new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Espacio y Dimensión(4) - Espacio y Dimensión 4    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Isaías 43: 2
Date
   2008-12-21



2008.12.21. Servicio Dominical Vespertino
: Espacio y Dimensión ④
:
“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo\; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.”




Amados hermanos y hermanas en Cristo,

Esta es la cuarta sesión de la serie “Espacio y Dimensión.” En la sesión anterior les hablé acerca de las características del tercer cielo.

Les proporcioné asimismo algunos ejemplos del espacio de la tercera dimensión, la cual es como la tercera dimensión abriéndose en el primer cielo. En otras palabras, para que las huestes y ángeles que están en el reino de los cielos puedan descender hasta el primer cielo, deben estar cubiertos con el espacio de la tercera dimensión.

En esta sesión también les daré más ejemplos bíblicos de personas que recibieron ayuda de parte de los ángeles. Nuestro pasaje bíblico de hoy que se encuentra en Isaías 43:2 dice: “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo\; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.”

En la Biblia encontramos casos de personas que fueron en realidad protegidas del agua o del fuego, tal como lo establece el verso anterior\; y la Palabra de Dios nunca jamás cambia. Una vez que entendemos la justicia de Dios mediante los ejemplos de la Biblia, podremos experimentar lo mismo.

Anhelo que ustedes obtengan vida y fortaleza mediante este mensaje de tal modo que sean protegidos en este mundo en el que se dan tantos accidentes.




Amados hermanos y hermanas en Cristo,
Los hombres con integridad de espíritu quienes hayan cultivado sus corazones a plenitud son seres de la tercera dimensión completamente, por lo que el diablo enemigo y Satanás, quien se encuentra en la segunda dimensión, no podrá acusarlos ni tocarlos.

Pero en algunas ocasiones el diablo enemigo y Satanás incita a las personas quienes actúan en su carne, en un intento de causar daños a aquellos que no tienen pecados porque caminan en lo espiritual. En estos casos siempre existe una revocación de la situación.

Así como la oscuridad no puede vencer a la luz, una dimensión inferior no puede gobernar sobre las dimensiones superiores. Un ejemplo bíblico de esto encontramos en Daniel, quien fue lanzado al foso de los leones cuando llegó a ser primero ministro de Persia por causa de los planes maliciosos de aquellos que tenían envidia de él.

Pero en Daniel 6:22 dice: “Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente\; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo.”

El decir “su ángel, el cual cerró la boca de los leones” significa que estos fueron cubiertos por el espacio de la tercera dimensión. En el reino de los cielos, aun los animales como los leones son muy apacibles y mansos, y aun los leones terrenales llegan a ser mansos cuando son cubiertos por el espacio de la tercera dimensión.

Entonces, ¿qué pasaría si el espacio del tercer cielo desaparece?

Daniel 6:24 dice: “Y dio orden el rey, y fueron traídos aquellos hombres que habían acusado a Daniel, y fueron echados en el foso de los leones ellos, sus hijos y sus mujeres\; y aún no habían llegado al fondo del foso, cuando los leones se apoderaron de ellos y quebraron todos sus huesos.”

Pues veríamos que la violencia de los leones se apoderaría nuevamente de ellos.

La razón por la cual Daniel pudo permanecer intacto se debió a que estaba libre de pecado. Cuando la gente malvada intentó encontrar una falla en él, no encontraron nada por lo cual acusarlo a pesar de haber buscado en toda su vida y obras.

Vemos también que él oraba continuamente aun antes de que su vida se vea amenazada. Y todas estas cosas eran correctas de acuerdo a la justicia de la tercera dimensión\; por lo tanto, el foso de los leones fue cubierto con el espacio del tercer cielo y Daniel fue protegido.

Anteriormente algunos de los miembros de nuestra iglesia dieron testimonios como el siguiente: cuando visitaban las casas para evangelizar, algunas tenían perros grandes y fuertes. Pero al mostrarles la foto de mi persona a esos perros que ladraban fuertemente, dejaban de ladrar, bajaban su cola y se retiraban.

Podemos recordar que tales cosas también se hacen posibles en el espacio espiritual y debemos aplicar estos principios según sea necesario. Pero no debemos hacerlo como una prueba sin fe, como les expliqué antes, el espacio espiritual solamente se abre cuando encaja con la justicia.

Lo mismo sucede con los tres amigos de Daniel a quienes se los lanzó al horno ardiente por el hecho de no adorar a los ídolos. El rey solicitó que el horno esté siete veces más caliente de lo usual, al punto que los hombres que se acercaron al horno para lanzar a los tres hombres murieron quemados.

Siendo así, ¿que tendría que haberles ocurrido a estos tres hombres? Pues tendrían que haber muerto quemados instantáneamente.


Mas en Daniel 3:24-25 dice: “Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño\; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses.”

Cuando los tres hombres fueron sacados del horno, vieron que “el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado\; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían.”

Los tres amigos de Daniel fueron protegidos por completo aun estando en fuego ardiente\; esto fue posible porque ellos fueron cubiertos con el espacio espiritual. Podemos deducir esto por el hecho de que había otro hombre con aspecto similar al de hijo de los dioses.

Existe solamente un Dios, pero el rey Nabucodonosor dijo “dioses” ya que él estaba adorando a dioses gentiles.

Por tanto, ¿quién era esta persona con aspecto similar al de hijo de los dioses?

Era Dios el Espíritu Santo.

Él mismo vino para proteger a los tres hombres\; por consecuencia, si Dios el Espíritu Santo estaba ahí, significaba que el espacio de la cuarta dimensión estaba abierta.

Otro hecho interesante es que aquellos tres hombres fueron lanzados al horno estando atados fuertemente, pero en el fuego aquellas ataduras desaparecieron. Esto significa que las ataduras que los ataban permanecieron en el espacio física y fueron quemadas por el fuego.

¿Acaso no les recuerda todo esto aquellos testimonios que se escuchan a menudo en nuestra iglesia?

Por ejemplo, algunos automóviles han sido terriblemente destruidos en accidentes de tránsito, pero nuestros miembros que estuvieron en ese automóvil salieron ilesos.

A aquellos que guardan el Día del Señor, que diezman con santidad, y que no cometen obras de la carne que guían hacia la muerte, Dios los protege aun en los accidentes de tránsito muy peligrosos.

Entonces, ¿cuál es la razón por la que Dios no previene el accidente de tránsito en sí?

Es debido a que los conductores infringen la justicia de una u otra manera, ya sea con el exceso de velocidad, el ignorar las señales de tránsito, o el quedarse dormido. Este fue el caso del accidente de tránsito del minibús de la Iglesia Manmin Daegu en 1997. El minibús era para 12 pasajeros, pero llevaba 17 y se lo estaba conduciendo a velocidad excesiva en una avenida.

Había un servicio de aniversario de la Iglesia Manmin Masan donde yo iba a predicar, y ellos no querían llegar tarde. Mientras recorrían a gran velocidad, la llanta derecha trasera explotó, y el bus dio tres vueltas después de atravesar el parterre central de la avenida.

En un accidente tan grave como este, la mayoría de personas resultan gravemente heridas y algunas mueren, pero en aquel accidente solamente 1 persona resultó herida y las otras 16 salieron ilesas. Una mujer, quien estuvo en su tercer mes de embarazo, fue lanzada por la ventana, pero al caer sintió como si alguien la estaba sujetando para evitar un gran impacto en su cuerpo. Al siguiente día ella recurrió al hospital para un chequeo médico, y el feto estaba bien.

Incluso la persona herida sanó cuando oré por ella después del servicio.
El minibús deposito en los autos viejos luego del accidente.

¡Pero escuchamos este tipo de testimonios muy a menudo!

Recientemente ocurrió un testimonio similar en los Estados Unidos. La esposa y el hijo del pastor de nuestra iglesia filial tuvieron un accidente y su automóvil quedó muy destruido, pero ninguno de ellos sufrió daños.



Hermanos y hermanas,
Aquellos que experimentaron esos accidentes aún no habían logrado la plenitud de espíritu, entonces, ¿cómo fue que el espacio espiritual los cubrió?

En el caso de Daniel y sus tres amigos, ellos cumplían las condiciones de justicia a los ojos de Dios\; por ende, fueron cubiertos por el espacio espiritual en aquel momento por medio de la obra de Dios. Pero los miembros de nuestra iglesia están siempre protegidos aunque no hayan cultivado su espíritu a plenitud, ¿por qué razón?

Aun en la Biblia podemos ver casos en los que la gente era protegida en esferas espirituales a pesar de que no alcanzaban las condiciones requeridas. Por ejemplo, en Génesis 19 observamos a Lot y a los miembros de su familia siendo rescatados del fuego de la destrucción de Sodoma. Estando Lot indeciso, aun cuando la destrucción estaba cerca, los ángeles tomaron sus manos y las de sus familiares para sacarlos de la ciudad.

¿Cuál es la razón por la que Lot pudo recibir aquella gracia de parte de Dios?

Génesis 19:29 lo dice: “Así, cuando destruyó Dios las ciudades de la llanura, Dios se acordó de Abraham, y envió fuera a Lot de en medio de la destrucción, al asolar las ciudades donde Lot estaba.”

Es decir, debido a que Abraham fue llamado un amigo de Dios, Él cubrió a Lot y a los miembros de su familia con el espacio espiritual. Por lo tanto, la esfera espiritual que Dios hizo en memoria de Abraham fue el “espacio de Abraham.” Pero vemos que existe una diferencia entre aquellos que estaban protegidos dentro de la misma espacio.

Dios envió a sus ángeles a salvar a la familia de Lot y a que anunciaran que la destrucción estaba muy cercana. Lot también informó esto a los miembros de su familia, incluyendo sus futuros yernos, pero ellos lo consideraron como una broma, no le creyeron, y perdieron la oportunidad de salvación.

Asimismo, la esposa de Lot quien no pudo desligarse de su pronunciada conexión con el mundo, al ver que la ciudad estaba siendo destruida, miró hacia atrás y se convirtió en un pilar de sal.

¿Qué podemos deducir de esto?

Pues aunque el espacio espiritual esté abierta a través de un hombre con integridad de espíritu, aquellos que están dentro de esa esfera también deben mantener un nivel de rectitud para ser protegidos.

En el caso de los miembros de nuestra iglesia, ese nivel de justicia constituye el guardar el Día de Señor como un día santo y diezmar con santidad. También, de acuerdo a la medida de fe de cada uno, Dios requiere rectitud en cada individuo de manera diferente.

Si usted se encuentra en un tercer nivel de fe, no debe cometer obras de la carne que conducen a la muerte. Asimismo, incluso si usted se encuentra en el primero o segundo niveles de fe, nunca debe cometer pecados que sean una blasfemia contra el Espíritu Santo.

Ustedes, miembros de la iglesia, deben mantener un mínimo nivel de justicia de esta manera, para que puedan permanecer protegidos en el “espacio del pastor” aun en los accidentes graves. Ustedes no podrán estar protegidos si no cumplen a plenitud con las condiciones de rectitud de acuerdo a la medida de vuestra fe.

Permítanme darles más ejemplos de los miembros de nuestra iglesia quienes han sido protegidos por espacios espirituales.

Tenemos el testimonio del anciano Joog Ik Jeon, quien era un oficial de policía en el momento que era un creyente relativamente nuevo. Él se encontraba en un camión de escalera portátil que volcó y él fue forzado a una caída libre de 15 metros. Los demás policías que cayeron junto a él fueron heridos gravemente, pero él salió ileso y testificó que sintió una mano que lo sujetó al caer al piso.

En Abril de 2005 hubo un gran incendio forestal en Yang Yang, en la provincia de Kangwon. En aquel entonces la ciudad natal de uno de los miembros de nuestra iglesia estaba en esa área y su madre vivía ahí.

Este creyente supo del incidente por medio del noticiero televisivo así que condujo apresuradamente hacia su ciudad, y mientras conducía oró fervientemente al Señor. Cuando llegó a la entrada del pueblo, el fuego ya había consumido todo el lugar y ni siquiera podía acercarse a la casa de su madre.

Los habitantes del lugar no podían sacar ninguna de sus pertenencias de sus casas porque apenas lograban escapar. El fuego cesó temprano en la mañana del siguiente día, pero la aldea había quedado reducida a cenizas, pero de manera impresionante, la casa de la madre del creyente no sufrió daños en lo absoluto\; de hecho, aquella casa era la más cercana a las montañas, así que debía haberse encendido primero.

Además, había un tanque con GLP y uno con aceite en el patio, pero ninguno de estos se prendió\; y algo más que es muy impresionante fue que las vigas de madera tenían rastros de haberse prendido, pero de haber sido apagadas.

La casa de la madre de este creyente en su ciudad natal no se quemó en lo absoluto mientras que el resto de casas se quemaron totalmente.

De acuerdo a una persona que vio esta escena con ojos espirituales, un gran ángel había cubierto esta casa con sus dos alas, y el fuego no tocó esta casa\; la esfera espiritual es algo similar.

Recientemente un miembro de la Iglesia Manmin de Masan dio un testimonio similar. Él administra un almacén, y en el edificio que está junto a su almacén se prendió el fuego. Aquel edificio se quemó por completo, pero el almacén del creyente no sufrió daños en absoluto.

Una vez más observamos que el espacio espiritual cubrió el almacén de este creyente y el fuego no lo pudo quemar.
Hermanos y hermanas,
La segunda parte del verso bíblico de hoy dice: “Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” ¡Pienso que tiene mayor sentido para ustedes ahora!

Por otro lado, la primera parte del pasaje de hoy dice: “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo\; y si por los ríos, no te anegarán,” pues yo he experimentado este tipo de obra también.

Permítanme darles ejemplos bíblicos primero: Por supuesto conocemos acerca de la separación de las aguas del Mar Rojo por medio de Moisés, así como el desbordamiento del Río Jordán. Pero me gustaría hablarles de aquellos cuyas vidas fueron protegidas dentro de la esfera del apóstol Pablo, evento descrito en Hechos capítulo 27.

Cuando el apóstol Pablo fue enviado a Roma, su embarcación enfrentó una gran tempestad. Los marineros hicieron todo lo que pudieron para prevenir un naufragio, lanzando por la borda todo equipaje y provisión.

No obstante, no pudieron ver el sol ni las estrellas por muchos días, pues la tempestad continuaba y ellos perdían su esperanza de salvación. Entonces un ángel de Dios se le apareció al apóstol Pablo y en Hechos 27:24 leemos: “…diciendo: Pablo, no temas\; es necesario que comparezcas ante César\; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.”

Él compartió este mensaje con aquellos a bordo y lo que se dijo se cumplió. La embarcación no naufragó ni se averió, y ninguno de los tripulantes murió. La embarcación llegó cerca de una isla y desembarcaron ahí.

La razón por la que todos se salvaron incluso en medio de una gran tempestad fue el apóstol Pablo debido a que Dios cubrió la embarcación con una espacio espiritual y salvó la vida de los demás también.

Yo experimenté algo similar en Julio de 1986 mientras regresaba de la Isla Ulleng después del retiro de verano de Misión Luz y Sal.

En aquel entonces hubo una advertencia de tifón, así que se anclaron todas las embarcaciones. Hubo olas del tamaño de las casas a la orilla del mar, pero nos urgía regresar a Seúl ese día. Afortunadamente hubo un bote de pesca de calamar, así que decidimos ir a otro puerto en la Isla Ulleng donde podíamos conseguir un transportador hasta Pohang.

Mientras nos adentrábamos en el mar, no podíamos ver ninguna otra embarcación o bote. Pasábamos en medio de olas tan grandes que parecía que íbamos por túneles, pues las olas eran inmensas.

En medio de esta situación empezamos a alabar a Dios con gozo sincero. Lo impresionante fue que las olas inmensas venían contra nosotros, pero al acercarse a nuestro bote, no lo pegaban sino que se dividían en dos y cambiaban de dirección.

Durante una hora entera pudimos observar esta escena donde las olas que eran del tamaño de casas corrían hacia nosotros pero cambiaban su dirección justo antes de golpearnos. Ahora entendemos por qué esas olas no golpearon nuestro bote, pues era imposible ya que estaba cubierto con espacios espirituales.

En la siguiente sesión les hablaré acerca del espacio de la cuarta dimensión, pero hay algo más que debo añadir hoy: en los casos donde Dios el Espíritu Santo quien estuvo con los tres amigos de Daniel en el horno ardiente, y en el de los ángeles que descendieron a la casa de Lot en Sodoma, vemos que fueron vistos con claridad por los humanos.

Usualmente se puede ver seres espirituales como los ángeles solo con nuestros ojos espirituales abiertos\; pero los habitantes de Sodoma, así como el Rey Nabucodonosor y sus siervos, vieron a estos seres espirituales a pesar de que sus ojos espirituales no estaban abiertos. Asimismo, el ángel que sacó a Pedro de la prisión no fue simplemente una visión sino que lo vio con sus ojos físicos.

Tal como en los casos descritos, cuando los seres espirituales son observados con ojos físicos, no significa simplemente que éstos están cubiertos por el espacio de la tercera y cuarta dimensión\; es necesario que exista un nivel mayor del uso de el espacio espiritual, y les hablaré más al respecto en la próxima sesión.




Amados hermanos y hermanas en Cristo,
En el tiempo de Dios el Padre, Él nos está enseñando acerca de esferas y dimensiones. Además está proporcionando a los miembros de la iglesia la gracia de experimentar los espacios espirituales, por tanto ustedes tendrán este tipo de experiencias con más frecuencia en el futuro.

Pero según lo que les expliqué anteriormente, ustedes también deben mantener un nivel mínimo de rectitud de acuerdo a la medida de su fe. Asimismo, ustedes recibirán abundante misericordia en el espacio espiritual a la medida en que se sumerjan en lo espiritual y en la plenitud de espíritu con su amor por Dios el Padre.

¡Yo ruego en el nombre del Señor que ustedes reciban esta gracia y bendición en gran manera!

(Amén)

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch