new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Sanidad y Respuestas Sujetas a la Justicia(2) - Sanidad y Respuestas Sujetas a la Justicia (2)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Isaías 59:1-2
Date
   2009-12-03



Pasaje

Isaías 59:1-2
"He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír."

Hermanos y hermanas, sólo en el caso de enfermedad, no puede haber problemas de pecado o ataduras espirituales complejas entre familiares.
En ocasiones, las situaciones que viven dos o tres integrantes de la familia están interrelacionadas entre sí.
Por consiguiente, para poder recibir una respuesta conforme la justicia, debemos lograr entender y resolver cada caso respectivamente.
Ustedes podrán recibir esa sanidad o respuesta únicamente cuando la fe de cada persona que se encuentra de alguna manera atada espiritualmente cumple las condiciones de la justicia.
Por ejemplo, supongamos que dos personas padecen la misma enfermedad, y ambas se arrepienten de sus pecados y reciben la oración a su favor.
Aquí, una de esas personas recibe sanidad sólo con una oración, mientras que la otra sigue enferma aun después de recibir dos o tres veces oración.
Por lo tanto, cuando ellos se acercan a Dios para recibir sanidad, la condición de la justicia que ellos tienen que alcanzar para la sanidad es diferente para cada uno respectivamente.
Hay tantos tipos de situaciones diferentes, y es por eso que en algunos casos les es muy difícil recibir la sanidad.
Por lo tanto, para algunas personas, aún los nervios y las células reviven fácilmente, pero para otros, no reciben la sanidad aunque oran por mucho tiempo, porque no se dan cuenta y tampoco resuelven la causa fundamental.
Hermanos y hermanas, uno de los casos más lamentables que yo he visto entre tantos casos de personas enfermas, es cuando la persona que esta enferma en sí tiene fe, pero no recibe la sanidad por ataduras espirituales que lo atan a él con sus familiares o antepasados.
Simplemente la persona enferma sí tiene suficiente fe para recibir la sanidad.
Pero esa persona empeora aunque yo ruegue por ella.
Cuando ruego por este tipo de personas, Dios me permite saber que la enfermedad fue causada por las ataduras espirituales con sus antepasados o miembros de su familia.
En estos casos, es muy bueno si la persona que esta enferma resuelve el problema relacionado con las ataduras espirituales de los miembros de su familia, pero en otros casos esto no sucede.
Si los miembros de la familia que están conectados con la persona enferma por ataduras espirituales no se arrepienten delante de Dios, o el pecado de sus antepasados es tan grave que no es fácil resolver ese problema.
En este tipo de casos, yo trato de orar por esa persona, pero no hallo la seguridad de la sanidad en mi corazón.
Entonces, sólo puedo derramar lágrimas de compasión.
En un país donde las leyes se hacen cumplir muy bien, incluso el hijo del presidente puede ser culpado justamente si él viola la ley.
Aunque el presidente quiera perdonar a su hijo, él no puede hacer lo que desea. La ley espiritual es aún más estricta en comparación a la ley del hombre.
Incluso aunque mi poder es grande y yo quiera que suceda con todo mi corazón, hay casos donde no pueden recibir la respuesta por la ley del reino espiritual.
Por supuesto, algunas veces Dios el Padre ve el amor más allá de la justicia y soluciona el problema.
Pero para mostrar este tipo de amor que sobrepasa la justicia delante de Dios el Padre, uno tiene que mostrar un tipo de oración profunda de amor y devoción.
En realidad se trata de llenar la cantidad de las condiciones de justicia, que escasamente recibirán respuesta a través de grandes sacrificios.
Algunas personas reciben sanidad y respuestas de esta manera.
Pero al escuchar esto, algunos de ustedes quizás se pregunten: "¿Tenemos que ver todas las causas diferentes para poder recibir la sanidad? ¡Esto es muy complicado!" Pero en realidad este no es el caso.
En la mayoría de casos, la causa de la enfermedad yace en la misma persona.
Por lo tanto, si usted se examina así mismo y se arrepiente de sus faltas y maldades, puede recibir la sanidad y las respuestas a sus oraciones.
Pero el caso que les acabo de explicar es para aquellos que solucionan los pecados por su propia cuenta pero no han recibido la sanidad aún.
En estos casos, quizás no sólo sea por sus pecados sino que es algo relacionado con los problemas de pecados de sus antecesores o padres. O, es debido a un problema fundamental mucho más grande del que la persona pueda notar.
Es por eso que brevemente les explico acerca de casos donde las personas están conectadas a ataduras espirituales.
Al comienzo de este año expliqué acerca de los problemas fundamentales de los pecados en muchas reuniones.
Por ejemplo, ha habido casos de personas que cometen pecados que los guían a la muerte, pero ellos mismos no se dieron cuenta, por lo que no lograron recibir las respuestas a sus oraciones.
Si ustedes desean analizar nuevamente estos casos, por favor refiéranse a la serie de estudios "Justicia de Dios" que prediqué en el año 2004, y "Dios de respuestas y bendiciones" de la cual prediqué este año.
Al hacer esto, ruego en el nombre del Señor que ustedes puedan resolver todos los problemas causados por las ataduras espirituales, u otros problemas fundamentales, y que reciban respuestas antes de que este año de bendiciones 2009 llegue a su fin.

Amados hermanos y hermanas en Cristo, permítanme explicarles otro tipo de caso relacionado con satisfacer la justicia de Dios que se necesita para su sanidad.
Espero que ustedes escuchen esto con mucho cuidado, y si alguien pertenece a esta categoría, percátese de la causa de su problema y resuélvala.
Les voy a explicar acerca de las personas que nacen con "Chi" denominada también "Energía de la vida" o "Fuerza de la vida".
La humanidad nace por la unificación del espermatozoide y el óvulo de los padres.
Y al momento de la unificación, el feto es influenciado por la condición del espermatozoide y el óvulo.
Por ejemplo, quizás la fuerza de la vida de uno de los padres es muy débil, o cierta parte de la composición de su cuerpo puede ser muy débil.
Entonces, genéticamente, esta debilidad de los padres puede estar contenida en el esperma o el óvulo y afecta al feto.
También, las circunstancias o las condiciones del momento de concepción pueden afectar al feto.
Por ejemplo, si están ebrios o bajo la influencia de algún estupefaciente, afectará al feto al momento de la concepción.
De esta manera, el feto quizás tenga alguna formación de debilidad como la de la energía de la vida al momento de la concepción.
También, durante el tiempo que el feto esté en el vientre de la madre, el feto puede ser afectado por muchos tipos de ambiente o condiciones.
Por ejemplo, la madre puede alimentarse bien y respirar aire fresco en un buen ambiente, o quizás ella no disponga de todas estas cosas. Entonces, afectará al feto de diferentes maneras.
Además, la madre puede tener sólo buenos pensamientos en su mente durante el embarazo, o quizás no. Esto también afectará diferentemente al feto.
Por estas razones, el bebé quizás nazca con algunas debilidades en particulares partes de su cuerpo.
Por ejemplo, el bebé puede nacer con una visión débil o un estómago débil, o quizás sus huesos sean débiles.
O, quizás el bebé tenga en general un cuerpo débil.
Por supuesto, por otro lado, aquellos que nacen con buenas influencias quizás tengan más fortaleza, esto en términos de fuerza de la vida.
Hermanos y hermanas, la existencia de estas condiciones pueden darse por el pecado, o por las obras virtuosas de los antepasados o por los padres.
Las personas quizás nazcan con energía débil de la vida debido a los pecados de sus antepasados o padres, mientras que otros pueden nacer con una fuerte energía de la vida debido a las obras buenas y virtuosas de sus antepasados.
Pero lo que les estoy explicando ahora no es acerca de estos casos.
Estoy hablando acerca de los casos de aquellas personas que la fuerza de su vida es afectada por causas ambientales.
Algunos de ustedes estarán de acuerdo conmigo mientras escuchan este mensaje.
Cuando las personas nacen con energía débil de la vida, en algunos casos se mostrará inmediatamente mientras que para otros se mostrará después de que crezcan hasta cierto punto.
Entonces, en estos casos, ¿tienen que simplemente aceptar la situación porque ellos nacieron así?
¡Por supuesto que no!
Aunque ellos nazcan con energía débil de la vida, pueden llevar vidas saludables si se dan cuenta de las reglas de la justicia y las aplican apropiadamente.
Cuando son muy jóvenes, la parte débil del niño puede salir a la luz o no, de acuerdo a la fe de los padres.
Cuando son niños pequeños, son directamente influenciados por la fe de sus padres.
Pero después de que hayan crecido, la influencia de su propia fe afectará la energía de la vida en mayor medida.
Cuando crece lo suficiente como para conducir una vida en fe por su propia voluntad, su energía de vida será completamente influenciada por su propia fe.
De esta manera, si algún niño tiene energía débil de vida desde que nació, sus padres deben llevar una buena vida cristiana.
Tienen que criar a sus hijos de tal manera que ellos también sean fieles en su fe.
Entonces, aunque ellos nazcan con algunas debilidades, no sólo serán protegidos sino que también serán más sanos.
Pero en algunos casos, son protegidos por Dios cuando son jóvenes, pero luego cuando crecen, ya no lo son.
Si llevan una vida de acuerdo a la Palabra de Dios y moran en la luz y la verdad, incluso después de que crecen, finalmente se recuperarán y tendrán cuerpos sanos por las obras de sanidad de Dios.
Por otro lado, si ellos se apartan de la verdad y construyen una pared de pecados en contra de Dios después de que ellos crecen, su parte débil puede salir a la luz.
Si siguen actuando en falsedad, su parte débil posiblemente les cause enfermedades.
Pero en otros casos, aquella débil energía de vida puede salir a la superficie cuando experimentan algunas pruebas agudas en el corazón.
Mientras atraviesan algunas pruebas del corazón, tienen mucho dolor en el corazón o un pesar excesivo.
Por ejemplo, la esposa sufre tanto en su corazón por causa de su esposo.
En este caso, la esposa debe seguir la Palabra de Dios; debería regocijarse y tratar de ser agradecida, y vencer la prueba con bondad.
Pero algunas personas amontonan el dolor del corazón una y otra vez al atravesar pruebas.
Cuando hacen esto, el dolor y el sufrimiento que se acumula en sus corazones puede salir a la luz a través de enfermedades en las partes débiles del cuerpo.
En el mundo, si este tipo de casos ocurre, se quejarían en contra de sus maridos pensando que ellas adquirieron la enfermedad por causa de sus maridos. Pero en el Señor, todo es culpa de uno mismo.
Aunque sufran mucho en sus corazones padeciendo las pruebas, como hijos de Dios tienen que regocijarse, dar gracias, servir e intentar de comprender a la otra persona.
Pero debido a que han acumulado malos sentimientos y malas emociones en sus corazones a través del dolor y el sufrimiento, estas cosas causan enfermedades en las partes débiles del cuerpo.
Incluso en el mundo se dice que el cáncer usualmente se causa por mucho estrés.
Por lo tanto, en fe, sí nosotros siempre nos regocijamos, oramos continuamente, y damos gracias en cualquier circunstancia, no adquiriremos tales enfermedades como el cáncer, el cual es causado por el estrés o el rencor.
Incluso si han nacidos con algo energía débil de vida pueden ser protegidos y sanos todo el tiempo.
Otro caso donde la energía débil de vida sale a la luz, es cuando ellos no muestran fe al momento que tendrían que mostrar su fe.
Por ejemplo, algunas personas aceptan al Señor y llevan buenas vidas cristianas, por lo tanto la débil energía de vida no sale a la luz por la protección de Dios.
Pero los chequeos médicos regulares u otros diagnósticos revelan que tienen alguna debilidad en sus cuerpos.
Hasta ese entonces, eran saludables aunque tenían alguna parte débil en términos de energía de vida, por lo que llevan una buena vida en fe. Pero cuando hallan que tienen alguna debilidad, comienzan a preocuparse.
Por lo tanto, comienzan a ingerir comida saludable o hacen ejercicios que se supone que son buenos para su debilidad.
Mientras ellos hacen estas cosas cada vez más, comienzan a confiar más en el mundo que en confiar en Dios.
Dios los ha estado protegiendo, pero desde ese punto ya no lo puede hacer.
Debido a que ellos ya no dejan el problema con Dios por la fe.
Es afortunado si se pueden recuperar de su parte débil por medio de los métodos físicos, pero de lo contrario, ellos adquirirán una enfermedad en esa parte débil que ha sido protegida hasta el momento por Dios.
Hermanos y hermanas, aunque ustedes hayan nacido con una alguna parte débil de energía de vida, no tendrán ningún problema si Dios los protege.
Además, si llevan una buena vida cristiana de acuerdo con la Palabra, su parte débil será sanada y perfecta.
Pero si pecan delante de Dios o no siguen la verdad, quizás dejen de ser protegidos por Dios.
Ocurre de la misma manera cuando ustedes no entregan todos los problemas a Dios por la fe.
Finalmente, esa parte con energía débil de vida se convertirá en una enfermedad. Esto es en acuerdo con la justicia.
De esta manera, en este tipo de casos, tienen que darse cuenta por qué no han sido protegidos por Dios en acuerdo a la justicia, resolver la causa y acercarse a Dios.
Y, si ustedes viven en la Palabra de Dios, entonces su parte débil puede ser protegida y podrá ser sanado.
Hermanos y hermanas, en algunos casos, para alcanzar las condiciones de justicia para recibir una respuesta, ustedes necesitan quebrantarse en oración y hacer obras de fe por un cierto período de tiempo.
Estoy hablando acerca de algunos casos en los cuales ustedes tienen que acumular bondad para resolver el problema complicado de las ataduras espirituales.
Por ejemplo, algunas personas se vieron envueltas en un accidente que los deja incapacitados debido a algunas ataduras espirituales que los conectan con malas acciones de sus antepasados.
En esta situación, para romper completamente las ataduras espirituales, tienen que acumular la misma cantidad de obras malas que sus antepasados hicieron, en buenas obras.
Supongamos que Dios responde sus oraciones una vez que ellos han acumulado buenas obras equivalentes a una medida.
Entonces, tendrán que intentar acumular buenas obras hasta alcanzar la medina plena.
Y el período de tiempo para llenar esa cantidad dependerá del individuo.
Tienen que quebrantarse en oración, arrepintiéndose de los pecados de sus antepasados en su lugar y acumular acciones de fe y bondad provenientes del corazón. No deben desviarse en su esfuerzo.
De acuerdo a todas estas situaciones, el período de tiempo para recibir la respuesta variará.
Para algunas personas, quizás se vayan recuperando de la misma manera que están completando la cantidad de la medida de buenas obras que se requiere, mientras que otros se recuperan completamente cuando finalmente llegan la cantidad necesaria de buenas obras que ellos requieren.
Hermanos y hermanas, la justicia a los ojos de Dios y a los ojos del hombre es diferente.
Por ejemplo, en algunas ocasiones han traído a miembros de su familia, o vecinos, o amigos no creyentes para que reciban mi oración.
Entonces, aunque ellos no sean creyentes, algunos de ellos reciben sanidad sólo mediante una oración.
Este tipo de casos ocurre cuando esas personas viven una buena vida aunque no crean en Dios.
Ya que tuvieron el buen corazón, confiaron en mí al escuchar acerca de mí, y se acercan para recibir oración de mi parte.
En el tiempo de Jesús, aquellos que se acercaban a Jesús para recibir sanidad y respuestas a sus problemas eran relativamente buenas personas.
Pero también al mismo tiempo, se oían muchos rumores malos acerca de Jesús.
Por lo tanto, el hecho de que ellos creyeran las buenas noticias acerca de las poderosas obras que hacía Jesús, despejaba muchas otros rumores acerca de él, probando que sus corazones eran buenos.
Debido a que llegaron con aquellos buenos corazones, pudieron recibir de Jesús sanidad o una respuesta para el problema.
De la misma manera, aquellos que se acercan a mí escuchan las noticias del poder de Dios manifestado.
Ellos no niegan el hecho de que aquellas obras poderosas ocurren incluso en la actualidad.
Ellos creyeron en las noticias y se acercaron a mí con un buen corazón, creyendo que "si existe este tipo de persona, yo voy a recibir la oración de parte de él".
Dios considera como fe el hecho de que ellos se acerquen con un buen corazón.
Y esto cumple con las condiciones de justicia para recibir la sanidad divina.
Es por eso que son sanados o reciben la respuesta a sus problemas con tan sólo una oración.
Por supuesto, aunque reciban sanidad inmediatamente, no significa que ellos tengan fe inmediatamente.
Sino que, debido a su buen corazón, ellos pueden tener fe, así como un aumento de su fe, luego de recibir la sanidad divina.
O existen otros casos como el siguiente: Algunos creyentes no reciben la respuesta a las oraciones aunque reciben mi oración.
De hecho, si ellos se me acercan en calidad de creyentes con fe, es natural que reciban la respuesta con mayor rapidez que los no creyentes.
Si aún así no reciben la respuesta, significa que algunos tienen el tipo de corazón que no es bueno, ni siquiera como el de los no creyentes.
Para estas personas no es fácil recibir una respuesta de acuerdo a la justicia, a pesar de que se acerquen y reciban mi oración muchas veces confesando que recibirán sanidad por medio de la oración.
Por supuesto, aún en estos casos, si ellos se arrepienten de sus malas acciones del pasado y cambian, ellos pueden recibir sanidad en cualquier momento a través de la oración.

[Conclusión]

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
El pasaje bíblico de hoy descrito en Isaías 59:1-2 dice: "He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír".
Si existe un muro de pecado entre Dios y nosotros, a pesar de que Dios desea respondernos, esa respuesta no nos alcanzará.
Por lo tanto, la recepción de sanidad de alguna enfermedad o la respuesta a algún problema empieza derribando el muro de pecado levantado entre Dios y nosotros.
Y hoy les he explicado acerca de los casos en los que el muro de pecado no se trata simplemente de los problemas de uno simplemente, sino también de los pecados de los demás que están interrelacionados.
En algunos casos, al igual que las paredes, son tan sólidas y fuertes que es muy difícil demolerlas.
Pero a pesar de que existan muchos hilos enredados, si los desenredamos uno por uno, finalmente podremos desatarlos por completo.
Por supuesto, dependiendo de cuántos hilos estén enredados, el tiempo requerido para desatarlos será completamente distinto.
Pero aunque se haya acumulado tanto pecado y no se pueda recibir una respuesta con facilidad, ellos ciertamente podrán recibir la respuesta finalmente si continúan demoliendo el muro y almacenando bondad ante Dios.
En la Biblia, aún los leprosos, considerados como malditos, eran sanados cuando se acercaban a Jesús.
Cualquiera puede recibir la sanidad o la respuesta a un problema si se arrepiente y recibe la oración con fe.
Por lo tanto, si cualquiera de ustedes no ha recibido una respuesta a su problema, deben entender que no es porque el poder de Dios no sea suficiente, o porque el poder que se me ha otorgado no es suficiente.
Sino que es debido a que ustedes no han cumplido aún con las condiciones de justicia.


Pero si ustedes continúan confiando en Dios y orando, en algún momento llenarán la medida que se necesita para sus respuestas.
Además, en nuestra iglesia, ustedes pueden cumplir con las condiciones de la justicia en el espacio espiritual con mayor rapidez.
Aunque no hayan recibido sanidad o una respuesta a su problema, les animo a ser agradecidos por la gran gracia de Dios y a orar con fe y gratitud.
Entonces la gracia y las bendiciones de Dios quien siempre desea darnos cosas buenas, sobreabundarán en sus vidas.
Yo ruego en el nombre del Señor que ustedes experimenten aquella gracia de Dios.

[Amén]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch