new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Mensaje Corto(0) - Santuario (3 Temas de Oración del 2008)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Éxodo 36: 2-7
Date
   2008-01-06



: “Santuario” (3ª Petición para el 2008)

: <Éxodo 36: 2-7>
“Y Moisés llamó a Bezaleel y a Aholiab y a todo varón sabio de corazón, en cuyo corazón había puesto Jehová sabiduría, todo hombre a quien su corazón le movió a venir a la obra para trabajar en ella. Y tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana. Tanto, que vinieron todos los maestros que hacían toda la obra del santuario, cada uno de la obra que hacía, y hablaron a Moisés, diciendo: El pueblo trae mucho más de lo que se necesita para la obra que Jehová ha mandado que se haga. Entonces Moisés mandó pregonar por el campamento, diciendo: Ningún hombre ni mujer haga más para la ofrenda del santuario. Así se le impidió al pueblo ofrecer más; pues tenían material abundante para hacer toda la obra, y sobraba”

<1 Crónicas 22: 1-5> “Y dijo David: Aquí estará la casa de Jehová Dios, y aquí el altar del holocausto para Israel. Después mandó David que se reuniese a los extranjeros que había en la tierra de Israel, y señaló de entre ellos canteros que labrasen piedras para edificar la casa de Dios. Asimismo preparó David mucho hierro para la clavazón de las puertas, y para las junturas; y mucho bronce sin peso, y madera de cedro sin cuenta. Porque los sidonios y tirios habían traído a David abundancia de madera de cedro. Y dijo David: Salomón mi hijo es muchacho y de tierna edad, y la casa que se ha de edificar a Jehová ha de ser magnífica por excelencia, para renombre y honra en todas las tierras; ahora, pues, yo le prepararé lo necesario. Y David antes de su muerte hizo preparativos en gran abundancia”


Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

En este nuevo año, como siempre, Dios nos ha dado cuatro peticiones para toda la iglesia.

Estas peticiones también son importantes para ustedes personalmente.

Al grado en que ustedes oren por ellas y que las cumplan, recibirán muchas bendiciones espirituales y materiales.

Esto se debe a que podrán marchar juntos en el fluir del espíritu que Dios está desplegando en nuestra iglesia.

Así que, su alma prosperará, y también participarán en el cumplimiento de la providencia de Dios al final de los tiempos.

Por medio de esto, disfrutarán de una mayor gloria y de mayores recompensas en el reino de los cielos mas adelante. Es por eso que les explico una por una cada una de las cuatro peticiones al principio del año.



Queridos hermanos y hermanas en Cristo, la tercera petición es ‘El Santuario’

Aquí, ‘El Santuario’ se refiere al Gran Santuario que nos fue entregado como una visión en el período inicial de nuestra iglesia. La mayoría de los miembros conocen muy bien sobre el Gran Santuario.

En este momento, primeramente, revisemos brevemente el significado del Gran Santuario.

Entonces veremos una vez más, cómo tendremos que prepararnos para el Gran Santuario.

Hermanos y hermanas, un santuario tiene un significado especial, y no puede ser comparado con ningún otro edificio de este mundo.

El Salmo 11:4 dice, “Jehová está en su santo templo; Jehová tiene en el cielo su trono; Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres”.

Un santuario es un edificio en este mundo físico, pero es un lugar apartado especialmente para Dios quien es espíritu. Él lo consagra como Suyo y pone Su nombre en él. Pone Su mirada y Su corazón en el santuario, y consuela a los que visitan este lugar. Además, en el santuario se predica la palabra de Dios y por medio de esta palabra, las almas son salvadas y su fe crece. El santuario es un lugar donde mora la gloria de Dios y es un lugar espiritual que da vida a muchas almas.

Y de manera especial, el significado del Gran Santuario es aún más profundo que el de cualquier otro santuario. No es uno más entre los santuarios de este mundo. Será construido para la providencia especial de Dios. Revisemos brevemente dos puntos principales en la providencia de Dios. Primero, el Gran Santuario es una remembranza que revelerá en este espacio físico la gloria de Dios quien está en un espacio espiritual. Es el mejor santuario de la historia humana para revelar la gloria y la dignidad de Dios.

De la base a la torre mide 70 metros, y el diámetro es de 600 metros. Este es realmente un edificio muy grande. Dios también nos ha hablado en detalle sobre la estructura y la decoración. Y estas también son las cosas más hermosas. Solamente con ver la apariencia externa de este majestuoso y bello santuario, la gente podrá sentir la gloria y la magnificencia de Dios.


Por supuesto, hay muchos santuarios construidos brillantemente en este mundo. Pero lo que Dios desea no es solamente la esplendidez externa del edificio del santuario. Tienen que haber las obras del Dios viviente dentro de este. Él desea un santuario donde el Fuego del Espíritu Santo esté ardiendo las 24 horas del día y donde las obras de vida sean evidentes. El Gran Santuario no será solamente magnificente en su exterior, las obras que se manifestarán en su interior también serán sorprendentes. La palabra de vida que revive a las almas y las ardientes obras del poder de Dios se manifestarán continuamente.

Desde la apertura de esta iglesia hasta hoy, nuestros miembros han estado experimentando las obras del poder de Dios que se han estado volviendo cada vez más grandes. Y ¿Cuánto más grandes serán las obras de poder para el tiempo en que construyamos el Gran Santuario?

Habacuc 2:20 dice, “Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de él toda la tierra”. Como ya se dijo, toda la tierra verá la gloria de Dios por medio de este Gran Santuario. Estará en una categoría de salvación donde reyes de las naciones vendrán con corazones anhelantes por Dios.

Segundo, el Gran Santuario es un símbolo que conmemora la victoria de Dios en la cultivación humana. La razón por la cual Dios creó a los seres humanos y los está cultivando es para obtener verdaderos hijos. Estas son las personas que aman a Dios con corazones verdaderos y con una fe perfecta y que pueden compartir sus corazones con Dios.

Y en el proceso de la cultivación de los seres humanos, Dios ha llorado. Él tuvo que entregar incluso a Su hijo unigénito a la cruz para salvar a los pecadores. Y aún cuando Él entregó a Su hijo unigénito, algunas personas siguen sin creer, y mejor se oponen a Dios. Incluso después de experimentar la gracia de Dios, la gente se aparta de Dios y van por el camino de la muerte.

Por un lado, Dios ha sufrido estas situaciones tan dolorosas, pero por el otro, también ha experimentado gran gozo. Muchas almas están caminando hacia el camino de la salvación. Y entre ellos están los hijos verdaderos de Dios, aquellos que realmente entienden Su corazón. Debido a que Dios desea esta clase de hijos, Él ha estado cultivando a los seres humanos y ha estado soportando toda clase de dolores.

Cuando el Gran Santuario haya sido construido, Dios será reconfortado por todo el dolor que ha tenido que atravesar. ¿Por qué es esto así? El hecho que el Gran Santuario sea construido significa que el propósito de la cultivación humana ha sido cumplido. Significa que llegaron sus verdaderos hijos de la fe que eran apropiados para construirlo.

El Gran Santuario no puede ser construido por cualquiera. Este no puede ser construido solamente porque alguien tiene dinero, autoridad o la tecnología para construirlo.
Solamente aquellos que reflejan el corazón de Dios, aquellos que están santificados, y que están calificados para construirlo, pueden hacerlo. Solamente cuando hay muchos hombres de espíritu, puede ser construido el Gran Santuario con sus manos. Y cuando éste esté finalmente completado, ¡Cuán gozoso estará nuestro Dios! Así que, Él será reconfortado por todo el sufrimiento que ha tenido por tantos años.

Queridos hermanos y hermanas en Cristo, entonces, ¿Cómo realizarán ustedes esta preciosa tarea de construir el Gran Santuario? El primer requisito que deben cumplir para construirlo es su santificación. No se trata de que vayamos a excavar el suelo y poner los ladrillos para construir el santuario.

Incluso la gran suma de dinero necesaria para la construcción será suministrada por reyes de las naciones y por muchos otros creyentes alrededor del mundo. Entonces, ¿Cómo es que la construcción del santuario será nuestra recompensa, siendo que será construido con el dinero de los reyes de las naciones?

Esto es porque el cimiento del Gran Santuario será nuestra fe y nuestro fervor. Como lo mencioné antes, el Gran Santuario no puede ser construido solamente con el dinero o la tecnología. Aún cuando alguien lo anhela mucho, tampoco pude ser construido solamente por el anhelo de hacerlo. Para poder cumplir con esta gloriosa tarea de la construcción del Gran Santuario, uno tiene que estar calificado.

Hermanos y hermanas, ahora, la entidad verdadera del Santuario Canaan, el cual es nuestro sexto santuario, está siendo revelada. Como el nombre lo sugiere, el Santuario Canaan es la tierra de las bendiciones y de descanso para nosotros. Dios está preparando bendiciones que no pueden ser comparadas con las anteriores.

Pero el recibir o no un verdadero descanso y bendiciones depende en su totalidad de sus corazones. Ustedes tienen que alcanzar la santificación del corazón y convertirse en vasijas apropiadas para recibir las bendiciones. ¿Qué fue lo que Dios le ordenó al pueblo de Israel cuando se dirigían a la tierra de Canaan?

Josué 3:5 dice, “Y Josué dijo al pueblo: Santificaos, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros”. Dios les ordenó que se santificaran y que se circuncidaran. Dios solamente desea darles una oportunidad para que ustedes mismos reconozcan esto y se encaminen hacia el espíritu más rápidamente.

Además, a través de esta reforma, tenemos que reconocer que clase de significado tiene Dios para la construcción del Santuario Canaan. El Santuario Canaan es el principio del Gran Santuario. Ustedes no deben pensar que les queda mucho tiempo para santificarse, solamente porque la construcción del Gran Santuario aún no ha empezado.

A través de la construcción del Santuario Canaan nos estamos ensayando para la edificación real del Gran Santuario.

De hecho, estamos aprendiendo las metodologías físicas y espirituales para la construcción del Gran Santuario, solamente que el tamaño es más pequeño. En este punto, aquellos que están recibiendo la dirección del Espíritu Santo tienen que tener diferentes anhelos por la santificación. Tienen que tener una ferviente esperanza pensando, “Yo deseo entrar al Santuario Canaan como una persona de espíritu que no tiene manchas ni defectos”. Mientras se aumenta el número de los que siguen esta clase de dirección y que están santificados, el Santuario Canaan será completado, y a la par de esto, el cimiento del Gran Santuario será alcanzado.

Queridos hermanos y hermanas en Cristo, a fin de que ustedes cumplan la tarea de construir el Gran Santuario, tienen que llenar el aroma con su anhelo.

En el pasaje de este día, Éxodo 36:2-7, vemos cómo los Israelitas se prepararon para el tabernáculo del Señor Dios. En ese tiempo, ellos ni siquiera estaban establecidos en un lugar, viviendo una vida cómoda. Estaban en el desierto, no tenían hogares ni tierra. Ni siquiera podían acumular dinero por la agricultura o por algún negocio.
Sin embargo, el pueblo anhelaba el tabernáculo de Dios y entregaron todo lo mejor que tenían. Cada mañana preparaban materiales para construir el tabernáculo y los traían a Moisés. Finalmente, él tuvo que decirles que ya no trajeran más materiales.

También en 1 Crónicas 22:1-5, podemos ver cómo el Rey David se preparó para la construcción del Templo. Él no podía construirlo él mismo, pero preparó cosas para que su hijo Salomón lo pudiera hacer. Él Preparó hierro, bronce, y madera de cedro en mayor cantidad de la necesaria para la construcción. Nosotros también tenemos que prepararnos con la misma clase de corazón. Esto no significa que ustedes tienen que preparar los costos financieros y de materiales para la construcción. Ustedes tienen que preparar los materiales espirituales. Por supuesto, cuando entregamos ofrendas a Dios con corazones anhelantes, Él las recibe con gozo, pero el aroma del corazón es mucho más importante.

La razón por la cual Dios nos permite entregar ofrendas para el Santuario Canaan en el primer momento del año era para aceptar el aroma de nuestros corazones. Las ofrendas entregadas a Dios con un anhelante aroma de los miembros será la semilla de fe para edificar el Santuario Canaan. Además, a través de esto, Dios nos dio grandes bendiciones y un mayor anhelo por la construcción del Santuario Canaan. Y hasta que completemos la construcción, lo más importante es el aroma de nuestro corazón. Lo que es muy importante, especialmente, es la oración ferviente. Tenemos que acumular aroma de oración incesantemente con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente, con toda nuestra alma y con todas nuestras fuerzas. Aunque no es visible, este aroma de oración es realmente el verdadero material para la construcción del Gran Santuario.

Dios dijo que el Gran Santuario sería construido a través del poder del pastor. Pero este no puede ser construido solamente con el poder de Dios a través del pastor. Hasta que las condiciones sean reunidas de acuerdo a la justicia de Dios, tenemos que almacenar oraciones.

Esta no es una oración hecha solamente como hábito o solamente con los labios. Tiene que ser un profundo aroma saliendo de todo nuestro corazón y anhelo. Solamente esa clase de aroma puede agradar a Dios, y este se convertirá en poder en el cumplimiento de la gran tarea del Gran Santuario. De acuerdo con el corazón ferviente y anhelante, el aroma de sus oraciones se convertirán todas en sus recompensas.

Desde el momento que Dios nos dio la visión del Gran Santuario, mi fervor y anhelo nunca se han enfriado hasta ahora. Siempre he tenido este fervor por construirlo. Para el cumplimiento de esta tarea, cada vez que movíamos la iglesia a otro edificio, oraba con toda mi vida. Además sembraba semillas de fe con toda mi energía.

¿Cuánto más no clamé a Dios Padre con esa clase de fervor y anhelo, preparándome para esa ofrenda? Oré con muchas lágrimas, con mucha esperanza, sintiendo que un día era como mil años.

Yo espero que ustedes piensen en esto una vez más. Espero que piensen sobre qué clase de anhelo tienen por el Santuario Canaan y por el Gran Santuario, y con qué clase de aroma agradarán a Dios.


Queridos hermanos y hermanas en Cristo, en nuestra vida Cristiana, en ocasiones escuchamos testimonios llenos de gracia sobre los edificios de las iglesias. Algunas veces han recibido grandes bendiciones después de construir una pequeña iglesia en el campo o que incluso sus hijos se volvieron muy prósperos. Esto nos indica que el significado de edificar una iglesia es tan grande, y Dios se siente muy complacido con ello. Cuando construimos un santuario, lo que Dios nos da a cambio como bendición es mucho más de lo que damos. Y es debido al amor de Dios Padre quien desea bendecirnos espiritualmente y materialmente.

Pero más tarde, recibieron más bendiciones que aquello que habían dado. Además, mientras orábamos por nuevos santuarios, Dios nos dio más y más fe.

Entonces, cuando completemos el Santuario Canaan y el Gran Santuario, ¡Cuán grandes serán las bendiciones! No solamente en esta tierra, sino también en el reino de los cielos, las recompensas serán mucho más grandes. Solamente por el hecho de que participaron en la construcción del Gran Santuario, obtendrán una inexpresable gloria en el reino de los cielos. Muchos ciudadanos del reino de los cielos les admirarán.

Dios nos ha entregado la tarea de la construcción del Gran Santuario para darnos estas bendiciones. Yo espero que ustedes reconozcan una vez más este amor de Dios. Espero que tengan un mayor anhelo y una mayor esperanza y que construyan el Santuario Canaan y el Gran Santuario. Ustedes deberían ser los héroes cuando ofrezcamos el Gran Santuario a Dios Padre.

Yo oro en el nombre del Señor para que ustedes puedan recibir todas las bendiciones que Dios ha preparado a través del Santuario Canaan y del Gran Santuario que será construido.
[Amén]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch