad, basados en estas ideas personales, es difícil entender la verdadera voluntad de Dios que se encuentra en la Palabra.

Es debido a que tienden a aceptar y entender sólo lo que está dentro de los límites de sus patrones de pensamiento.

De la misma manera, será difícil escuchar profundamente la voz del Espíritu Santo.

Aunque ustedes hayan sido creyentes por muchos años y hayan trabajado fielmente para el reino de Dios, no tendrán un crecimiento sustancial.

También tendrán falta de los frutos espirituales.

De esta manera, deben derribar la arrogancia y los patrones de pensamiento.

Si es que tenemos este tipo de arrogancia y patrones de pensamiento, estamos propensos a tener pensamientos carnales sin ni siquiera darnos cuenta.

El tercer nivel de los pensamientos carnales son aquellos que surgen de la arrogancia y los patrones de pensamiento sin que nos demos cuenta.

Hay creyentes que se han detenido en el umbral del espíritu, debido a que no pueden destruir tales pensamientos carnales.

Dios el Padre dice que es fácil entrar al espíritu.

Mientras no derribemos nuestros pensamientos carnales no será nada fácil entrar al espíritu ni tener espíritu completo.

Supongamos que una persona ha alcanzado el 99% del tercer nivel de fe, casi a punto de entrar al cuarto nivel de fe.

Si ustedes simplemente miran las cifras, quizás piensen que esta persona puede entrar al espíritu muy pronto debido a que sólo falta el 1%.

Pero hay algunas personas que no pueden alcanzar esto ya que no podrán desechar sus constantes pensamientos carnales.

No pueden cambiar ese uno por ciento de la carne en el espíritu.

Por ejemplo: Quizás sea algo relacionado con su temperamento.

Algunas personas no se dan cuenta del temperamento que ellos han heredado de sus padres, y están escondidos dentro de su "Chi" o energía vital.

Aunque ellos no quieren tener pensamientos carnales, este temperamento automáticamente genera pensamientos carnales.

Por ejemplo: Algunas personas nacen con un temperamento introvertido.

Estas personas normalmente son calladas. Generalmente no se enfadan o pelean, ni quebrantan la paz.

Frecuentemente tienen una buena relación con los demás, por lo que es difícil para ellos examinarse a sí mismos.

En cambio, si una persona es reconocida por su gentileza y se convierte en el líder de un grupo, la situación cambiará.

Claro, el líder de un grupo debe ser amable, pero en ciertas ocasiones debe ser firme.

Pero aquellas personas que son introvertidas en ciertas ocasiones no podrán expresar clara y plenamente sus opiniones.

Muchos de ellos carecen de confianza en sí mismos y son pasivos en ciertas situaciones.

De esta manera, cuando deben activamente realizar sus responsabilidades, simplemente se quedan en un estado pasivo.

Deben enérgicamente preocuparse por los demás y guiarlos con seguridad en sí mismos, pero les falta este tipo de carácter.

Sin embargo, no tienen problemas evidentes con las demás personas y debido a que consideran a los demás con bondad, no se dan cuenta que el problema reside en ellos mismos.

Por otra parte, algunas personas nacen con un carácter extrovertido.

Sienten pasión por lo que hacen y expresan su ser sin ningún problema. También tienen un amplio grupo de amistades.

También asumen el liderazgo en la obra del Señor en muchos aspectos.

La pasión es muy importante y necesaria en nuestras vidas cristianas.

Pero mientras tienen este fervor estas personas tienden a no ser serviciales.

En realidad ellos no consideran a otras personas mejores que sí mismos, y no brindan consuelo a los demás.

Por ejemplo: Hay tantas cosas que hacer cuando tenemos un evento especial en la iglesia.

Piense que hay muchos voluntarios para el trabajo que esta persona desea hacer.

En este caso, si él quisiera servir a los demás, cedería el paso para que otra persona realicen su trabajo.

Pero él cree que es la persona adecuada para realizar tal tipo de trabajo. También confía en sí mismo.

Finalmente, esta persona no cede y él mismo hace el trabajo.

Ahora, esta persona se justifica a sí mismo pensando que él consiguió ese trabajo ya que su anhelo por el mismo fue mayor que el de los demás.

Esta persona no se da cuenta de su falta de servicio. No se da cuenta que se coloca por delante de los demás, y que es incapaz de considerar a las demás como personas mejores que él.

Tiene estos patrones de pensamiento de un carácter extrovertido y activo. Por lo tanto, no puede tener paz con los demás cuando debe retroceder y ceder, al pensar en el deseo por el espíritu y el avanzar hacia el Cielo.

Incluso, en ciertos casos los pensamientos carnales surgen de los patrones de pensamientos de la personalidad que son formados mientras crecemos.

Cuando enfrentan altibajos en sus vidas, estas personas llegan a tener una personalidad oscura y negativa.

A medida que miran el mundo en el dolor y el resentimiento, su visión se va convirtiendo en su personalidad.

Este tipo de personalidad también influye en su vida cristiana.

Llevan una vida en Cristo pero sienten las dificultades debido a los pensamientos carnales que surgen del carácter negativo.

Por ejemplo: Se esfuerzan mucho para orar y trabajar para el reino de Dios y desechar el pecado y recibir bendiciones.
Mientras tanto, otra persona que está en una situación similar ha recibido la bendición que quería recibir.
Además, otra persona ha recibido un deber mayor.

Cuando él se da cuenta que las otras personas están avanzando más que él, se pone nervioso y se desalienta.

No puede regocijarse completamente con la verdad.

Otras personas se condenan y se critican a sí mismas en cada problema.
Dentro de sus patrones de pensamiento, sienten a Dios como un Dios de la Ley y del juicio en lugar de un Dios de amor.

Sienten que Dios es un Dios horrendo.

No practican la verdad con gozo porque aman a Dios, sino que la practican con miedo de ser castigados.

Se echan la culpa con dureza, incluso por los pequeños errores.
Pierden la fuerza para orar, y no pueden presentarse delante de Dios.

Por supuesto, si realmente están en la roca de la fe, no van a utilizar pensamientos carnales, en esta medida.

Pero debido a tales patrones de pensamiento, en algunas ocasiones, no siente profundamente el amor de Dios.

Cuando interactúan con otras personas, no las entienden ni aceptan de acuerdo a su medida de fe, sino que miran a los demás de acuerdo a sus patrones de pensamiento.

Cuando ven las imperfecciones de los demás, su primer impulso es el de señalarlos y corregirlos.

A veces tratan de obligar a quienes tienen poca fe a entrar en el camino de la fe.

En este proceso, hacen que ellos piensen que Dios es malo. Al pensar de esta manera, se les hará difícil llevar una vida en Cristo.

Y por supuestos, ellos creen que esto es amar a las almas y a Dios.

Al vivir de esta manera, será duro para ellos como para las personas que están a su alrededor.

Algunas personas han cultivado sus corazones con la verdad a un punto muy alto, pero aún tienen pensamientos carnales porque todavía hay algunos pequeños atributos de la carne.
Por ejemplo: Cierto obrero desea obedecer la voluntad de Dios tan pronto como la reconoce.

Asimismo, cuando un colega o sus líderes le dan un consejo, él desea seguirlo.

Pero el problema está en que él también tienen algunos sentimientos incómodos.

Acepta en sí el consejo, pero por momentos se siente incómodo.

Aunque él quiere obedecer 99 veces de las cien que le piden, si en una ocasión él se siente incómodo con hacerlo, entonces esta persona no tiene un corazón del espíritu.

Si él tiene 0,1% de incomodidad en su corazón, aún sigue siendo carnal.

Pero debido a que el otro 99.9% es del corazón de bondad, y debido a que su pensamientos incómodos pasan desapercibidamente, se olvida de ese 0,1%.

Es por eso que él no puede desechar esa diminuta falsedad de él, así es como no puede entrar al espíritu.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch