new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   El Mensaje de la Cruz(1) - DIOS EL CREADOR    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 1:1
Date
   2007-11-01



EL MENSAJE DE LA CRUZ (1)

DIOS EL CREADOR
Cita Bíblica o Pasaje de la Escritura: Génesis 1:1
“En el principio Dios creó los cielos y la tierra”


Amados Hermanos:
Cuando se asiste a una iglesia y se lleva una vida en Cristo, con toda seguridad se ha escuchado acerca del camino de la salvación del cristiano.
Repasémoslo brevemente: Aproximadamente hace 2000 años, Jesús, el Hijo de Dios, vino a este mundo para redimir al ser humano de sus pecados.
Jesús fue crucificado para redimir los pecados de la humanidad y, luego, fue sepultado. Al 3er. día resucitó. Aquellos que creen en este hecho son perdonados de sus pecados y reciben la salvación y pueden, de esta forma, entrar al cielo. Muchos de ustedes saben todo esto.
Pero no podemos afirmar que verdaderamente conocemos la providencia de Dios encerrada en el Mensaje de la Cruz tan sólo sabiendo esto.
Por ejemplo: ¿Por qué cree usted que Dios puso el árbol de la ciencia del bien y del mal en el Jardín del Edén?
La razón por la que el ser humano es pecador es porque Adán comió del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal. Si ese árbol no hubiese existido, Adán no hubiese pecado y podría haber vivido para siempre en el Jardín del Edén con toda comodidad y bienestar.
Entonces\; en primer lugar, ¿Debió Dios de haber creado el árbol de la ciencia del bien y del mal o no? ¿Por qué Dios colocó el árbol donde Adán pudiera comer de él? ¿Acaso Dios no sabía que Adán iba a comer el fruto de ese árbol? Dios es omnipotente y omnisciente y con toda seguridad sabía esto.
Aún así, Dios colocó el árbol de la ciencia ahí. Entonces, ¿Por qué lo hizo?
¿Puede responder claramente a esta pregunta?
¿Alguna vez se le ha respondido en forma clara a esta interrogante?
Por supuesto, no quiero decir que no somos salvos ni no sabemos por qué Dios puso el árbol del conocimiento del bien y del mal en el Huerto del Edén.
Si realmente nos arrepentimos de nuestros pecados y recibimos a Jesucristo como nuestro Salvador personal, somos salvos.
Pero si llega a comprender el profundo significado encerrado en el camino de la salvación, podrá llegar a tener una fe más sólida.
Entenderá claramente el corazón y la voluntad de Dios y vivirá una vida cristiana en victoria. Podrá echar fuera toda tentación del diablo y disfrutará de los derechos de ser hijo de Dios, que habita en la luz.
Permítame darle un ejemplo. Si come una naranja, el hecho de tan sólo comerla definitivamente le será de provecho.
Sin embargo, sería mucho mejor si la comiera sabiendo qué clase de nutrientes tiene y cómo esos nutrientes pueden beneficiarlo.
Por ejemplo, supongamos que usted sabe que la naranja tiene mucha vitamina C y que eso es bueno para la piel, que disminuye el cansancio\; y que aumenta las defensas contra las enfermedades.
En ese caso, usted la comerá no sólo porque es deliciosa al paladar sino también porque la considera necesaria para su organismo.
Lo mismo sucede en la vida de fe.
Uno tan sólo no debe decir “Yo creo”, sino debe claramente comprender la providencia de la salvación en la cruz y vivir conforme a la voluntad de Dios. Así, podrá avanzar en su camino hacia el cielo con una fe firme y recibir las bendiciones como hijo de Dios en esta tierra.
Los animo a que graben en sus corazones el Mensaje de la Cruz que a partir de hoy día empezaré a predicar.
Oro en el nombre del Señor para que puedan entender la providencia de la salvación de Dios en la cruz y que reciban gracia y fortaleza a través de este mensaje.

Amados hermanos en Cristo:
Lo primero que ustedes van a aprender en este Mensaje de la Cruz son cosas y hechos acerca de Dios.
Muchas personas de este mundo insisten en que no hay un Dios. Hay también quienes adoran a dioses creados por la imaginación del ser humano o hacen imágenes de las criaturas que Dios ha formado y las adoran como si fueran dioses.
Pero, aun cuando no podamos verlo, Dios sin duda está vivo, y hay sólo un Dios, el único Dios al que debemos adorar.
Dios es el creador del universo, de todas las cosas, y del ser humano. Él es el que gobierna y juzga sobre todas las cosas. Pero, ¿Qué clase de ser es Dios?
De hecho, no es nada fácil para el hombre explicar quién es Dios. El hombre es una mera criatura. Dios trasciende todos los límites del ser humano. Dios es infinito.
No importa cuanto nos propongamos comprender a Dios con nuestro propio conocimiento, nunca podremos entender ni conocer completamente todo acerca de Dios.
Pero, aun cuando no podamos conocer completamente a Dios, hay ciertas cosas básicas y elementales que debemos de saber como hijos de Dios. Hablaré sobre 4 diferentes aspectos acerca de Dios.

Primero: Dios es el Creador de los cielos y la tierra.
Génesis 1:1 dice, “En el principio Dios creo los cielos y la tierra.
El capítulo 1 de Génesis nos relata que en 6 días Dios creó de la nada los cielos y la tierra tan sólo con Su palabra. En el último día de la creación, hizo al primer hombre, Adán, el antepasado de toda la humanidad.
De esta manera, debido a que el hombre ha sido creado por Dios, siente instintivamente la existencia de Dios en lo profundo de su corazón.
Eclesiastés 3:11 dice, “Todo lo hizo hermoso en su tiempo\; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.”
Como he dicho, Dios le dio al hombre ese sentido de eternidad en su corazón.
Y debido a este sentimiento, aquellos que tienen buena conciencia pueden reconocer la existencia de Dios y buscarlo incluso si no han oído de Él ni lo han conocido.
Aún, entre los que dicen,” No creo en Dios,” hay aquellos que tiene temor de lo que les puede deparar la otra vida luego de morir y piensan, “¿Qué me pasará si realmente hay un cielo y un infierno?”
Por eso tratan de vivir una vida buena, piadosa y bondadosa para no ir al infierno.
Sin embargo, en Romanos 1:20 se lee, “Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.”
Esto quiere decir que aun cuando las cualidades de Dios y Su naturaleza divina no son visibles para nosotros, se pueden claramente ver en todas las cosas creadas. Esto significa que no podemos dar como pretexto que no creímos en Dios porque nunca supimos de Él.
Como ya se dijo, aún cuando no podemos ver directamente a Dios, podemos darnos cuenta de que hay un Dios Creador\; y que sólo Él es el único Creador, porque las evidencias del Dios Creador están implícitas en todas las cosas del universo que fue creado por Él.
Permítanme darles un ejemplo:
Hay millones de personas en este mundo. Existen diferentes razas y grupos étnicos y cada uno de ellos tiene un diferente idioma, cultura y color de piel.
Pero todos ellos tienen algo en común. Todos los seres humanos y grupos étnicos tienen 2 ojos. Todos tienen 2 orejas, una nariz y una boca. Más aún, su ubicación es la misma. En el centro de la cara está la nariz y los ojos en la parte superior de la misma. La boca se encuentra debajo de la nariz y las orejas una a cada lado de la cara.
Pero no sólo los seres humanos tienen la misma estructura y posición de sus órganos. Sucede lo mismo con los animales: las aves del cielo, los insectos, y los peces del mar. Hay una sutil diferencia en función de los rasgos de cada especie, pero básicamente todos tienen la misma estructura.
Más aún, tienen un similar aparato digestivo y reproductivo. La razón de esta semejanza es que todas las cosas fueron creadas y diseñadas por un único y solo Dios Creador.
La gente del mundo insiste en la teoría del Darwinismo, y niegan la creación de Dios. Pero si el hombre hubiera sido producto de la evolución, como ellos dicen, no tendríamos todos la misma estructura. Hubiéramos evolucionado con diferentes tipos de forma y estructura.
Además, si el creador no hubiese sido uno solo, el hombre y los animales no hubieran tenido la misma estructura y la misma ubicación de sus órganos. Y es porque, si hubiese habido varios creadores, hubieran hecho a sus criaturas con estructuras y funciones de acuerdo a sus preferencias.
Pero al constatar que casi todos los seres vivientes tienen una misma estructura y una misma función, podemos con toda seguridad comprender que todos ellos fueron exactamente diseñados y creados por un único Dios Creador.

Amados Hermanos:
Los Darvinistas dicen que los organismos vivos han evolucionado desde formas inferiores a formas superiores de vida.
No obstante en Génesis 1:21 se dice, “Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave halada según su especie. Y vio Dios que era bueno.”
También, en Génesis 1:25 se lee, “E hizo Dios animales de la tierra según su genero, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno.”
Con el transcurrir del tiempo, ha habido ligeros cambios en la forma y en lo externo, pero Dios creó todo según su propia especie. Los peces no pudieron evolucionar hasta convertirse en mamíferos, y los mamíferos entonces en aves. No es que los monos hayan evolucionado en seres humanos. Los monos fueron creados como monos y el ser humano como ser humano. Además, sólo el hombre fue creado como un ser que tiene espíritu, alma, y cuerpo a la imagen de Dios.
No importa cuanto se pueda parecer un mono a un hombre, nunca podrá creer en Dios ni darse cuenta de Su existencia ni adorarlo como el hombre lo hace, porque no tiene espíritu.
¿Podrá un mono buscar a Dios?\; ¿Sabrá que hay otra vida\; es decir, sabrá del cielo y del infierno, y procurará vivir una vida buena?
Además, cuando observamos la naturaleza, podemos ver una más clara evidencia de Dios Creador. La tierra rota sobre su propio eje en un día y se traslada alrededor del sol en un año, y la luna rota y se traslada alrededor de la tierra en un mes.
Por medio de esta rotación y traslación, se producen en la tierra, metódica y ordenadamente, ciertos fenómenos naturales. Tenemos el día y la noche y las 4 estaciones del año. También las fluctuaciones de la marea y la circulación del aire.
Y estos movimientos y la posición de los astros celestes están puestos precisamente para hacer más conveniente y apropiado el medio ambiente para la vida del hombre y de todo organismo viviente. La distancia entre el sol y la tierra y su órbita es siempre la más adecuada y conveniente.
Si el sol estuviese más cerca, el calor sería insoportable\; y si estuviese más lejos, habría demasiado frío. Incluso la distancia entre la tierra y la luna no puede ser mayor ni menor. La distancia actual es la mejor para los cambios en la marea. Y debido a la marea la temperatura y la humedad son reguladas y se producen numerosos fenómenos naturales. También hace que el viento sople y que las nubes se trasladen para que llueva en todo lugar. La luna no puede estar ni más lejos ni más cerca de lo que está ahora.
La tierra ha estado rotando y trasladándose de una forma tan metódica y ordenada sin el más mínimo error, a la distancia más conveniente, por un tiempo indefinido.
¿Usted cree que todo este orden se pudo haber producido por el llamado Big Bang o la Gran Explosión como algunos científicos insisten en afirmar?
¿Por qué no usa su sentido común? Si usted abre un reloj, se dará cuenta que en el interior hay muchas piezas sofisticadas que están ensambladas de forma muy precisa para hacer que el reloj ande. Supongamos que alguien le está mostrando esto y le dice: “Nadie ha hecho este reloj. Todas sus piezas has salido de un volcán en erupción y se han ensamblado por sí solas y por sí solas han comenzado a moverse y a funcionar. ¿Podría creer esto? A menos que sea un necio o insensato, jamás creería esto.
¿Cómo podría el movimiento del universo que es incomparablemente más complejo, preciso y perfecto que el de un reloj, ser resultado del azar o de la casualidad?
¿Cómo podría un universo tan complejo y elaborado moverse por sí solo, guardando un orden tan estricto y preciso?
Esto es posible sólo porque el universo y todo lo que hay en él ha sido diseñado y creado y es gobernado por la sabiduría de Dios.
Dios el Creador hizo todas las cosas con Su poder y con Su poder les da movimiento. Debido a que vemos y conocemos este tipo de evidencias, nadie puede tener excusa en el día del Juicio Final.
Nadie podrá decir, “No sabía que había un Dios”
Amados Amigos y Hermanos:
¿Por qué no cree la gente, aun cuando ven tan claras y palpables evidencias de la creación?
Es porque tienden a creer sólo lo que ven con sus ojos, tocar con sus manos, y entender con su conocimiento y pensamientos.
¿De dónde provienen, entonces, su conocimiento y sus pensamientos?\; ¿Los han tenido desde que nacieron?
Su conocimiento es adquirido al oír y aprender de aquellas personas que no creen en Dios. Y sus pensamientos provienen de este tipo de conocimiento.
Ellos ni siquiera intentan reconocer el hecho de que hay un Dios vivo invisible. No admiten las señales ni los prodigios que la Biblia registra.
Sin embargo, todas las palabras que la Biblia recoge son verdad en sí mismas. Es cierto que Dios creó los cielos y la tierra\; y que las señales, prodigios y los hechos milagrosos y poderosos en realidad tuvieron lugar.
Todas estas cosas sólo pueden ser efectuadas por Dios el Creador. Intentan negar la Biblia, ya que no es ni comprensible ni creíble para ellos por su limitado conocimiento y pensamientos. Pero las señales y las maravillas descritas en la Biblia son todas verdaderas. Juan 4:48 nos dice, “Si no viereis señales y prodigios”, Jesús les decía, “no creeréis.”
Los pensamientos y el esquema mental del hombre se derrumban cuando ven las señales y los milagros que van más allá de los límites del hombre.
En cuanto a ustedes, también, sus conocimientos, teorías, y estructuras mentales han sido derribados al observar estas señales, milagros y obras poderosas de Dios.
Cuando ellos experimentan algo hecho por el poder de Dios, que creían absolutamente imposible de suceder, sólo entonces pueden aceptar que solamente la Palabra de Dios es verdadera, aun cuando no concuerde con sus pensamientos.
Por eso, en la Biblia, Dios nos muestra que es un Dios vivo a través de numerosos hechos y milagros de Su poder.
Al Faraón y a sus oficiales en Egipto, Moisés les demostró al Dios vivo por medio de las 10 plagas. Elías hizo descender fuego del cielo e hizo que lloviera luego de 3 años y medio de sequía.
Jesús probó que es el Hijo de Dios por medio de señales, prodigios y milagros.
El apóstol Pablo sanó diversas enfermedades y dolencias, echó fuera demonios, y resucitó muertos en el nombre de Jesucristo.
Cuando las personas ven estos hechos que sólo pueden ser efectuados por Dios el Creador, incluso los incrédulos reconocen a Dios Creador. Aceptan el evangelio y al Salvador Jesucristo.
Incluso, en los tiempos que estamos viviendo hoy en día, estas obras de Dios son necesarias. El poder de Dios manifestándose en señales y milagros es la más sólida evidencia para que los incrédulos crean en el Dios vivo, el Creador.
Innumerables señales y prodigios han tenido lugar en esta Iglesia desde su fundación, y con el transcurrir del tiempo, mayores y más poderosos hechos se están produciendo.
Por ejemplo, enfermedades incurables como el cáncer y el SIDA, y dolencias e discapacidades físicas, todas estas han sido sanadas por el poder de Dios.
Estos milagros de sanidad han sido médicamente verificados por doctores en medicina en numerosos países como Filipinas, Honduras, India, Rusia, Alemania, y Perú entre muchos otros. A través de estas evidencias, infinidad de personas alrededor del mundo ha llegado a aceptar a Dios y a creer en Él con todo su corazón.
Incluso aquellos que dicen tener mucho conocimiento y los que han adorado ídolos han llegado a reconocer y admitir a Dios el Creador y a creer en Él al ver las obras del Dios vivo.
Realmente, hay tantos casos que podríamos citar. Pero permítanme tan sólo presentarles un par de ellos.
La diaconisa mayor, Eun Deum Kim de la Iglesia Manmin se quemó casi todo el cuerpo al derramársele agua hirviendo. Ella resultó con quemaduras muy severas en la mayor parte del cuerpo, excepto en su cara y manos.
Como pueden apreciar en la pantalla, la quemadura fue tan grave que bien pudo haber muerto, aun si era trasladada al hospital.
Lo que ahora están viendo no es el momento preciso cuando ella se quemó. Incluso sufrió una contusión cerebral, debido a que se cayó luego de quemarse. Por eso, no estaba consciente y no podía comer. Lo que ustedes están viendo ahora es luego de que Dios la sanara.
Al principio, le salieron muchas ampollas, y entonces, unas costras muy gruesas que parecían la corteza de un árbol de pino. Esta foto fue tomada luego de que las costras cayeran.
Pero cuando oré en el nombre de Jesucristo, la calentura de su cuerpo se fue y el dolor desapareció. Entonces, las células de los nervios, las venas, y la piel que se habían prácticamente cocido por el agua hirviendo comenzaron a reproducirse.
Debido a que las células se habían quemado, estaban totalmente muertas, y no podían ser regeneradas por ningún método humano.
Pero Dios el Creador, que creó al hombre, reprodujo completamente nuevas las partes quemadas.
No tomó nunca ninguna medicina ni fue al hospital, pero su cuerpo fue completamente sanado y su piel quedó como la piel de un bebe.
Su estómago, ambas manos, y muchas otras partes resultaron quemados.
En la mayoría de los casos, las personas quedan con horribles cicatrices aun después de haber sido sometidas a tratamientos en el hospital.
Pero, después de haber recibido mis oraciones, no le quedo ninguna cicatriz, a pesar que sus quemaduras fueron muy graves.
Además, no hubo dolor alguno mientras Dios estaba sanando. Y por supuesto fue GRATIS. Y también la curación fue muy rápida.
Actualmente, ella lleva una vida muy feliz y saludable, sirviendo al reino de Dios.
Hay muchos otros miembros de Manmin que han sufrido de graves quemaduras que, igualmente, han sido sanados al recibir con fe la oración de sanidad. En esos casos, todos ellos han sido sanados en forma rápida y sin que quede ninguna cicatriz, a pesar que no se aplicaron ninguna medicina.

En Julio del 2002, efectuamos una Cruzada Unida en Honduras a la que asistieron cientos de miles de personas, y un gran número de hechos asombrosos del poder de Dios tuvieron lugar durante esa Cruzada.
Permítanme contarles sólo uno de estos casos:
María Domínguez, que tenía entonces 12 años de edad, había perdido la vista de su ojo derecho a los 2 años de nacer, y le habían hecho un transplante de cornea.
Pero la cirugía no fue del todo exitosa, y por 10 años no pudo distinguir la luz. Pero cuando fue a la Cruzada en Honduras y recibió con fe la oración, ella pudo ver. Por el poder de Dios el Creador, quien hizo los ojos del hombre, sus nervios muertos fueron revividos.
Además de estos casos, hay tantas obras del poder de Dios que han tenido lugar en esta Iglesia. Ustedes pueden verlas por sí mismos en nuestra página WEB de Manmin TV y de otras organizaciones afiliadas a ésta.
Como podemos apreciar a través de estas evidencias, Dios verdaderamente está vivo y es el Creador, que ha hecho los cielos y la tierra y todo lo que hay en ella.
Por eso, tenemos innumerables expedientes e historias médicas de todos aquellos que en el mundo entero son sanados por la oración de sanidad.

Permítanme concluir el mensaje:
Amados amigos, el Salmo 53:1 dice, “Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, e hicieron abominable maldad. No hay quien haga el bien.”
Si hay aún personas que dicen que no hay un Dios todopoderoso, ¿Que dirán ellos de estas poderosas obras que se producen por medio de mis oraciones?
Nervios muertos son revividos, ciegos de nacimiento llegan a ver, los sordos pueden oír, los mudos hablar, los cojos y tullidos, y los que sufren de parálisis y polio vuelven a caminar, y muchas otras enfermedades, incluyendo la última etapa de cáncer, leucemia y SIDA, son sanadas. ¿Cómo se pueden explicar esto?
Además, las personas que no pueden concebir bebes son bendecidas dando a luz criaturas. Más aun, tan sólo enviándome sus fotos y orando sobre ellas, estas personas reciben estos milagros y son sanadas de sus enfermedades. ¿Cómo pueden explicarse esto?
Entonces, ¿Quién soy yo para realizar estos hechos si no hay un Dios Todopoderoso?
Los necios y los malvados procuran negar a Dios sólo porque no lo pueden ver.
Pero como he declarado y he dado testimonio en el mensaje de hoy, Dios realmente está vivo. La evidencia de Dios Creador claramente se ve en la naturaleza y en las obras de Su poder.
Eclesiastés 12:13 dice, “El fin de todo discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos\; porque esto es el todo del hombre.”
El deber y la obligación primera y original del hombre es asemejarse a Dios, ya que somos hechos a Su imagen. Y en Proverbios, Dios nos dice que el temor de Jehová es alejarse y abstenerse de todo tipo de mal. Nos dice que debemos tener temor a Dios y guardar Sus mandamientos. Es la obligación del hombre hacer lo que Dios nos dice que hagamos y no hacer aquello que Él dice que no hagamos, guardar y cumplir lo que nos manda a guardar y cumplir, y echar fuera lo que Él nos dice que debemos echar fuera.
Espero y es mi anhelo que ustedes ciertamente crean en Dios, tengan temor de Él, y cumplan con Sus mandamientos.
Cuando ustedes cumplen de esta forma con su deber de hombre, Dios el Creador los conducirá al reino de los cielos y responderá a sus oraciones y a los deseos de su corazón.
Dios con Su poder puede resolver incluso los problemas que son imposibles de resolver por el hombre.
Cuando reciba respuestas y bendiciones de esta manera, podrá predicar el evangelio a los no creyentes más firmemente, diciéndoles, “¡He conocido y he experimentado a Dios de esta forma!”.
Oro en el nombre del Señor que ustedes puedan experimentar y conocer las obras de Dios en su vida diaria y, de esa manera, puedan darle la gloria a Él.

Amen

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch