new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
 
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Estudio basado en Génesis Mensajes > Estudio basado en Génesis
Estudio basado en Génesis
Title
   Estudio basado en Génesis(37) - La Creación – Cuarto día, Parte II    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 1:14-19
Date
   2010-06-25



Pasaje

Génesis 1:14-19
[14] Entonces dijo Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche, y sean para señales y para estaciones y para días y para años;
[15] y sean por luminarias en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así.
[16] E hizo Dios las dos grandes lumbreras, la lumbrera mayor para dominio del día y la lumbrera menor para dominio de la noche; hizo también las estrellas.
[17] Y Dios las puso en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra,
[18] y para dominar en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.
[19] Y fue la tarde y fue la mañana: el cuarto día.

Amados hermanos y hermanas en Cristo,

Este es el 37º estudio del libro de Génesis.
Continuaré explicando acerca del 4º día de la Creación estudiado en la última reunión.
En el 4º día, Dios creó el sol, la luna y las estrellas.
En terminología astronómica, Dios creó "nuestra Galaxia" durante el 4º día de la Creación.
Las estrellas que están más allá de nuestra galaxia han existido desde que había solamente un espacio, el "espacio original".
Al comparar esto con la inmensidad del espacio, la Tierra no es más que un pequeño punto.
En el estudio anterior les dije que la Tierra, entre todas las estrellas del primer cielo, puede compararse a un grano de arena de la playa.
Los científicos incluso dicen que el número de estrellas en el universo es mayor que el número de granos de arena que forman todas las playas del mundo.
Ellos dicen esto ya que asumen que existen alrededor de 100 billones de galaxias en el universo.
En nuestra galaxia, la cual es parte de los 100 billones de galaxias, existen alrededor de 100 billones de estrellas.
¡Por lo tanto, el número de estrellas en el universo entero es 100 billones de veces superior a 100 billones!
(el número 1 con 22 ceros)
La gente conoce como "estrellas" a las luces pequeñas y brillantes del cielo de la noche.
En términos astronómicos, solamente el cuerpo celeste que puede brillar por sí mismo es llamado "estrella".
Antes de continuar, permítanme primeramente explicarles algunos términos.
Primero: Los "cuerpos celestiales" se refieren a "todas las cosas existentes (objetos materiales) del universo".
Un "cuerpo", el cual brilla por sí mismo en una ubicación relativamente fija, como por ejemplo el sol del Sistema Solar, es llamado "estrella".
Esta es la definición de la palabra "estrella" en términos astronómicos, y la mayoría de estrellas que podemos ver en el cielo de la noche son los cuerpos celestes que pueden brillar por sí mismos.
Un número extremo de cuerpos de materia celeste solamente reflejan la luz del sol, y eso hace que parezcan estrellas.
Por ejemplo, Venus, que es llamado "Estrella de la mañana", no puede brillar por sí mismo.
Pero sí se lo encuentra brillando y resplandeciendo en el cielo oriental a la madrugada.
No obstante, Venus no brilla por sí mismo, sino que refleja la luz del sol que lo hace luminoso.
En el Sistema Solar hay cuerpos celestes que rodean el sol en un ciclo regular.
Aquellos cuerpos celestes que "giran alrededor de una estrella" se llaman "planetas".
Ya que la Tierra gira alrededor del sol cada año, también es un planeta.
Y los cuerpos celestes que "giran alrededor de un planeta", tales como la luna que rodea la Tierra, son llamados "satélites".
Por lo tanto, aquellos artefactos que el hombre ha creado y que rodean la tierra se llaman "satélites artificiales".
Algunas veces estos satélites reflejan la luz del sol y parecen ser estrellas brillantes.
Por cierto, podemos encontrar una similitud en estos incontables cuerpos celestes como las estrellas, los planetas, y los satélites: todos tienen forma redonda.
¿Qué significa esto?
Significa que todos los cuerpos celestes fueron creados por UN Dios Creador.
Los científicos dicen que las partículas del espacio que provenían del Big Bang se unieron entre sí y formaron cuerpos circulares mientras viajaban durante un largo tiempo.
(Si esto fuese verdad los satélites artificiales también se transformarían en cuerpos circulares.
Algunos de ellos rodean todo el contorno de la tierra en 2 horas.
Pero no se transforman en círculos).
Se dice que las piedrecitas que se encuentran en la boca de un río o de una playa son rocas originalmente, pero que sus esquinas en ángulo fueron cortadas y divididas para formar esquinas redondas.
No obstante, las rocas no son círculos.
Algunas de ellas no son redondas sino planas, otras son alargadas.
Aunque sus esquinas en ángulos hayan sido cortadas por miles de años, estas tienen formas diferentes.
Sin embargo, las innumerables estrellas en el universo son todas circulares, semejantes a un balón.
¡No se podría decir que esto es una coincidencia!
Dios el Creador planificó y diseñó todo de esta manera, y Él creó a los planetas de esa forma.
Ahora, ¿por qué creó Dios todos los cuerpos celestes en forma circular?
¿Por qué no puso individualidad en ellos para que tenga apariencia variada?
Los colores de la luz de algo son un factor principal que hace que la gente piense que ese algo es hermoso. Sin embargo, un equilibrio en su forma también es importante.
Una gema preciosa puede brillar por sí misma hasta cierto grado con los colores de la luz, pero cuando se corta esta gema en una forma equilibrada, obtiene más belleza y brilla con mayor intensidad.
Las flores son hermosas porque tienen colores hermosos. No obstante, estas son hermosas porque también están bien equilibradas desde el punto de vista estructural.
No importa qué tipo de flores se observe, estas tienen simetría espejada.
Si se dobla una figura en la mitad sobre su eje, las dos mitades serán idénticas; a esto llamamos simetría espejada o bilateral.
Muchas flores tienen esta simetría con más de un eje para tener la sorprendente hermosura de la perfección.
Si las flores no tuvieran simetría espejada no importaría que fueran muy coloridas ya que no serían hermosas.
En cierta ocasión les mostré la estructura cristalina de la nieve, la cual tiene forma de hexágono.
La razón por la que ustedes pudieron percibir la belleza de la nieve cristalina es también por la belleza del equilibrio perfecto.
Por cierto, cuando algo tiene forma circular tiene un número infinito de ejes simétricos.
El objeto o figura que tiene la mayor belleza de perfección es el círculo plano y la forma sólida de esfera.
Es por eso que Dios creó innumerables estrellas en el universo para tener la forma circular o de esfera.
Esta es la primera evidencia de que solamente Dios creó el sol, la luna y las estrellas.
La segunda evidencia es que la órbita de los planetas del sistema solar y la distancia entre estas está en perfecta armonía.
Existen ocho planetas en nuestro sistema solar.
De acuerdo a la distancia de estos con respecto al sol su orden es: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.
El tamaño actual del sol y sus planetas es el más apropiado.
Y la distancia actual entre el sol y cada uno de los planetas, así como de los planetas y el sol, es la más apropiada.
Por ejemplo, digamos que hay dos hombres que están el uno frente al otro, con sus brazos extendidos hacia delante, y la palma de sus manos tocando a aquel en frente.
Si ellos se empujan entre sí con la misma fuerza permanecerán en el lugar en que están.
Aunque se están empujando el uno al otro hacia una tercera persona, parece que ellos simplemente estuvieran parados el uno frente al otro.
No obstante, si uno de ellos ejerce menos fuerza, el equilibrio de la fuerza se romperá, dejarán de estar firmes, y tambalearán.
De la misma manera, la razón por la que los ocho planetas están en su ubicación actual es debido a que estos mantienen el tamaño y la distancia apropiada entre ellos.
Aunque es algo invisible, Dios los creó con sabiduría de modo que el equilibrio de su gravedad se mantenga de forma precisa.
Por lo tanto, si el sol o cualquier otro planeta fuera más pequeño o más grande que su tamaño actual, todo el sistema solar se vería afectado.
El calor del sol es el mismo.
De acuerdo a la investigación hecha por los científicos, ninguna planta en la Tierra podría sobrevivir si el calor del sol fuera mayor en un 5%.
Si las plantas no sobreviven, los animales tampoco lo harían, naturalmente.
Se confirma esto con el hecho de que en Venus, planeta más cercano al sol, no se encuentra nada con vida.

Amados hermanos y hermanas,
Con el desarrollo de la tecnología se han revelado muchos secretos de nuestro sistema solar.
Permítanme hablarles de uno de ellos.
Como les dije anteriormente, existen alrededor de 100 billones de estrellas como el sol en nuestra galaxia solamente.
Estas estrellas también tienen sus propios planetas así como el sol tiene sus planetas.
Hasta mayo de 2010, se han encontrado cerca de 450 planetas de otras estrellas, además de los planetas de nuestro sistema solar.
Estos planetas tienen algo diferente a los planetas de nuestro sistema solar.
En otras palabras, los planetas de nuestro sistema solar tiene algo que los diferencia de los planetas extrasolares.
Los planetas se dividen generalmente en dos tipos principales: planetas terrestres o telúricos y planetas jovianos.
La superficie de los planetas terrestres está cubierta de rocas; estos son pequeños en volumen, pero de densidad alta.
Mercurio, Venus, Tierra y Marte corresponden a los planetas terrestres.
Los planetas jovianos tienen roca en su interior, pero están compuestos principalmente por gas.
Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno pertenecen a este grupo.
En los planetas jovianos soplan vientos de fuerza tremenda debido a la velocidad de los gases, lo cual resulta en tormentas de viento de tamaño inmenso.
Obviamente un mejor ambiente para los seres vivientes constituyen los planetas terrestres más que los planetas jovianos.
Los astrónomos han esperado encontrar en el vasto universo un planeta que tenga las mismas condiciones que la Tierra.
No obstante, los planetas extrasolares que han sido descubiertos hasta la actualidad son en su mayoría planetas jovianos.
Además estos planetas extrasolares están más cercanos a sus estrellas.
A diferencia de estos planetas extrasolares, los planetas jovianos en nuestro sistema solar están ubicados lejos del sol.
Esta ubicación es muy única.
Los planetas jovianos están ubicados lejos del sol, y los planetas terrestres están localizados más cerca del sol.
Entre los planetas terrestres la Tierra está localizada en el mejor lugar en el que los seres vivientes pueden mantener su existencia.
Con este hecho en mente podemos ver que el sistema solar no llegó a existir por casualidad o accidente.
Dios lo planificó con un nivel altísimo de sabiduría, y lo hizo con Su poder sorprendente.
La tercera evidencia de que Dios creó el sol, la luna y las estrellas es el hecho de que la distancia entre cada uno de ellos y su tamaño está en profunda y misteriosa armonía.
En el último estudio les expliqué cuán diferentes son el sol y la luna en cuanto a su volumen.
Al calcular su volumen, el sol es 1.3 millones de veces más grande que la tierra; la luna es un quinto de la Tierra, y el sol es 65 millones de veces más grande que la luna.
Al comparar sus diámetros, el sol es 400 veces el diámetro de la luna.
Si ustedes dibujan el sol y la luna en un pedazo de papel de acuerdo a las proporciones correctas, el sol debe tener un diámetro con el largo 400 veces mayor que el de la luna.
Si dibujan la luna con un diámetro de 4 centímetros, el diámetro del sol debe ser de 4 metros.
Sin embargo, el tamaño del sol y de la luna parece ser alrededor del mismo cuando los observamos desde la Tierra, y esto es porque la luna está 400 veces más cerca de la Tierra que el sol.
El hecho de que el tamaño de estos se vea similar desde la Tierra tampoco es una coincidencia.
Esto es posible solamente cuando las cuatro condiciones se cumplen de manera precisa; el tamaño relativo del sol y de la luna debe coincidir mientras la distancia relativa de la Tierra al sol, y de la Tierra a la luna también debe coincidir.
Esto no sería posible si el sol fuera un poco más grande de lo que es, o si la luna fuera un poco más pequeña de lo que es.
Si la distancia entre el sol y la Tierra, o entre la Tierra y la luna fuera distinta a la distancia actual, incluso sólo un poco, el tamaño del sol y de la luna no parecería ser el mismo.
En el sistema solar, entre los planetas que tienen satélites, la Tierra es el único planeta que tiene el satélite que se ve similar en tamaño comparado con el sol.
Debido a esto, existen fenómenos especiales que se pueden observar desde la Tierra.
Estos son el eclipse de sol y el eclipse lunar.
El eclipse de sol es aquel fenómeno en el que la luna esconde al sol en su totalidad o parte de él. Y un eclipse lunar es el fenómeno en el que la sombra de la Tierra cubre la luna.
Los tamaños y distancias entre el sol, la luna y la Tierra, junto con los movimientos de la luna y la Tierra forman una armonía compleja pero precisa; esto da como resultado periódicos eclipses de sol y lunares.
Se dice que las probabilidades de tener eclipses de sol y eclipses lunares periódicamente debido a la interacción de tres cuerpos celestes son cercanas a cero.
Estos fenómenos que pueden ser casi imposibles se pueden observar en la Tierra.
Sin embargo, los científicos del mundo insisten en que esta probabilidad de 0% se dio "por accidente" mediante el Big Bang.
Y muchas personas del mundo creen que lo que dicen los científicos es verdad.
Los cuerpos celestes del universo que funcionan de manera tan precisa no llegaron a existir por accidente, sino que fueron creados por Dios el Padre.

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
Todos concuerdan en que el sol es imprescindible para la supervivencia de los seres vivientes.
Por otro lado, la luna no brilla por sí misma, ni tampoco genera calor.
Entonces, ¿por qué creó Dios la luna para que permaneciera con la Tierra?
Existen razones naturales y espirituales. Permítanme hablarles de las razones naturales primero.
Con el avance de la ciencia la gente reconoce la importancia de la luna cada vez más.
¿Qué pasaría si la luna desapareciera?
Primeramente el flujo y reflujo de la marea desaparecería de los mares.
Luego se secarían las marismas, lo que causaría la pérdida del hábitat de las almejas, cangrejos y pulpos pequeños que viven en la playa de las mareas.
Además se darían cambios en la circulación de las aguas del mar y las aguas contaminantes no podrían ser purificadas.
La Tierra está girando con una inclinación de 23.5 grados, y es gracias a la luna que puede rotar de manera estable, a pesar de su inclinación.
Esto es porque la gravitación de la luna sostiene la rotación de la Tierra en su eje con estabilidad.
Si la luna desaparece, al igual que una punta que está al borde de caer, la tierra rodaría y se caería con fuerza.
Si la luna estuviera más cerca de la Tierra en un 10% más de lo que está hoy, todos los continentes del mundo se sumergirían por completo en el agua dos veces al día.
Hay otra investigación disponible, la cual muestra que cierta cantidad de luz proveniente de la luna es indispensable para la supervivencia de muchos seres vivientes que están bajo el mar.
Se conoce que muchos tipos de seres vivos en los mares salen a la superficie para recibir cierta cantidad de luz de la luna y luego se sumergen otra vez.
Incluso se sabe que algunos tipos de crustáceos que viven en agua fresca, no en el agua del mar, así como reptiles e insectos, necesitan de la luz de la luna para su supervivencia.
En conclusión el resultado es que la Tierra necesita el sol, y definitivamente necesita también la luna.

Amados hermanos y hermanas,
También existe una razón espiritual por la que Dios puso la luna y las estrellas a brillar en la noche.
Dios separó la luz de las tinieblas, y llamó a las tinieblas noche. Sin embargo, es un hecho que aun en la noche más oscura, existe una luz.
Es la luna que brilla por reflejo de la luz del sol, y muchas estrellas en el sistema solar resplandecen con su luz para iluminar la oscuridad de la noche.
La luna y las estrellas en la noche guían a las personas con su luz.
Las personas pueden determinar su dirección en la noche al mirar la luna y las estrellas en el cielo.
En la noche hay luces en el área urbana. Incluso en áreas remotas se ve la luz de la luna y de las estrellas de modo que las personas no tropiecen en la oscuridad de la noche.
Dios creó algunas estrellas especialmente grandes para que sean identificadas por el hombre.
Por ejemplo, la Estrella del Norte está siempre fija en el mismo lugar de modo que puede dar una dirección precisa a la gente.
Antes de que se construya la brújula, la gente se orientaba con la Estrella del Norte.
No sólo durante el día, sino también en la noche, la luna y las estrellas hacen brillar su luz. Asimismo, la luz de la verdad de Dios brilla en todo tiempo y en todo lugar.
Esta es la razón espiritual por la que Dios puso la luna y las estrellas en el cielo de la noche.
La luz de la verdad de Dios siempre resplandece sobre aquellos que caminan sobre el día espiritual.
Sin embargo, la luz de Dios brilla incluso sobre aquellos que caminan en la oscuridad temporalmente.
Por ejemplo, cuando alguien camina por una oscura calle en la noche, ¿cómo se sentiría si no hubiera la luz de la luna o de las estrellas? ¿Se sentiría deprimido o preocupado?
Sin embargo, si puede encontrar incluso una luz muy débil, se sentirá confortado en gran manera y la luz llegará a ser de gran fortaleza.
Todas las personas deben darse cuenta que sí existe el Dios de amor que siempre desea llegar a ser una luz para nosotros en cualquier momento y en cualquier lugar.
Aunque alguien se encuentre espiritualmente al fondo de la oscuridad, si busca a Dios con sinceridad y diligencia, Él hará brillar la luz de la Verdad en él.
2 Crónicas 16:9 dice: "Porque los ojos del SEÑOR recorren toda la tierra para fortalecer a aquellos cuyo corazón es completamente suyo".
En el Salmo 18:6 leemos: "En mi angustia invoqué al SEÑOR,
 y clamé a mi Dios; desde su templo oyó mi voz, y mi clamor delante de El llegó a sus oídos".
Además el Salmo 34:6 dice: "Este pobre clamó, y el SEÑOR le oyó, y lo salvó de todas sus angustias".
Por lo tanto, aunque ustedes enfrenten una situación desesperante y deprimente, no se preocupen por ello.
Dios el Todopoderoso, quien escucha el clamor de ustedes en cualquier lugar y momento, está siempre cerca.
Nuestro Dios siempre desea que Su misericordia esté sobre ustedes, y anhela traerles paz.
Lo que sucede es que la gente no anhela ni busca estas cosas, y por lo tanto no pueden recibirlas.
Además, la gente aborrece la luz y se mantiene lejos de ella, y por ende continúan sufriendo y caminando en la oscuridad.
Ustedes sentirán el amor y la gracia de Dios el Padre quien les da esperanza en medio de las tinieblas, incluso por medio de la luna y las estrellas en el cielo de la noche.
Les animo a recibir este amor y a caminar en la luz por completo de modo que puedan llevar a la luz aquellas almas que están caminando en la oscuridad.

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
En este estudio les he presentado tres evidencias que muestran que Dios creó el sol, la luna y las estrellas.
También les expliqué las razones por las que Él creó la luna al igual que el sol, así como la razón para la existencia de las estrellas.
En el siguiente estudio explicaré cómo se cumple la Palabra de Dios que dice: "Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche, y sean para señales y para estaciones y para días y para años".
En Job 38:31-33 Dios le hace algunas preguntas a Job:
"¿Puedes tú atar las cadenas de las Pléyades, o desatar las cuerdas de Orión? ¿Haces aparecer una constelación a su tiempo, y conduces la Osa con sus hijos? ¿Conoces tú las ordenanzas de los cielos, o fijas su dominio en la tierra?"
Pléyades, Orión, y la Osa mencionados en este verso se refiere a constelaciones o estrellas de cierta constelación.
El hombre no puede mover las estrellas, ni tampoco entender cómo fueron creadas.
Sin embargo, Dios creó aquellas estrellas y estableció las ordenanzas de los cielos de modo que las estrellas se pudieran mover según dichas ordenanzas.
No importa cuánto avance el conocimiento y la sabiduría del hombre, este no podrá crear una estrella; ni siquiera podrá mover libremente una de ellas.
Aunque son seres tan débiles, no buscan ni temen a Dios, más bien se levantan contra Él.
Sin embargo, nuestro Dios es paciente y espera para dar oportunidad de salvación incluso a aquellas almas.
2 Pedro 3:9 dice: "El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento".
Las personas deberían entender cuán profundo es el amor de Dios el Padre.
¡Ustedes son aquellos que ya han entendido aquel amor!
Yo ruego en el nombre del Señor Jesucristo que prediquen diligentemente acerca de Dios el Creador de modo que Su paciencia abundante pueda producir frutos abundantes.

[Amén]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch