new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Estudio Biblico(10) - Los Dones del Espíritu Santo    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   
Date
   2008-12-27



Capítulo 10
Los Dones del Espíritu Santo


1. Dones Espirituales y Beneficiosos del Espíritu Santo
Cuando los hijos de Dios que han recibido el Espíritu Santo oran fervientemente y siguen los deseos del Espíritu Santo, no solo serán llenos del Espíritu Santo sino que también Sus dones los caracterizarán.

Los Dones contenidos en la Biblia son obras especiales que se hacen dentro del amor de Dios. Es decir, estos constituyen las cosas diversas que suceden a los creyentes a través de la gracia de Dios.

1 Corintios 12:4-7 dice: “Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.”

Asimismo, 1 Corintios 12:31 dice: “Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.” En 1 Corintios 7:7 dice: “Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo\; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro.”
Por consiguiente, nosotros debemos anhelar los dones mayores, pero debemos descubrir los que Dios ya nos ha permitido tener y usarlos como buenos mayordomos.

Romanos 12:6-8 dice: “De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe\; o si de servicio, en servir\; o el que enseña, en la enseñanza\; el que exhorta, en la exhortación\; el que reparte, con liberalidad\; el que preside, con solicitud\; el que hace misericordia, con alegría.” En 1 Pedro 4:10 dice: “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.”

Igualmente, los dones del Espíritu Santo son beneficiosos y espirituales. Es el don de Dios que se nos concede por Su gracia, para que cumplamos con la voluntad de Dios.


2. Tipos de Dones del Espíritu Santo
1 Corintios 12:7-11 dice: “Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría\; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu\; a otro, fe por el mismo Espíritu\; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros\; a otro, profecía\; a otro, discernimiento de espíritus\; a otro, diversos géneros de lenguas\; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.”


El mismo Espíritu se manifiesta en diferentes tipos de dones a fin de beneficiarnos. Ahora, consideremos los dones del Espíritu Santo mencionado en 1 Corintios 12.

1) Don de Palabra de Sabiduría
El don de palabra de sabiduría es para escuchar la Palabra de Dios, por tanto úselo sabiamente para dar vida y fe, y para guiar sabiamente a las personas hacia el camino de la vida eterna.

Aquellos que reciben este don no hablan por si mismos sino lo que habla el Espíritu Santo. Así que ellos pueden cambiar el corazón de otras personas y pueden dar fortaleza y esperanza, así como gozo y gracia para que puedan vencer a este mundo. Por lo tanto, aquellos que están enseñando en la iglesia deben recibir este don de palabra de sabiduría.

Recibiremos sabiduría de lo alto a la medida en que desechemos la maldad y lleguemos a santificarnos. Entonces, si nosotros batallamos contra el pecado, poseemos amor espiritual y enseñamos a las almas con palabras de sabiduría, podremos guiar a muchas almas en el camino correcto.

2) Don de Palabra de Conocimiento
Un bebé recién nacido tiene células cerebrales pero ningún conocimiento guardado en ellas\; pues van adquiriendo el conocimiento a través de las cosas que ven, escuchan y aprenden de sus padres y del medio ambiente, las cuales son registradas en sus células cerebrales. Entre las partes de su conocimiento, existen partes correctas e incorrectas ante los ojos de Dios.

El don de palabra de conocimiento es completa y espiritualmente para entender la Palabra de Dios que está escrita en cartas, para comprender la ley del reino espiritual, y para entender el corazón del Padre haciéndolo parte de nuestro corazón.

Pero debido a que la Palabra de Dios ha sido escrita por inspiración del Espíritu Santo (2 Pedro 1:21), no podemos entenderla o hacerla parte de nosotros sin la ayuda del Espíritu Santo. Por lo tanto, para tener palabra de conocimiento, nuestros ojos espirituales deben abrirse con la ayuda del Espíritu Santo, pues si estos no están abiertos, nosotros sólo podremos entender literalmente la Palabra de Dios y no podremos comprender el verdadero significando espiritual. Por el contrario, si nosotros guardamos la Palabra de Dios espiritualmente en nuestro corazón con nuestros ojos espirituales abiertos, nosotros podremos sumergirnos en un nivel espiritual.

Por consiguiente, cuando entendemos la Palabra de Dios, la hacemos parte de nosotros, la enseñamos y la ponemos en práctica con la ayuda del Espíritu Santo, ésta se vuelve una palabra espiritual y es ahí cuando podemos decir que hemos recibido el don de palabra de conocimiento.



3) Don de Fe
No podemos ganar fe por nuestras propias fuerzas porque es un don que solamente Dios nos puede conceder.

Dentro de la fe existe la fe como conocimiento, esto representa el saber la Palabra de Dios, y la fe espiritual que es concedida por Dios. Podremos comunicarnos con Dios y recibir respuestas de su parte solamente si tenemos fe espiritual.

Para tener este tipo de fe, debemos poner constantemente en práctica la palabra que poseemos como conocimiento. Para esto, debemos recibir la llenura del Espíritu Santo a través de las oraciones. Si nos despojamos sucesivamente de aquellas cosas en nosotros que están en contra de la verdad, y si en lugar de aquello ponemos la verdad en nuestro corazón y la llevamos a la práctica, recibiremos la fe espiritual proveniente de Dios.


4) Don de Sanidad
El don de sanidad es para sanar una enfermedad mediante la oración cuando alguien está padeciendo por el dolor o está teniendo dificultades con el funcionamiento del organismo o debido a gérmenes.

Si una persona que conoce la Palabra de Dios se enferma, es por que ha cometido un pecado por un mal entendimiento de la verdad o porque no pone la verdad en la acción (Éxodo 15:26).

Este tipo de persona se sanará de la enfermedad si él se arrepiente y ora con fe por si mismo o al recibir la oración de otra persona que tenga el don de sanidad. Aparte de esto, uno puede recibir la sanidad de una enfermedad a través de la oración de amor porque la oración de un hombre justo puede lograr mucho.


5) Don de Obrar Milagros
El don de obrar milagros es diferente al don de sanidad. Este don constituye el hecho de manifestar algo que no puede ser realizado por habilidad humana. Por lo tanto, este don está relacionado con la sanidad de enfermedades clínicamente incurables o con discapacidades físicas, así como también el cambio de personalidad de un individuo o inclusive cambios climáticos.

Los personajes de la Biblia tales como Moisés, Juan, Santiago, Pedro y Pablo tenían un carácter fuerte antes de ser usados por Dios. Pero ellos fueron transformados en apóstoles de amor y lograron llevar a muchas personas hacia la salvación porque ellos recibieron el don de obrar milagros.

Si nosotros amamos a Dios llegaremos a amar a las almas y tendremos pasión por recibir el poder de Dios para llevarlas hacia la salvación. Luego oraremos y a través de las oraciones podremos recibir este tipo de don de obrar milagros.

6) Don de Profecía
El don de profecía es para edificar a la iglesia por medio de la inspiración de Dios sobre las personas a través del Espíritu Santo para comunicar eventos que han de venir.

Es por eso que 1 Corintios 14:1, 3 dice: “Seguid el amor\; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.”

La profecía se da por inspiración del Espíritu Santo solamente cuando es completamente necesaria y no es entregada a cualquiera en cualquier momento. Dios da este don a aquellos que viven en Su Palabra, se santifican, y oran mucho para comunicar las cosas que han de venir.

Por otro lado, aquellos que profetizan lo hacen para la edificación, ánimo y consolación de otras personas.


7) Don de Discernimiento de Espíritus
Cuando hablamos de “espíritus” podemos referirnos al espíritu de Dios o al espíritu del mundo. El discernimiento de espíritus sirve para discernir, de acuerdo con la voluntad de Dios, entre las cosas espirituales y las cosas carnales, entre la voz del Espíritu Santo y la voz carnal, entre la verdad y la falsedad, y entre la rectitud y la injusticia.

Por lo tanto, para discernir entre espíritus, debemos conocer la voluntad de Dios, pues no es algo que hacemos nosotros mismos, sino que es algo perfecto si nos dejamos guiar por el Espíritu de Dios dentro de Su poder.

Para que nosotros recibamos el don de discernimiento de espíritus, debemos demoler todos los pensamientos y teorías de falsedad, y tomar cautivo cada pensamiento para someterlo a Cristo. Cuando nuestra obediencia sea plena, podremos entrar en el corazón de Dios y entender Su voluntad\; por ende, podremos comprender las reglas del reino espiritual y recibir el don de discernimiento de espíritus.

Entonces, ¿cómo podemos discernir entre el espíritu de verdad y el espíritu de error o falsedad?

Jesús dijo acerca de los últimos tiempos en Mateo 24:4-5, “Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo\; y a muchos engañarán.” Los hijos de Dios no deben dejarse engañar sino deben ser capaces de discernir entre el espíritu de verdad y el espíritu de error, y deben únicamente seguir el espíritu de verdad y actuar en la luz.

1 Juan 4:6 dice: “Nosotros somos de Dios\; el que conoce a Dios, nos oye\; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.” Aquellos que pertenecen a Dios escuchan la palabra de verdad, mas aquellos que pertenecen al mundo escuchan la palabra de este mundo y no la palabra de verdad. Por lo tanto, si uno escucha la palabra de verdad, pertenece al espíritu de verdad\; por el contrario, si uno no escucha la palabra de verdad, pertenece al espíritu de error.

Ser engañado significa tener la mente incierta y ser hechizado por algo, es aceptar la perturbación de Satanás a la magnitud que uno no puede controlarse. Por consiguiente, nosotros debemos levantarnos firmemente en la verdad para no ser engañados, para seguir sólo el espíritu de verdad, y para actuar en la luz.


8) Don de Diferentes Tipos de Lenguas
Hablar en las lenguas es un don presentado a aquellos que han recibido el Espíritu Santo, y es la oración del espíritu de uno (1 Corintios 14:14). Dios quiere dar este don a todos Sus hijos y todos pueden recibirlo (1 Corintios 14:5).

Entonces, ¿cómo podemos recibir el don de hablar en lenguas?

Si clamamos en oración de acuerdo con la Palabra de Dios, recibimos la llenura del Espíritu Santo\; es principalmente en ese momento, que podemos recibir el don de hablar en las diferentes lenguas.

La oración puede clasificarse en: oración de corazón, que es la que se pronuncia en nuestro idioma ordinario\; y oración de espíritu, que es la que se pronuncia en lenguas. Lo mejor es orar combinando ambas. Hablar en lenguas es orar en el espíritu\; aunque nosotros no entendemos, se está intercediendo por cosas espirituales y para que nuestro espíritu se enriquezca. La oración de corazón es pedir por nuestros anhelos y a través de esta oración podemos llevar fruto (1 Corintios 14:14-15).


9) Don de Interpretación de Lenguas
Debido a que nosotros no oramos en lenguas para las personas sino para Dios, nadie las puede entender. Por eso la Biblia insiste que aquellos que oran en lenguas pidan por el don de interpretación.

El don de interpretación de lenguas se concede cuando uno está lleno del Espíritu Santo y recibe Su inspiración… ¡no se concede fácilmente! Pues se concede a aquellos que han entrado a un nivel de santificación asemejándose al Señor o a aquellos que pueden desechar sus propios pensamientos para seguir la voluntad especial de Dios.

Según hemos visto, los dones del Espíritu Santo son útiles. Los hijos de Dios quienes tienen su ciudadanía en el reino celestial deben anhelar, pedir y usar los dones que son concedidos a cada uno según la voluntad de Dios para glorificarlo y llevar a muchas almas hacia la salvación.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch