new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Mensaje Corto(0) - Los Últimos Tiempos (1 Temas de Oración del 2008)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Mateo 24:3-14
Date
   2007-12-31



Título: Los Últimos Tiempos

Lectura Bíblica: Mateo 24:3-14
[3] Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?
[4] Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
[5] Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.
[6] Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
[7] Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
[8] Y todo esto será principio de dolores.
[9] Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
[10] Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
[11] Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;
[12] y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
[13] Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
[14] Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

1 Pedro 4:7
Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.


Amados hermanos y hermanas en Cristo.

Esta noche voy a entregarles el mensaje que lleva por título “El Tiempo Final” como primer tema de oración del año 2008.

¿Por qué es entonces que Dios nos da esto como el primer tema de oración para el año 2008?

Esto es porque Él nos ama.

A veces, los estudiantes toman exámenes en forma sorpresiva sin previo aviso de los profesores.

Los que con frecuencia estudian bien, obtienen buenos puntajes.

Imagínese si otros no estaban preparados para aquel momento.

Los estudiantes del segundo grupo se pondrían nerviosos al verse sorprendidos por un examen inesperado y recibirían calificaciones bajas.

¿Pero qué tal si los estudiantes fuesen advertidos de que el examen se llevará a cabo?

Entonces, no sería posible que los alumnos reprueben el examen.

Del mismo modo, Dios nos ha permitido conocer repetidas veces sobre el los últimos tiempos del mundo.

Él ha preparado para que nosotros recibamos el Día de la Venida del Señor sin que seamos sorprendidos, sino más bien que lo esperemos con gozo.

Por un lado, si usted aun no se ha preparado como novia del Señor, la voluntad de Dios desea que despierte ahora.

Por otro lado, si se ha preparado para ese momento diligentemente, Él quiere que se esfuerce para alcanzar esa meta.

En una palabra, la razón por la que Dios nos da el mensaje titulado “Los últimos Tiempos”, como primer tema de oración, es porque necesitamos prepararnos de esa manera.

Los animo a estar más alertas y a entrar al espíritu en este año.

También, les pido que se preparen para el fin de este mundo en forma más apropiada.

Amados hermanos y hermanas en Cristo,

El pasaje de esta noche, Mateo 24:5-14 nos habla acerca de varias señales para el fin del mundo.

Hablando en forma precisa, esta es la señal de la segunda venida del Señor, y del fin de esta era.

“Los últimos tiempos” y el “el fin del siglo” tienen significados diferentes.

“Los últimos tiempos” se refiere al periodo que empieza con la Ascensión de Jesucristo hasta Su regreso.

Y “El fin del siglo” se refiere al tiempo del regreso del Señor, y un poco más exacto se refiere al momento en que la venida del Señor está por ocurrir.

Así que estamos viviendo en la era del fin del siglo en el mismo periodo de los últimos tiempos.

Los discípulos de Jesús le preguntaron sobre las señales del fin del siglo.

Ahora, por medio de la respuesta de Jesús a sus discípulos, veamos cuán cerca está el fin del siglo.

El versículo 6 dice, “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.”

A lo largo de la historia del hombre, han habido guerras, grandes y pequeñas.

Pero la guerra de la que Jesús hablaba no era una guerra común.

La Guerra, en este pasaje, se refiere a una Guerra mundial en la que muchos países de todo el mundo se verán involucrados.

En este versículo, Jesús mencionó la misma palabra “guerra” dos veces.

Esto significa que la Guerra mundial se daría por dos veces.

Al final, Jesús hace mención diciendo, “Cuando vean estas señales sabed que el tiempo está cerca aun cuando esto sea el fin del siglo.

Tal como Jesús lo había profetizado, en el siglo 20, hubieron dos guerras mundiales.

Y desde el año 1945, tiempo en que la segunda Guerra mundial terminó, ya han pasado más de 60 años.

Esto quiere decir que el último día ahora está mucho más cerca.

La segunda mitad del siguiente versículo 7 dice, “y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.”

Tal vez muchos de ustedes piensen y digan, “¿Quién pasará hambre hasta morir en esta época en la que hay civilizaciones tan modernas?”

Las estadísticas dicen que un aproximado de 854 millones de personas en todo el mundo se acuestan cada noche sin antes haber saciado su hambre.

Y 40,000 niños mueren cada día de hambre o por la carencia de nutrientes.

El número de los que mueren de hambre por cada año ha crecido a 4 millones.

Una de las causas principales es porque la hambruna y las disputas y guerras han hecho que los precios de las cosechas se eleven en forma abrumadora.

Las imprudentes destrucciones que el hombre ha causado sobre la naturaleza han contaminado todos los contornos de la tierra y como consecuencia ha ocasionado el calentamiento global.

Y a esto le han seguido los cambios de la temperatura ambiental y el clima, y los desastres naturales han crecido en la misma magnitud.

Sequías, inundaciones, terremotos, tormentas, tsunamis, y muchos otros desastres inesperados están sucediendo alrededor del mundo llegando más allá de los cálculos científicos.

En particular, tal como Jesús lo profetizó, los terremotos son cada vez más desastrosos.

Los Terremotos ocurren cada vez en forma más frecuente y se hacen más intensos que nunca antes.

Permítanme hablarles sobre una señal más del fin de los tiempos de las que Jesús predijo.

En Mateo 24:14 Jesús dijo, “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.”

El evangelio de los cielos empezó en Israel, y en primer lugar, fue predicado en Europa.

Hasta hoy en día, este evangelio ha sido predicado en América, Asia, África y en muchos otros lugares.

Pero, irónicamente, el evangelio del cielo no ha sido predicado a los Judíos Ortodoxos.

Ellos no reconocen a Jesús el Salvador, a quien sus padres crucificaron, y ahora todavía están esperando al Mesías.

Esa es la razón por la que cuando habla del destino final y la parte más recóndita de la tierra se refiere a Israel.

Pero la expansión del evangelio celestial apenas acaba de empezar en la parte más remota de la tierra.

Y en el futuro, el evangelio de Jesucristo será predicado incluso a los Judíos Ortodoxos.

Cuando usted vea que las señales ocurren, deberá darse cuenta que el día de la segunda venida del Señor y el fin de los tiempos está muy cerca.

Amados hermanos y hermanas en Cristo,

Luego que Jesús explicara a Sus discípulos sobre las señales de los tiempos del fin, Jesús añadió los siguiente.

En el versículo 44, Jesús dijo, “Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.”

El fin del siglo ya ha sido destinado por Dios, y nosotros sólo no acercamos aceleradamente a aquel día.

Pero nadie puede saber cuando será el último día de cada persona.

Muchos de ustedes recibirán aquel último día sin haber pasado por accidente o enfermedad alguna.

Sin embargo, nadie sabe lo que sucederá mañana.

Si Dios llamara su espíritu luego que terminado este servicio se vaya a acostar, tendrá que regresar al cielo.

Ninguno de ustedes puede saber lo que sucederá mañana o pasado mañana.

Por lo tanto, debe estar siempre alerta y preparado para recibir el fin del siglo.

Nunca debe pensar diciendo, “ah, ayer no vino, y hoy tampoco lo hizo, y probablemente no vendrá mañana, así que como todavía esto sucederá luego de algún tiempo, todavía disfrutaré del mundo un poco más.”

En el capítulo 25 del libro de Mateo, Jesús hizo una ilustración de las diez vírgenes y nos instó a estar alertas todo el tiempo.

Este capítulo ilustra al Señor que viene de regreso como el novio, y a los que creen en el Señor los ilustra como las novias vírgenes.

Diez vírgenes esperaban al novio.

Cinco de ellas eran prudentes, pero las otras cinco eran insensatas.

Las insensatas tenían sus lámparas pero no tenían suficiente aceite en ellas.

Las otras cinco prudentes tenían ambas cosas, lámparas y aceite.

Por cierto, el novio había tardado.

El tiempo había pasado, pero a media noche, llegó el novio.

Las cinco vírgenes prudentes encendieron sus lámparas y salieron a recibir al novio.

Pero las cinco vírgenes insensatas tuvieron que salir a buscar aceite para encender sus lámparas.

Y mientras eso, la puerta donde se celebraba la boda fue cerrado.

Más tarde, las vírgenes insensatas llegaron trayendo sus lámparas y aceite consigo y llamaron a la puerta diciendo, “Señor, Señor, ábranos la puerta”.

Más el novio respondió diciendo, “De cierto os digo, que no os conozco”.

Al final de esta parábola, Jesús habló las últimas palabras.

En el versículo 13, Jesús dijo, “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.”

Amados hermanos y hermanas en Cristo,

En esta parábola, el novio llegó a media noche.

Él no llegó por la tarde, ni tampoco de madrugada, sino a media noche.

La medianoche es el momento más oscuro de las 24 horas, y normalmente a esa hora ya toda persona duerme.

En lo espiritual, la noche, se refiere a “la Oscuridad” y a “los pecados y maldades” causados por el enemigo el diablo.

La venida del novio a media noche, quiere decir que nuestro Señor Jesucristo vendrá nuevamente al final de los tiempos, cuando todos estén soñolientos y la pecado y las maldad en el mundo estén en un nivel incontrolable.

En estos últimos tiempos en los que vivimos.

La injusticia crece y el amor de mucha gente se va enfriando.

No es fácil encontrar la luz espiritual, ni la verdadera bondad ni el verdadero amor en ningún lugar.

A pesar de este mundo pecaminoso, nuestro Dios Padre nos está guiando hasta que alcancemos a convertirnos en esas cinco vírgenes prudentes.

Y nos ha guiado a preparar el aceite espiritual y a entrar al espíritu.

Desde la fundación de nuestra iglesia, él ha venido enfatizando acerca de la santificación.

Y me ha permitido predicar el mensaje de los cinco niveles de fe y nos ha ayudado a medir nuestra fe.

Y nos ha revelado muchas cosas sobre el cielo y el infierno.

Nos ha permitido tener un propósito definido de nuestra fe.

Por medio de los mensajes sobre el Apocalipsis, nos ha permitido tener conocimiento acerca de los 7 Años de Gran Tribulación y nos ha ayudado a estar alertas en el espíritu.

¿Qué tanto se ha preparado usted hasta este momento para recibir al Señor?

¿Hay alguien de entre ustedes que todavía está dormitando espiritualmente?

¿Hay alguien de entre ustedes que piense y diga, “Todavía tenemos tiempo porque al menos no vendrá hasta mañana”?

Si tiene ese pensamiento, su fe actual es la misma que la que tenía hace uno o dos años atrás.

Si no despierta ahora, dentro de uno o dos años, su fe será la misma de hoy.

Es difícilmente aceptable que usted guarde su fe, pero el no crecer o avanzar ahora, hará que su fe retroceda.

Nuestro Dios Padre desea que cada uno de ustedes pueda recibir al Señor tal como lo hicieron las cinco vírgenes prudentes.

Esa es la razón por la que Dios les ha dado el tema de oración que lleva por título “Los últimos tiempos” porque todos tienen que despertar.

Y lo dio como el primer tema de oración porque es un tema demasiado importante.

Sin importar lo fervientemente que lo advirtamos sobre los últimos tiempos, los que no han despertado piensan que la venida del Señor tardará.

Y cuando venga el Señor, en aquel momento dirán, “Ha venido en forma muy inesperada y sin avisar.”

1 Tesalonicenses 5:2-3 dice, “Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.”

Espero que ninguno de ustedes experimente lo que dice este último versículo.

Si usted tiene una fe y meta verdadera en su camino hacia el nivel del espíritu perfecto, se sentirá apenado por los días que pasan.

Y esto sucede porque cuando pasa un día quiere decir que el tiempo del fin se acerca cada vez más.

Debe desechar los deseos carnales rápidamente e incitar su corazón a entrar al espíritu.

Y de esa manera hará lo mejor posible por ser más fiel a reino de Dios para así recibir mayores recompensas en el cielo.

Cuando este mensaje titulado “Los Últimos Tiempos” es predicado durante este Nuevo Año, espero que todos puedan despertar y así entrar al espíritu.

Hoy es el tiempo para que termine de preparar su aceite.

Para poder comprar aceite, uno debe trabajar y ganar dinero. Lo mismo sucede cuando necesita preparar el aceite espiritual.

¿Qué simboliza el aceite? Se refiere a su ser que es lleno del Espíritu Santo a través de sus oraciones.

Así que cuando alcance a estar lleno del Espíritu Santo por medio de sus oraciones, usted estará preparando su aceite.

Deberá clamar afanada y fervientemente en oración para recibir la llenura del Espíritu Santo.

Cuando usted ore de esa manera, podrá ser lleno del Espíritu Santo.

Y cuando ore bajo el poder del Espíritu Santo, podrá recibir fortaleza de lo alto.

Podrá recibir la fuerza para luchar contra el pecado y desecharlos. Podrá recibir la fuerza para vivir por la palabra de Dios.

Y podrá recibir la fortaleza para dejar la injusticia y la maldad, y así, podrá morar en la justicia y en la bondad.

Si deja de orar, perderá la llenura del Espíritu Santo.

Si el aceite se acaba, la llama se debilitará y finalmente se apagará.

Lo mismo sucede con la vida espiritual. Si deja de orar y deja su continuidad en llenarse del Espíritu Santo, la oscuridad lo destruirá.

Como no tendrá la fortaleza para vencer a este mundo, se verá comprometido con el mundo.

Luego, volverá a cometer pecados y así las tribulaciones y dificultades vendrán sobre usted.

¿Hay alguien de entre ustedes que piense que puede arrepentirse y librarse de esto?

Sin embargo no hay suficiente tiempo para arrepentirse de los pecados y salir de ello.

Ahora, no debe perder aceite, sino más bien debe llenar su lámpara de aceite.

Para preparar aceite, debe clamar en oración fervientemente y con gran sentimiento hasta sudar.

Sólo de esa manera podrá ser lleno del Espíritu Santo.

Si se encuentra lleno del Espíritu Santo, podrá vencer y gobernar sobre el mundo mediante la ayuda del Espíritu Santo.

Y el fuego del Espíritu Santo quemará toda naturaleza pecaminosa escondida en usted.

Por lo tanto, podrá prepararse y vestirse de lino fino, el cual es digno como para recibir al novio nuestro Señor Jesucristo.

Por lo tanto, los animo en el nombre de nuestro Señor Jesucristo a que en este Nuevo Año se preparen con el lino fino limpio y brillante.

Amados hermanos y hermanas en Cristo.

Esta noche hemos visto sobre las señales de los últimos tiempos y nos hemos dado cuenta cuan cerca está la segunda venida del Señor.

Y por medio de la parábola de las diez vírgenes, les he dicho que se mantengan alertas y preparen sus aceites.

En 1 Pedro 4:7, Dios nos habla diciendo, “Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.”

La razón por la que Dios los está animando a despertar sus corazones y a preparar sus aceites, es debido a Su gran amor.

Nuestro Dios Padre desea que guarden su todo espíritu, alma y cuerpo irreprensible hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo tal como cita en 1 Tesalonicenses 5:23.

Él no desea que ustedes sean sorprendidos y avergonzados en aquel día porque no se prepararon para recibir al novio, al igual que las cinco vírgenes insensatas.

No quisiera saber de que alguien de ustedes quien ha confesado su fe no pueda entrar al Banquete de Bodas y se quede en la tierra a pasar los 7 Años de Gran Tribulación.

Cuan triste se sentiría nuestro Dios si viera que alguien de ustedes se quedara a pasar la Gran Tribulación.

Los animo a tener presente en sus mentes, y que de ahora en adelante, preparen sus aceites.

Y les animo a orar fervientemente y a estar llenos del Espíritu Santo.

Y les digo que laven las ropas de sus corazones y se preparen con el lino fino y reluciente.

Oro para que cada uno de ustedes se ponga con coraje y gozo en los brazos del novio nuestro Señor, en el nombre del Señor Jesucristo he orado, Amén.
[Amén]


 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch