new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Mensaje Corto(0) - El Santuario (Peticiones de Oración de Manmin 2007)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Apocalipsis 21:2
Date
   2007-01-07



Pasaje

Apocalipsis 21:2

“Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.”

Introducción:

Queridos hermanos y hermanas en Cristo, miembros de las más de 5,000 iglesias de la familia manmin en Corea y en todo el mundo, incluyendo los Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Honduras, Perú, Bolivia, El Salvador, Argentina, Alemania, Francia, Rusia, Bélgica, Países Bajos, China, Japón, Pakistán, Nepal, Indonesia, Filipinas, Taiwán, India, Mongolia, Egipto, Israel, Kenia, Uganda, República Democrática del Congo, Burundi, Rwanda, Tanzania, Nigeria, Swazilandia, Sudáfrica, Botswana, Cote d’Ivoire (Costa de Marfil), y miembros de los santuarios locales, aquellos que están atentos a este servicio a través de la Internet y la televisión en todo el mundo.

Esta vez, les hablaré sobre el tercer título de oración de este año 2,007, el ‘Santuario’.

El pasaje de hoy, Apocalipsis 21:2 dice: “Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.”
Esto nos dice cuán hermosamente Dios ha preparado la Nueva Jerusalén, que es el lugar donde los verdaderos hijos de Dios que han logrado perfeccionar su espíritu morarán para siempre.

Entonces, ¿Que tipo de personas podrán entrar en esta ciudad, la Nueva Jerusalén, la cual está preparada como una novia para su marido? Sólo aquellos que han logrado perfeccionar su espíritu y tienen las calificaciones apropiadas para ser llamados novias del Señor.

Ellos son los que han desechado toda especie de mal, y han logrado corazones puros e intachables, y se han adornado con corazones espirituales de amor, mansedumbre, paz, etc., ellos pueden entrar en la ciudad.

¿Por qué, entonces, Dios nos dio el Pasaje de Apocalipsis 21:2 junto con el título del “Santuario”?

Porque así como la Nueva Jerusalén es el lugar más hermoso del cielo, el santuario que vamos a construir será el santuario más hermoso y perfecto sobre la tierra. Cualquiera no puede construir y entrar al santuario, sino aquellos que han calificado habiendo logrado completamente el santuario en su corazón.

Al hablarles sobre este título de oración, espero que escuchen cuidadosamente y lo graben en su corazón. Haciendo así, espero que oren por este ‘santuario’ con fe y amor para que acumulen recompensas en el cielo.

También oro en el nombre del Señor Jesucristo para que ustedes mismos se adornen como santuarios perfectos ante Dios.

Cuerpo

Queridos hermanos y hermanas en Cristo, el tercer título de oración de este año, ‘el Santuario’, es por ambos; por el Gran Santuario por el cual hemos estado orando desde la apertura de esta iglesia y por el santuario Canaán.

¿Cual es el significado espiritual escondido en el Gran Santuario y como podemos cumplirlo? Debido a que les he explicado esto por muchos años, sólo lo mencionaré brevemente.

El Gran Santuario por el que hemos estado orando, es el mejor y más grandioso santuario que será construido para adorar a Dios el cual es el creador de los cielos y la tierra y de todo lo que hay en ellos, y que es digno de ser honrado y alabado para siempre.

Desde el punto de vista de Dios, el edificio es un símbolo que conmemora el cultivo del ser humano y un edificio que consolará su corazón.

Por eso la estructura general del Gran Santuario, sus detalles y decoraciones expresarán la creación de Dios de los cielos y la tierra y la historia del cultivo del ser humano. También conmemora la Nueva Jerusalén donde los verdaderos hijos de Dios entrarán después.

Por ejemplo, el Gran Santuario es de forma circular. Su diámetro será de 600 metros, simbolizando los seis mil años del cultivo del ser humano, y tendrá doce puertas grandes así como las doce puertas de perlas de la Nueva Jerusalén.

Habrá doce grandes columnas de mármol, y entre estas doce columnas habrá siete columnas más pequeñas que tendrán inscripciones que describirán cada una de las obras de los siete días de la creación.

Asimismo, habrá varias instalaciones y equipos con la mejor tecnología del mundo, de modo que las personas puedan participar activamente en el servicio de adoración desde cualquier lugar en el santuario.

Y les he dicho que el Gran Santuario, que es tan grande, no se construirá por nuestra propia fuerza.

Desde el principio Dios ha estado diciéndonos que Él conducirá a los reyes de las naciones hacia esta iglesia y Él traerá los tesoros de las naciones para construir el Gran santuario.

Hageo 2:6-9 dice: “Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; [7] y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos. [8] Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos. [9] La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos.”

Hermanos y hermanas, para recibir la bendición para construir este asombroso Gran Santuario, debemos preparar vasos apropiados para recibir la bendición.

Esta es la justicia de Dios.

De Dios son el oro, la plata y todas las cosas, Dios es el único que controla la vida, la muerte, la fortuna y el infortunio. Así, si sólo Dios obra a través de pocas personas muy adineradas en el mundo, podemos fácilmente construir el Gran Santuario.

Pero si Dios obra así, el enemigo diablo y Satanás se opondrá a ello.

La ley espiritual dice que cosechamos lo que sembramos, por lo tanto, para que cosechemos mucho, tenemos que sembrar mucho. Para recibir esta gran bendición de construir el Gran Santuario, tenemos que sembrar la cantidad apropiada. Esto es correcto según la justicia.

Entonces, ¿Esto significa que tenemos que dar más ofrendas para la construcción ahora? Claro, el Gran Santuario es muy significativo e importante y muchos de los miembros dan voluntariamente sus ofrendas para la construcción.

Pero sembrar la cantidad apropiada no sólo significa ofrendar para la construcción. De hecho, hay una manera para que recibamos la bendición para construir el Gran Santuario con sólo la cantidad que nuestra iglesia y nosotros hemos estado sembrando hasta ahora.

Esto es teniendo las calificaciones para recibir 30(treinta), 60(sesenta), o hasta 100(cien) veces más de lo que hemos sembrado.

Mateo 13:23 dice: “Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.” Aquí, ‘buena tierra’ se refiere a los de corazón limpio y espiritual que desecharon toda especie de mal.

Si tenemos más rasgos del Espíritu en nosotros, podemos llegar a ser más parecidos a los de buena tierra.

Así que, es una ley espiritual que un hombre de espíritu reciba 30 o 60 veces más de lo que sembró, y un hombre de espíritu perfecto, recibirá 60 o 100 veces más.

Por consiguiente, si quieren recibir grandes bendiciones, es más eficaz entrar en el espíritu y perfeccionar su espíritu que simplemente sembrar una cantidad mayor.

Claro, si entran en el espíritu y siembran mucho, recibirán aún mayores bendiciones.

Dios ha estado refinando nuestra iglesia para darnos la bendición de construir el Gran Santuario de este modo.

Él nos ha dado el evangelio de la santidad y nos ha mostrado innumerables obras de su poder guiándonos para que lleguemos a ser sus hijos espirituales que tienen corazones verdaderos y perfecta fe.

Cuando el número de hijos verdaderos y espirituales alcance un cierto nivel que sea apropiado ante los ojos de Dios, él nos dará la bendición del Gran Santuario en ese momento.

Incluso en este mundo, supónganse que una persona es muy inteligente y tiene muy buenas habilidades. Pero para que sea reconocido por otros, debe demostrarlo pasando por alguna forma de prueba o evaluación.

Puede entrar a una escuela después de pasar el examen de ingreso, y para encontrar empleo en una compañía, debe ser capaz de pasar el examen de empleo o la evaluación de habilidad.

De la misma forma, cuando haya un cierto número de hijos verdaderos y espirituales que tengan corazones verdaderos y perfecta fe, tendremos que pasar cierto tipo de prueba para demostrarlo. Cuando pasemos la prueba, demostraremos que tenemos las calificaciones para recibir la bendición del Gran Santuario. Así, la puerta para la construcción del Gran Santuario se abrirá en ese momento.

Y la prueba que tenemos que pasar para abrir la puerta para la construcción del Gran Santuario, es el santuario Canaán.

Estimados hermanos y hermanas en Cristo, ahora, ¿Cómo podemos construir este santuario Canaán? La respuesta está ya en el nombre del ‘Santuario Canaán.’

La tierra de Canaán en la Biblia fue la tierra que Dios prometió a Abraham y sus descendientes. Era una tierra que fluía leche y miel.

El Santuario Canaán que vamos a construir, a diferencia de los santuarios que hemos tenido hasta ahora, es como un lugar de descanso.

No solo vamos a descansar, sino que descansaremos con más emociones y llenura del Espíritu cada día, viendo la construcción del Gran Santuario en realidad como hemos estado orando tanto por él, como dice que la fe es la certeza de las cosas que se esperan.

Y podemos pensar sobre como el pueblo de Israel conquistó la tierra de Canaán para que podamos construir este Santuario Canaán.

Primero, los israelitas confiaron completamente en su líder Josué y obedecieron sus palabras completamente.

Antes que ellos entren en la tierra de Canaán, Josué mando a los oficiales del pueblo, diciendo en Josué 1:11 “Pasad por en medio del campamento y mandad al pueblo, diciendo: Preparaos comida, porque dentro de tres días pasaréis el Jordán para entrar a poseer la tierra que Jehová vuestro Dios os da en posesión.”

A las tribus de Rubén, Gad y la mitad de Manasés que ya habían tomado la tierra al este del Río Jordán, Josué les mandó que crucen el Río Jordán delante de las otras tribus y que ayuden a conquistar la tierra de Canaán al oeste del Río Jordán.

Josué 1:16-18 dice: “Entonces respondieron a Josué, diciendo: Nosotros haremos todas las cosas que nos has mandado, e iremos adondequiera que nos mandes. [17] De la manera que obedecimos a Moisés en todas las cosas, así te obedeceremos a ti; solamente que Jehová tu Dios esté contigo, como estuvo con Moisés. [18] Cualquiera que fuere rebelde a tu mandamiento, y no obedeciere a tus palabras en todas las cosas que le mandes, que muera; solamente que te esfuerces y seas valiente.”

Igualmente los oficiales del pueblo confiaron en Josué estaban listos para obedecerle completamente.

Rubén, Gad, y la mitad de Manasés ya habían recibido su tierra, así que ellos realmente no tenían que participar en la conquista de la tierra de Canaán. Pero también obedecieron la orden de Josué para conquistar la tierra junto con las otras tribus.

Cuando todas las tribus llegaron a ser de un corazón y obedecieron la orden de Josué, Dios mostró obras asombrosas y cruzaron el Río Jordán que estaba en el período de inundación, también destruyeron la ciudad fuerte de Jericó.

Para lograr el Santuario Canaán necesitamos fe y obediencia como ellos, los oficiales del pueblo de Israel primero confiaron y obedecieron a Josué, y es igual para nuestra iglesia. Si los líderes confían y obedecen al pastor completamente con un corazón, podemos lograrlo muy fácilmente.
Dios ya nos ha dicho que vamos a construir no sólo el Gran Santuario sino también el Santuario Canaán con el poder del pastor.

Si los líderes creen verdaderamente esta palabra, ¿Qué clase de actos de obediencia tienen que mostrar?

¿Ellos deberían pensar, “Dios lo cumplirá solo a través del poder del pastor aunque nosotros nos recostemos y relajemos”?

Esta no es una confesión de verdadera fe.

Si los líderes tienen verdadera fe, deberían prepararse y confesar: “Estamos listos para obedecer lo que usted diga”

Debido a que los oficiales del pueblo confiaron en Josué, pudieron pasar las aguas desbordantes del Río Jordán. De igual forma, aunque a los líderes se les ordene algo que ellos no pueden entender deberían mostrar un completo acto de obediencia.

Aun cuando Dios les mandó que marcharan alrededor de la ciudad de Jericó 13 veces en siete días nadie dijo ninguna palabra de duda o queja. Un hombre con fe perfecta no duda de la palabra de Dios sino sólo obedece sin ningún cambio de actitud aún en una situación que parece ser imposible como la ciudad de Jericó.

Dios nos dará la bendición del santuario Canaán cuando nuestros líderes estén unidos con el pastor por fe y obedezcan completamente.

Cuando el pueblo de Israel obedeció con fe, tomaron la ciudad de Jericó muy fácilmente, incluso sin una batalla. Igualmente, si nuestros líderes muestran fe perfecta y obediencia, fácilmente conseguiremos el Santuario Canaán.

Incluso sobre la financiación necesaria para la construcción, nuestros miembros realmente no tienen que ajustar sus cinturones para ahorrar para dar las contribuciones a Dios para construir el santuario, sino que Dios preparará todo para nosotros.

Ustedes podrán experimentar cuan grandes serán las bendiciones y cuan prospero será todo cuando obedezcan con perfecta fe. Podemos ver este tipo de ejemplo muchas veces en la Biblia. Cuando Jesús iba a entrar en la ciudad de Jerusalén, él tenía que ir montado en un pollino.

En Marcos 11:2-3 Jesús dijo: “Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo. [3] Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decid que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá.”

Así, cuando los discípulos fueron, hallaron un pollino atado, y cuando lo estaban desatando, algunas personas les preguntaron que iban a ser con él.

Cuando ellos les respondieron como Jesús les dijo, ellos sólo les dieron el pollino.

Igualmente, cuando los discípulos creyeron la palabra de Jesús totalmente y la obedecieron, las cosas fueron muy suaves. Por lo tanto, cuando ustedes los miembros oren por el Santuario Canaán, por favor oren que todos los líderes y obreros que están involucrados confíen completamente en la palabra de Dios y obedezcan con un corazón.

La segunda condición para que el pueblo de Israel entrara a la tierra de Canaán fue que ellos complacieron a Dios santificándose.

En Josué 3:5, mientras el pueblo de Israel estaba marchando hacia la tierra de Canaán, antes de que crucen el Río Jordán, Josué le dijo al pueblo que se santificara.

En Josué 5:3, antes que conquistaran la ciudad de Jericó, Josué mandó al pueblo que se circuncide según el mandamiento de Dios.

Como ellos siguieron paso a paso hacia la tierra de Canaán, Dios les dijo al pueblo de Israel que se santificaran más y más, y obedecieron la palabra de Dios.

Esto se aplica del mismo modo hoy. En los días del Antiguo Testamento, ellos tenían la circuncisión del cuerpo, en lo exterior; pero ahora, en el tiempo del Espíritu Santo, tenemos que santificar nuestro corazón, circuncidándolo.

Tenemos que desechar toda especie de mal y cortar todos los atributos de la carne que tienen un olor asqueroso y son sucios. Por eso es que tienen que lograr el santuario en su corazón para que sea apropiado para entrar en el Santuario Canaán.

Efesios 2:22 dice: “en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.”

Como dice, tienen que circuncidar su corazón por el poder del Espíritu Santo, para que puedan llegar a ser un lugar de morada apropiado para Dios. Espero que logren el espíritu y el santuario del corazón como está siendo construido el Santuario Canaán.

También debemos recordar que los israelitas, que conquistaron muy fácilmente la ciudad de Jericó, fueron derrotados en la batalla contra la pequeña ciudad de Hai. Fue debido a que la codicia fue concebida en una persona llamada Acán y ello dio a luz a un pecado.

Teniendo esto como un ejemplo, ninguno de nuestros miembros debe pensar, “¿Que diferencia hará el que una sola persona cometa pecado?”

Ni siquiera los que sólo son miembros deberían pecar, y así los pastores y obreros levitas de la iglesia deberían santificarse aún más y apartarse completamente del mal.

También espero que actúen en la verdad, mantengan el orden y sean fieles en toda la casa de Dios para que así puedan agradar a Dios.

Conclusión

Queridos hermanos y hermanas en Cristo, Números 14:8 dice: “Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel.” Ustedes, miembros de la iglesia ¿Realmente quieren entrar en el Santuario Canaán donde disfrutaremos de descanso y bendiciones?

Entonces, primero tenemos que agradar a Dios. Primero, tenemos que agradar a Dios con una fe perfecta y obediencia, también tenemos que lograr el santuario de nuestro corazón, circuncidando nuestro corazón, haciéndolo apropiado para el Santuario Canaán.

Si agradamos a Dios de esta manera, Dios nos dará esta tierra y también nos dará los fondos necesarios para construir el santuario.

Cuando recibamos la respuesta del Santuario Canaán con nuestra fe y obediencia, la puerta del Gran Santuario se abrirá pronto.

Oro en el nombre del Señor para que cada uno de ustedes haga suyo este mensaje y oren seriamente con fe y amor para que las bendiciones del Santuario Canaán y del Gran Santuario sean sus propias bendiciones.

Amén.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch