new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   La voz y guía del Espíritu Santo(6) - La voz y guía del Espíritu Santo (6)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Romanos 8:12-16
Date
   2010-08-01



Pasaje

Romanos 8:12-16
[12] Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;
[13] porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
[14] Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
[15] Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!
[16] El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios".

Introducción

Amados hermanos y hermanas en Cristo,

En todas partes del mundo, las personas usualmente piensan que el hombre se diferencia de los animales debido a su habilidad para pensar en un nivel superior.

Pero frecuentemente notamos la expresión "una bestia con rostro humano", usado en las noticias en estos días.

Esto quiere decir que tienen rostro de ser humano, pero sus mentes son iguales a la de una bestia.

Si las personas no viven como tales, no son diferentes a los animales.

Sólo al mencionar este hecho, podemos ver que no es únicamente la habilidad de pensar la que diferencia a las personas de los animales.

¿Qué es entonces lo que nos hace humanos, y qué es lo que diferencia a las personas de los animales?

Es el espíritu.

Para usar las expresiones de las personas del mundo, decimos que es el "corazón" de las personas.

Dios ha sembrado la Semilla de Vida en el núcleo de una de las células en el corazón del hombre.

Cuando aceptamos al Señor, el Espíritu Santo viene a nuestro corazón, y esta Semilla de Vida se despierta.

Esto quiere decir que el espíritu, que había muerto debido al pecado de Adán, es revivido.

Entonces, el Espíritu Santo nos guía a vivir como personas e hijos de Dios.

Aunque las personas tengan una habilidad superior para pensar, si sus pensamientos son controlados por el diablo enemigo y Satanás, sólo serán guiados a la muerte.

Anhelo que ustedes claramente escuchen la voz que el Espíritu Santo les ha permitido escuchar y que se conviertan en verdaderas personas e hijos de Dios.

Ruego en el nombre del Señor que, al igual que Adán, el primer hombre, quien se veía bien a los ojos de Dios, Él también se deleite en gran manera con ustedes.

Mensaje principal

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
Este es el sexto estudio de "La voz y guía del Espíritu Santo".

En el último estudio hablé acerca de los pensamientos carnales.

Originalmente quería hablar acerca de qué tipos de pensamientos carnales se levantarían de acuerdo a la medida de la fe de cada uno.

Pero antes de eso, permítanme explicar detalladamente cómo la voz del Espíritu Santo y la de Satanás, respectivamente, controla a las personas.

Este es un concepto muy importante, el cual ustedes deben entender para escuchar la voz del Espíritu Santo.

Pueden considerar este estudio como un repaso y un estudio profundo de los dos estudios anteriores.

Hermanos y hermanas,
El Espíritu Santo habita en el corazón de los hijos de Dios como en un Templo.

1 Corintios 3:16 dice: "¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?"

Por lo tanto, el Espíritu Santo mueve la verdad de nuestros corazones.

Por otra parte, Satanás no está dentro de las personas, sino fuera de ellas.

Efesios 2:2 dice: "En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia".

Como está escrito, Satanás opera en el aire.

Así como se envían ondas radiales, Satanás esparce su poder y su corazón.

Las falsedades en el corazón actuarán como una antena que recepta la voz de Satanás.

Se recibe la voz y comienza a obrar por medio de los pensamientos carnales que se levantan en forma de falsedades.

Los pensamientos carnales son la recuperación del conocimiento de la falsedad, entre el conocimiento que se introduce dentro de nuestro dispositivo de memoria.

Satanás causa que su voz sea escuchada por medio de estos pensamientos carnales.

Desde el punto de vista de Satanás, nuestros pensamientos pueden ser comparados con una puerta principal.

Suponga que el lugar más importante de una casa es la habitación principal, y para ingresar a esta habitación debemos atravesar primero la puerta principal.

Sólo después de pasar por la puerta principal podemos entrar a la casa e ir a la habitación.

Esta puerta principal puede ser comparada con los pensamientos de las personas.

Y la habitación puede ser comparada con nuestro corazón.

Satanás puede ser comparado con un ladrón que está merodeando fuera de la casa, esperando que se abra la puerta.

Satanás siempre está intentando que su voz ingrese al corazón de las personas para poder controlar sus corazones como él quiera.

Tener pensamientos carnales, es igual que abrir totalmente la puerta principal para el ladrón.

Cuando las personas le abren la puerta a Satanás, es decir, cuando tienen pensamientos carnales, Satanás intenta entrar al corazón de las personas al pasar a través de las puertas de sus pensamientos.

Por otra parte, el Espíritu Santo no está afuera sino que está entronizado en nuestros corazones.

El Espíritu Santo está en la habitación principal mientras que Satanás está afuera de la casa.

Él mora en nuestro corazón y nos habla a través de la verdad que se cultiva en nuestro corazón.

Él no tiene que pasar por la puerta de los pensamientos para entrar en la casa desde el exterior.

Él nos habla directamente desde el corazón.

Ahora, ¿entienden ustedes por qué Satanás controla los pensamientos mientras el Espíritu Santo controla nuestros corazones?

Al escuchar esta explicación, no deberían sentirse confundidos con el verso de Apocalipsis 3:20 que dice: "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo".

¿Qué significa esto? Esta palabra fue dada a aquellos que aún no han aceptado al Señor.

Estar parado y golpear la puerta significa que Él está golpeando a la puerta de los pensamientos, antes de Él entrar al corazón de las personas.

Por ejemplo: por medio de los predicadores, el Señor nos habla acerca del camino de la salvación y de la vida venidera, y golpea a la puerta de los pensamientos de cada individuo.

En esta iglesia, nosotros también mostramos las poderosas obras de Dios, las señales y prodigios que no son posibles por medio del conocimiento y poder humano.

En este momento, aquellos que abren la puerta de sus pensamientos piensan si la crucifixión fue un evento real, si Dios está realmente vivo y si en realidad existe o no el Cielo.

Entonces, cuando aceptan el evangelio y abren sus corazones, el Señor entra a ellos.

Más precisamente, el Espíritu Santo, quien es uno con el Señor, entra a sus corazones.

Luego de entrar al corazón, el Espíritu Santo siempre habita en nuestros corazones.

Él no tiene que entrar por medio de la puerta de los pensamientos.

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
En resumen, los pensamientos carnales que son controlados por Satanás vienen de la cabeza, y la voz del Espíritu Santo viene del corazón.

Por lo tanto, quizás pensamos que podemos escuchar la voz del Espíritu Santo con mayor claridad que la voz de Satanás.

Es debido a que Satanás está obrando desde afuera, mientras que el Espíritu Santo está en nuestros corazones.

¿Cuál cree usted que es la situación real?

Primero les daré la conclusión. Ustedes tendrán pensamientos carnales siempre y cuando tengan falsedades en sus corazones.

Mientras más falsedades tengan, más rápidamente tendrán pensamientos carnales.

Es decir, mientras más falsedades tengan, la voz de Satanás es entregada más rápido.

Permítanme explicarles por qué.

Ustedes ven y escuchan tantas cosas. ¿A qué lugar llegan primeramente, a sus corazones o sus mentes? Llegan primeramente a sus mentes.

Lo que ustedes ven y escuchan llegará primero al cerebro a través de los nervios visuales y auditivos.

El cerebro pensará basado en esta información.

Este principio se aplicará a aquellos que tienen falsedades en sí mismos.

Cuando ellos vean o escuchen algo, primeramente registrarán los pensamientos en sus mentes.

Si ellos han permitido el ingreso de muchos conocimientos de falsedades, tendrán en su mayoría pensamientos carnales.

Pero para aquellas personas de verdad quienes han desechado por completo la falsedad, lo que ellos escuchen o miren no necesariamente causará que piensen directamente acerca de ello.

En primer lugar llegarán a sus corazones.

Por supuesto, lo que ellos escuchen y vean llegará a sus mentes por medio de los nervios ópticos y auditivos.

Pero debido a que sus corazones controlan sus pensamientos, esto es, ya que sus espíritus controlan sus almas, ellos pensarán de acuerdo a la voz del Espíritu Santo que se escucha dentro de sus corazones.

La información que ellos obtengan a través del ver y el escuchar, no se convertirá inmediatamente en pensamientos, sino que estos se crearán luego de pasar por el corazón.

De esta manera, sólo tendrán pensamientos de verdad que pertenecen al Espíritu a través del control del Espíritu Santo en sus corazones.

Ahora, supongamos que ustedes han recibido el Espíritu Santo y su espíritu muerto revive, pero aún tienen falsedades en sus corazones.

En estos casos, el Espíritu Santo mueve sus corazones cuando ustedes escuchan o ven algo, pero antes de que lo puedan sentir, son propensos a tener primeramente pensamientos carnales.

Esto es debido a que primero, mientras los pensamientos carnales se levantan, bloquean la voz del Espíritu Santo.

Podemos comprender este proceso cuando pensamos acerca del proceso de surgimiento de la lascivia de los ojos.

Por ejemplo: ustedes ven a una personas que está "muy a la moda", en un sentido humano, y piensan que ella es muy hermosa.

Ahora, el Espíritu Santo les hablará y les dirá: "La belleza de este mundo es falsa, y no tiene sentido".

Pero como Satanás continuamente agita sus pensamientos carnales, ustedes no pueden escuchar la voz del Espíritu Santo.

Como resultado, la naturaleza pecaminosa en sus corazones también será agitada.

Su lascivia es estimulada en su corazón y comienza a pensar: "Yo también quiero hacer lo mismo. Quiero tener esas mismas cosas".

Permítanme darles otro ejemplo. Supongamos que ustedes están caminando por el parque.

Y llegan a ver a una pareja que están sentados en una banca.

Se están hablando el uno al otro sentados muy cerca.

Al principio, solamente usted está pasando, pero se da cuenta que sus caras le son familiares.

Recuerda que los ha visto en la iglesia.

De acuerdo a lo que ustedes han escuchado hasta ahora, ¿qué tipo de imaginación tienen? Cada uno de ustedes tendrá pensamientos diferentes.

De acuerdo al tipo de conocimiento y sentimientos que ustedes hayan permitido en tal situación, sus opiniones serán diferentes.

El momento que ustedes ven esta escena, el conocimiento que hayan guardado con sus sentimientos será retomado.

Aquellos que tengan un corazón puro mirarán a los demás en la misma manera, con pureza.

Al contrario, aquellos que tienen corazones impuros mirarán a los demás en una manera que sea menos pura.

Ellos piensan: "¿qué tipo de relación tienen ellos?"

Comienzan a imaginar muchas cosas y los juzgan y condenan.

Debido a que ellos tienen ilegalidad en sus corazones, piensan que el resto hará lo mismo.

Aplican su propia experiencia, conocimiento y sentimientos e intentan juzgar lo que han visto o han oído.

Debido a que tienen maldad en sus mentes, también piensan que los demás tienen maldad.

Mientras más conocimiento de falsedad tengan, tendrán más pensamientos de maldad.

Las personas que no tienen falsedad en ellos, no tendrán ningún pensamiento de maldad. Sólo verán con ojos de bondad.

Aquella pareja quizás estaba discutiendo de algo acerca del reino de Dios, o compartiendo un testimonio. Así que ellos sólo pensaron en bondad.

Por supuesto, quizás esta pareja en realidad estaban juntos con intensiones que son menos apropiadas.

Pero si ese es el caso, quizás Dios muestre algo muy específico, para que aquellos que no tienen falsedad en sus corazones puedan discernir la situación.

Pero incluso en este caso, no juzgarán o condenarán. Tampoco tendrán el deseo de divulgar la noticia.

Pensarán sólo en la manera de salvar vidas y guiarlos al camino de la bondad.

Hermanos y hermanas,
Si ustedes remueven las falsedades de sus corazones, los conocimientos de las falsedades también serán removidos de sus mentes.

Por lo tanto, los pensamientos carnales también serán removidos.

Aunque ustedes quizás intenten tener pensamientos carnales, no lo podrán hacer.

Por consiguiente, en cualquier tipo de situación o problema, no recibirán las obras de Satanás.

Debido a que no habrá terreno para que Satanás obre en ustedes.

Debido a que ustedes nunca abrieron la puerta de sus pensamientos a Satanás, no hay lugar para que la voz de él pueda ingresar.

Sólo el Espíritu Santo, quien está en sus corazones, controlará los mismos.

Al punto que ustedes desechen las falsedades y se llenen de la verdad, la voz de Satanás se debilitará.

Y la voz del Espíritu Santo se fortalecerá.

Por ejemplo: si sus corazones consisten de 80% de verdad y 20% de falsedad, podrán comprender claramente la voz del Espíritu Santo.

Aunque la voz de Satanás esté presente, ustedes simplemente la ignorarán y continuamente escucharán la voz del Espíritu Santo.

La voz del Espíritu Santo es mucho más clara, y el deseo del Espíritu Santo es mucho más fuerte que el deseo de la carne.

Aunque ustedes desechen completamente la carnalidad, siempre y cuando ustedes tengan vestigios de ella, quizás escuchen débilmente la voz de Satanás.

Pero para entonces ya tendrán el deseo de seguir la voz del Espíritu Santo, y no tratarán de escuchar la voz susurrante y débil de Satanás.

Por ejemplo: en una radio, supongamos que ustedes pueden escuchar algo de ruido en la frecuencia que están oyendo.

Pero la transmisión que están escuchando es mucho más clara, y el ruido es muy débil.

Es tan débil que apenas pueden escucharla sólo cuando colocan su oído junto al radio.

Entonces, ¿intentarán ustedes escuchar ese pequeño ruido? ¡Por supuesto que no lo harán!

Lo mismo sucede con la voz del Espíritu Santo y la voz de Satanás.

Pero por otro lado, incluso aunque la voz de Satanás es más fuerte que la voz del Espíritu Santo, aún pueden escuchar la voz del Espíritu Santo si es que quieren. La pueden oír si sólo intentan escuchar únicamente la voz del Espíritu Santo.

Cuando el ruido relativamente débil y los sonidos relativamente fuertes se mezclan, ustedes todavía pueden escuchar el ruido débil si se concentran en él.

Es decir, aun los nuevos creyentes pueden escuchar la voz del Espíritu Santo y obedecerla, pero sólo si la practican diligentemente con el deseo de escuchar la voz.

Entonces podrán desechar las falsedades rápidamente.

El asunto más importante es su anhelo ferviente.

Si ustedes anhelan escuchar la voz del Espíritu Santo, y si quieren obedecerla, la escucharán aunque no sea muy clara.

Por otra parte, aunque ustedes tengan la misma cantidad de falsedad y de verdad, no escucharán la voz del Espíritu Santo si su anhelo es mínimo y no quieren obedecer.

Por lo tanto, espero que cada uno de ustedes anhele escuchar fervientemente la voz del Espíritu Santo.

Conclusión

Amados hermanos y hermanas en Cristo, ¿Aman ustedes a Dios con sus mentes?

¡No!, ustedes lo aman con sus corazones.

La voz del Espíritu Santo no se escucha con la mente.

No se puede discernir la voluntad de Dios al pensar en muchas cosas y hacer cálculos.

Por supuesto, deben tener el conocimiento de la verdad en sus mentes, pero después de todo, la voz del Espíritu Santo puede ser escuchada sólo en la medida de la verdad que haya sido cultivada dentro de ustedes.

Por lo tanto, no le den sus pensamientos a Satanás, sino que desechen la falsedad de manera rápida, y dejen sus corazones con el Espíritu Santo, quien está en sus corazones.

Ruego en el nombre del Señor que ustedes siempre disfruten de una vida pacífica y feliz, al obedecer la voz y el llamado urgente del Espíritu Santo.

[Amén]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch